Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Texas Instruments no incluirá aún chips Quad Core en dispositivos móviles

Desde Texas Instruments argumentan que son varios los factores que les hace pensar que es pronto para implementar los chip quad-core en los dispositivos móviles. Avner Goren, gerente de la estrategia de procesadores OMAP de Texas Instruments destaca que “en primer lugar nos topamos con el apartado de costes de fabricación, seguidos de las limitaciones térmicas y de calor existentes en dispositivos tan compactos, lo que hace que no sea una opción viable, al menos por el momento”.

De este modo, Texas Instruments mantendrá su producción en la fabricación de procesadores de doble núcleo, que al combinarse con otros núcleos, como los chipset gráficos o GPUs de vídeo, optimizarán el rendimiento de los dispositivos móviles de forma equilibrada sin alterar aspectos de temperatura y consumos excesivos de energía.

Aunque Goren no descartó la fabricación de chips de cuatro núcleos, sí deja claro en sus declaraciones que es necesario que el software pueda sacar toda la ventaja de tener todos estos núcleos a su alcance, algo en lo que se debe trabajar.

Recordemos que otros competidores del mercado, como son Qualcomm y Nvidia, siguen presionando para que los chips de cuatro núcleos en dispositivos móviles se hagan realidad, indicando que la potencia de estos procesadores impulsará el despliegue de aplicaciones Web y mejora en rendimiento gráfico. El próximo procesador Tegra 3 de Nvidia, con nombre en código Kal-El ya ha sido anunciado por algunos fabricantes como elección para sus dispositivos Tablet. Recordemos que este chip dispone de cuatro núcleos principales y otro adicional, y que los primeros dispositivos en integrarlo se prevé que lleguen al mercado estas mismas navidades.

Los procesadores OMAP de TI (Texas Instruments) se utilizan en tablets como el PlayBook de RIM, así como en el Nook de Barnes and Nobles. También es posible verlos en Smartphone avanzados como es el caso del Galaxy S II de Samsung y el Motorola Atrix. En todos los casos han demostrado ofrecer una excelente autonomía para el tipo de dispositivo que hablamos.

Texas Instruments está adoptando un enfoque híbrido en sus soluciones OMAP 5. Dos núcleos en el Cortex-A15 permiten ejecutar el sistema operativo principal y desempeñar tareas intensivas. Como compañero se encuentra el Cortex-M4 que realiza las funciones secundarias, liberando la carga de trabajo de la CPU principal. Según destaca Goren, el OMAP 5 proporcionará un promedio de un 60 por ciento de reducción de consumo de energía, frente a al actual OMAP 4, junto con más del doble de rendimiento y mejora en gráficos 3D. Gracias a las capacidades de virtualización, el OMAP 5 podría destacar por permitir la instalación de diversos sistemas operativos, como Android y Windows 8 en un mismo dispositivo hardware.

Goren argumenta que la inclusión de cuatro núcleos principales conllevaría la modificación en el diseño de un bus de datos más amplio para conectar con la memoria. De lo contrario, nunca se manifestaría un mayor rendimiento del dispositivo.