Artículos, Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Un paso adelante en el concepto de tecnología y ne

De acuerdo a las opiniones de algunos CIOs que han asistido a nuestras mesas redondas la tecnología no solo debe estar alineada al negocio, sino que no existe inversión en tecnologías de información que no esté justificada en el contexto del negocio. Y esto tiene bases sustentadas en un cambio radical en la mentalidad del CIO mexicano. Hace años inicio una lucha estratégica en muchas grandes organizaciones, protagonizada por los encargados de implementar la tecnología y los que autorizan el dinero. En esta guerra, el director general se posicionaba como un juez que decidía con base en los argumentos de los responsable de finanzas y tecnología, situación quizá producto del equilibrio que el mismo director trataba de propiciar. Ahora parece respirarse avances, con cambios poco visibles en su forma pero radicales en su fondo. El CIO evolucionado hacia el negocio, ya piensa desde un principio en cómo impactar a la empresa con base en el uso correcto de la tecnología, lo que se sincroniza con un cada vez más alta conciencia de la dirección general de lo que la tecnología ha hecho históricamente para la compañía. En la reciente mesa de discusión de InfoWorld México los CIOs retomaron entre otros el concepto de la convergencia o la alineación. La convergencia que tiene otras acepciones en términos tecnológicos ahora se retoma más en un sentido estratégico de toda de decisiones tecnológicas con una visión de negocio. Es muy diferente tratar de alinear a la tecnología al desarrollo del negocio a solo concebir el gasto tecnológico con un propósito deliberado de negocio. Del mismo modo, creo que esa guerra de la que hablábamos, el encargado de finanzas ha perdido paulatinamente su carácter de mediador. En fin, cuando uno recuerda al director de tecnología de los años 80´s, ve tantas afortunadas diferencias con los CIOs actuales. En aquella época parecía que prevalecía una voluntad oculta por mantener a la tecnología al margen de una iniciativa de negocio. Obvio que siempre la tecnología tuvo que tener una justificación en el negocio, pero regularmente esta iniciativa partía de la dirección general hacia finanzas y después se establecía una solicitud a informática, como se llamaba entonces. Lo que ahora nos podemos dar cuenta es que los CIOs, han cambiado hasta el lenguaje para comunicarse con los encargados de finanzas y la propia dirección, al contrario de lo que ocurría hace más de veinte años, ya hablan con un lenguaje de negocios que les hace tener mejores resultados para convencer de la viabilidad de sus proyectos. Más aún, creo que es un hecho inaplazable el que en las reuniones donde se decidan los destinos de las grandes empresas, haya una silla para el CIO.