Del dia, Destacado, Noticias, Principal

Uso de dispositivos móviles se quintuplica en 2011

[widget id="text-31"]

El informe de IDC refleja que 50% de las empresas que ha sufrido una fuga de información corporativa mantiene que se debió a un ordenador portátil robado o perdido, y otro 33% indica que fue debido a la pérdida o robo de un dispositivo móvil. El estudio aborda la movilidad a través de dos factores: por un lado, la proliferación de dispositivos, en la que los dispositivos corporativos son adquiridos a partir de criterios personales; y por otro lado, la personalización de dichos dispositivos, que consiste en configurarlos en función de las necesidades concretas de cada usuario. El resultado es una divergencia de dispositivos móviles que operan bajo distintos sistemas operativos y que han de ser protegidos precisamente por ser dispositivos convergentes. Con el fin de gestionar de forma integral los dispositivos, Sybase e IDC proponen la implantación en la empresa de una estrategia global de movilidad, que sea capaz de dar respuesta a las diferentes necesidades que cada usuario presenta en cada momento concreto, en lugar de implantar un sinfín de aplicaciones para ir resolviendo los problemas que van apareciendo, lo que supondría un incremento notable de costos. Esta política de movilidad, ha de segmentar los trabajadores móviles según su perfil para pasar, más tarde, a definir las necesidades empresariales y tecnológicas de cada perfil, para lo cual se tendrán en cuenta factores como el grado de movilidad, la necesidad de acceso a la información, las aplicaciones requeridas o la confidencialidad de la información que se maneja; y finalmente, se ha de aplicar dicha política y analizarla periódicamente. En cuanto a gestión de dispositivos, se han de tener en cuenta factores como la compatibilidad con la infraestructura existente, la escalabilidad, la capacidad para cumplir las normativas vigentes y para adecuarse a las necesidades concretas de cada cliente y la facilidad de uso. Las empresas tienen que actuar de manera proactiva e implantar una estrategia de movilidad para toda la compañía en vez de intentar arreglar problemas de movilidad según van surgiendo. Deben aplicar una política de movilidad generalizada. Los departamentos de IT tendrán que regular los recursos que asignan a cada categoría de perfil de usuario para sacar el máximo partido a los recursos IT disponibles. Todo acceso innecesario a aplicaciones en tiempo real tiene repercusiones en el ancho de banda, el coste y el uso de servidores. Las empresas que instalan cualquier aplicación móvil, incluido el correo electrónico, tienen que tratar los dispositivos móviles convergentes como cualquier otro dispositivo que se conecte a la red y puede almacenar información confidencial de la compañía. Las cuestiones de seguridad cada vez son más importantes: si se pierde o roba un dispositivo las funcionalidades de borrado y bloqueo son fundamentales en cualquier solución de gestión de dispositivos móviles. No obstante, disponer de una funcionalidad de copias de seguridad y recuperación reviste idéntica importancia para mantener la productividad de los trabajadores móviles. Esto motiva que la demanda de estas funcionalidades sea cada vez mayor. La demanda empresarial está favoreciendo la aparición de una solución middleware que pueda movilizar cualquier aplicación o cualquier servidor hacia cualquier dispositivo.

Deja un comentario