Del dia, Destacado, Hardware, Noticias, Principal

Toshiba e-Studio 500P

A pesar de estar almacenada en un armazón diferente, la e-Studio 500P está claramente construida de la misma impresora base que la Dell 5310n. Tiene el mismo tamaño y peso que la Dell, tiene bandejas de papel esencialmente iguales, y se ve igual por dentro. Sin embargo difiere significativamente en algunos detalles de usabilidad. Realmente me agradó el panel de control de Toshiba, pero desafortunadamente, la instalación requiere algo de ajuste fino. Toshiba asume que la mayoría de los clientes que tengan una 500P la obtendrán de un distribuidor autorizado como parte de un paquete. De ahí que el precio estimado de Toshiba sea de $1,099 dólares y el costo de opciones como toner, y mantenimiento estén sujetos a negociación. La 500P tiene la pantalla LCD en un ángulo que facilita verla a las personas altas o pequeñas. Tiene los cuatro botones de flecha rodeando un botón OK/Return, pero también tiene un teclado numérico. Toshiba vende un disco duro opcional (40GB por $535 dólares), así que pondrá el teclado numérico a trabajar introduciendo PINs para trabajos confidenciales y de imprimir y esperar. Desafortunadamente, los precios de memoria de Toshiba están casi tan fuera de línea como el precio de su disco duro: $99 dólares por 128MB de memoria extra y $299 dólares por 512MB. Me gustó el lector de flash drive en el panel de control de la 500P: puede meter una memoria USB para imprimir archivos PDF, de texto, JPGS, y otros archivos en formatos comunes sin pasar por una PC. Tengo varias quejas respecto a la instalación de la 500P sin la ayuda de un técnico de Toshiba. Cuando el instalador muestra una lista de impresoras para elegir, no aparece la 500P. Opté por la de default, llamada Generic 25A, la cual tomó por defecto el puerto LPT1. Después que la asigné a un puerto TCP, cambia su nombre de compartida, pensando hacerla más amigable con los usuarios, pero cuando fui a uno de los clientes para instalar el controlador, la impresora no aparecía en la red. Tuve que regresar al servidor a ponerle el nombre original, Generic 25A, antes de poder usarla en un cliente. Toshiba dijo después que debí haber instalado el modelo Generic 25C. Cuando lo intenté, generó su puerto TCP y se conectó por sí misma correctamente, pero siguió sin aceptar un nuevo nombre para compartirla. En suma, la instalación es una verdadera lata. Los técnicos de Toshiba saben cómo hacerlo, pero la mayoría de los clientes prefieren no depender tanto del fabricante. La 500P imprimió 10 copias de mi trabajo de 10 páginas de texto a 46.6 ppm, y 10 copias de mi documento de Excel a 36.6 ppm. Y así por el estilo en otros documentos diferentes. Como la Dell, las copias sencillas se imprimen mucho más lento que las múltiples –generalmente a unos dos tercios de la velocidad en los documentos de texto, y un cuarto en los gráficos. Me gustaría que el texto de la 500P fuera un poco más negro, pero lo imprime muy limpio. El peso se ve parejo, sin contornos irregulares visibles a simple vista. En cambio los gráficos se imprimen demasiado oscuros. Las áreas grises grandes tienen muchas rayaduras y parches o densidad no uniforme, y las fotos muestran bandas y notorio muaré. En cambio el detalle es razonablemente bueno. Si usa impresoras y herramientas de administración de Lexmark, puede cubrir la 500P bajo la sombrilla de su MarkVision. El servidor Web de la impresora también proporciona mucho control, incluyendo bloqueo del panel de control por menus y parámetros de puertos IP individuales. Toshiba proporciona con la impresora un cartucho de toner para 21,000 páginas y vende un reemplazo de 32,000 páginas por $319 dólares. También vende un útil agregado para el manejo del papel que no incluye Dell: un alimentador de 2,000 hojas, por $889 dólares. La garantía estándar, que cubre nominalmente el fuser, es de un año. Todo eso da unos 12 centavos mexicanos por página, un poco más que la Dell. ¿Cuál es la más veloz? El precio es lo que distingue más significativamente a la Dell 5310n y la Toshiba 500P de las impresoras para papel extragrande. Mientras que las tres máquinas para formato grande rondan los $3,299 a los $3,799 dólares, la Dell cuesta sólo $999 dólares, directo, y la Toshiba tiene un precio estimado de $1,099 dólares. Cierto, las impresoras de formato grande que probamos vienen mejor equipadas, pero las charolas, los duplicadores y otros extras para las Dell y Toshiba no añaden mucho al precio. Estas impresoras empatan en estadísticas pero tienen diferencias significativas: En particular, la Dell tiene mejor comportamiento en la instalación y operación. La de Toshiba tiene un conveniente teclado numérico y un ingenioso lector de flash-drives, e incluye un rango amplio de extras opcionales. La mejor elección para su empresa depende de qué está imprimiendo, y cuáles son las funciones sin las que no puede vivir.