Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Tecnología avanzada para el control de redes

OpenFlow, desarrollada por investigadores de la Universidad de Stanford, se encuentra actualmente en fase de prueba de concepto, pero algún día podría utilizarse en las redes empresariales para realizar ingeniería de tráfico, según Nick McKeown, profesor de ingeniería eléctrica y ciencia computacional de la universidad. La nueva tecnología forma parte de la iniciativa Clean Slate, puesta en marcha con el fin de buscar y aplicar técnicas de reingeniería para Internet capaces de mejorar su capacidad de respuesta, y ha sido concebida como una manera de probar nuevos protocolos de red sin interrumpir el funcionamiento de las aplicaciones en producción. La única alternativa existente hoy para realizar este tipo de pruebas es crear una infraestructura de red separada sobre la que llevar a cabo los experimentos, una opción cuyo principal inconveniente es el exigir una considerable inversión adicional. OpenFlow permite a los usuarios realizar dos cosas fundamentales: definir flujos y determinar el camino que éstos habrán de seguir a través de la red. Ambas cosas sin interrumpir el tráfico normal sobre ella. También permite definir políticas para encontrar automáticamente los caminos que cumplan ciertas características, como el disponer de un mayor ancho de banda, padecer menos latencia o introducir menos saltos de unos segmentos a otros, reduciendo así la energía requerida para que el tráfico llegue a su destino. Son tres los elementos que conforman la nueva tecnología: tablas de flujo instaladas sobre los conmutadores, un controlador y el protocolo propietario OpenFlow que permite al controlador comunicarse de forma segura con los conmutadores. Cisco, HP, Juniper y NEC han añadido OpenFlow a los conmutadores y routers utilizados en el proyecto, aunque la tecnología no está públicamente disponible. Esta semana se están realizando demostraciones del funcionamiento de OpenFlow en la conferencia Global Environment for Network Innovations (GEN) Engineering Conference, que se está celebrando en HP Labs, en Palo Alto. Para ello se ha configurado una red experimental entre California y Japón, utilizada por varios participantes de ambos países para jugar juntos a un juego informático de puntería. En este contexto, OpenFlow se está usando para localizar un servidor virtual sobre la red que permita minimizar los tiempos de latencia en la experiencia de cada jugador.