Del dia, Destacado, Noticias, Principal

TI sigue sin ser reconocido por el negocio

Las relaciones entre el negocio y los ejecutivos de TI nunca han sido sencillas, aunque parecía que iban haciéndose más fluidas y que muchos CIOs habían logrado hacerse un espacio en las filas ejecutivas empresariales. Sin embargo, un estudio de Forrester, basado en un sondeo a más de 600 ejecutivos de negocio de Norteamérica que trabajan para empresas con ingresos superiores a los 1,000 millones de euros, revela que todavía queda mucho que avanzar en esta línea. 82% de los entrevistados reconoció apoyarse en la tecnología para llevar a cabo sus tareas y 71% valoró a sus departamentos de TI por su eficiencia en el soporte de la tecnología crítica para el negocio. Tres cuartas partes consideran la tecnología importante en la mejora de la competitividad empresarial, pero alrededor de 60% cree que sus departamentos de TI no están siendo efectivos en este objetivo. “Aunque la tecnología es muy importante para las empresas, no se espera de estos departamentos que satisfagan, ni tengan éxito en satisfacer, las necesidades tecnológicas del negocio”, resume el informe. Parte del problema podría radicar en que los líderes de negocio no identifican a sus departamentos como los auténticos proveedores de la tecnología que soportan, aunque esto último lo hagan muy bien; es decir, se los saltan en su cadena de valor. Por ejemplo, 64% de los encuestados identificó a los proveedores de software empresarial tradicionales, como SAP y Oracle como su principal fuente de tecnología. 58% señaló como tales las aplicaciones de negocio desarrolladas internamente y 43% a terceros o desarrolladores contratados. En este sentido, Forrester subraya que, independientemente de la fuente de la aplicación, el personal TI interno es el más implicado en la elección de las soluciones TI que los ejecutivos utilizan. Los departamentos de TI también apoyan en otras áreas. Un ejemplo sería la mejora de la productividad de la fuerza de trabajo de los usuarios. Según Forrester, “78% consideran tal mejora como un motor de importancia crítica para el negocio, pero sólo 45% cree que sus responsables de TI están soportando tal objetivo muy bien o de manera excelente”.