Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Un buen perfil

Con mucha frecuencia recibo invitaciones para unirme a las redes sociales más populares, desde Hi5 y MySpace, pasando por Facebook, Sonico, Zorpia y algunas cuyos nombres son tan raros como impronunciables. De hecho, actualmente manejo tres perfiles en igual número de redes sociales. Trato de mantenerlos al día (lo que no siempre es posible), y responder cada que puedo a los mensajes que me dejan mis contactos. Hace poco recibí algunas invitaciones para unirme a tres redes sociales profesionales, como se hacen llamar: Viadeo, LinkedIn y Xing, que está por entrar a América Latina. El hecho de pensar en llenar otros perfiles, mandar invitaciones para crecer mi red de contactos y recibir notificaciones me provoca cierta renuencia a aceptarlas. Pero mi geek interno me dice que lo haga, en tanto que mi sentido común me dice que no me puedo dar el lujo de ignorar penetración de las redes sociales en las empresas y las oportunidades que esto pueda ofrecer a futuro. Así que antes de llenar otro perfil personal más en la red, esta vez me di tiempo para investigar más sobre qué información proporcionar y cuál no, qué elementos visuales debe contener y los criterios para seleccionar a los contactos estratégicos. Y es que Linkedln no es Facebook, así que vale la pena esforzarse un poco más. Para comenzar, se sugiere integrar una fotografía que sea lo más “profesional” posible. Olvídese de la foto que se tomó el fin de semana en Cuernavaca con la gorra y las gafas de sol. Dese una vuelta por el estudio fotográfico más cercano para tomarse algunas fotos más profesionales. Vale la pena hacer una pequeña inversión, recuerde que su imagen será lo primero que ve la gente en su perfil. Si las toma usted mismo, trate de buscar un fondo neutro y no abuse del Photoshop. ¿Cómo se va a vender? Suena raro, pero es precisamente lo que hace cuando escribe un resumen sobre usted en su perfil. Tenga claro lo que quiere transmitir, sea conciso y directo, y cuide su redacción y ortografía. No pretenda ser el ejecutivo que las compañías esperan, sólo sea usted mismo. Sea honesto cuando llene su biografía. Recuerde que es muy probable que la lea su jefe, colegas, clientes y hasta familiares. En las redes profesionales se aplican las mismas reglas que en el mundo real: resalte sus fortalezas y logros, al tiempo de poner en contexto sus responsabilidades laborales. Asegúrese de elegir la opción de hacer su perfil público, con esto su perfil aparecerá en resultados de las búsquedas; también incluya palabras clave que aumenten la posibilidad de figurar entre los resultados. En cuanto a su red, es altamente recomendable que conozca a sus contactos antes de agregarlos. El servicio se diseñó con esa filosofía en mente: las conexiones son un reflejo de usted profesionalmente. Aunque también hay quienes invitan a decenas, incluso cientos, de personas a formar parte de su red. Yo sugeriría un punto intermedio y pensar una estrategia que mejor le funcione a usted y su profesión. Lo importante es hacer las conexiones adecuadas. LinkedIn, Xing, Viadeo y otros sitios profesionales cuentan con la opción de “Recomendar”. Si usted recomienda a alguien, éste puede recomendarlo a su vez cuando tenga oportunidad. Claro, recomiende a quien conoce bien, no vale la pena quemarse por culpa de un colega irresponsable.