Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Una empleada de Starbucks demanda a la empresa por

Una empleada de Starbucks en Estados Unidos emprendió una acción legal contra la cadena de cafeterías acusándola de daños derivados de una brecha de datos que afectó a la organización en octubre de 2008. Laura Krottner, la demandante, es uno de los 97.000 empleados a los que se notificó en octubre una fuga de datos consecuencia del robo de un portátil corporativo que contenía sus nombres, direcciones y números de seguridad. En su demanda, Krottner acusa a Starbucks de fraude y negligencia. Tras el incidente, Starbucks ofreció a sus empleados un año de monitorización y protección gratuita de sus créditos, pero Krottner pide a los tribunales que el período se amplíe a cinco años. Además, esta empleada pide que se investiguen posibles daños no especificados y que se obligue a Starbucks a someter sus sistemas informáticos a auditorías periódicas de seguridad. “Starbucks fracasó a la hora de tomar las precauciones razonables para proteger la información personal de sus empleados, como también en la notificación en el tiempo adecuado del problema y en la protección de sus empleados frente a la invasión de su privacidad, frente al fraude, frente al robo de identidades y frente a los gastos que todos estos errores pueden conllevar”, argumenta Krottner en su demanda. Ello, según esta empleada, ha obligado a los trabajadores afectados a tener que gastar “un tiempo y dinero considerables en protegerse por sí mismos” del robo de identidades. Por su parte, Starbucks, sólo comentó que, por el momento, no se ha producido fraude alguno derivado del incidente.