Beneficios de los smartphones en la educación

Los mexicanos navegan en la red alrededor de 8 horas y 20 minutos al día, el 92% afirma que prefiere hacerlo a través de un smartphone, de acuerdo al 15º Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2019, realizado por la Asociación de Internet MX. Sin duda alguna, este tipo de tecnologías permiten que los mexicanos puedan optimizar su tiempo a la hora de comunicarse, informarse y también para cuestiones relacionadas con la educación.

El uso de nuevas tecnologías en la educación en México, comenzó a tener auge en los años noventas con la incursión de diversas universidades mexicanas en la educación abierta y a distancia.

En México, 69.6 millones de mexicanos cuentan con smartphone y el 93.4% utiliza este dispositivo para conectarse a Internet, mientras que el 83.6% de los usuarios de Internet se conecta para fines educativos o de capacitación, de acuerdo al INEGI.

Estas cifras señalan que el uso de tecnologías móviles dentro del  aprendizaje toma cada vez más fuerza, permitiendo a más personas acceder a diversos recursos educativos que ofrecen diferentes plataformas digitales, con una amplia oferta de aplicaciones.

Un caso de éxito en este sentido se ha evidenciado en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), universidad que ha empezado a incentivar el uso de tecnologías móviles dentro de sus programas de formación, a los que se puede acceder a través de los smartphones, haciendo más interactiva, colaborativa y personalizada la experiencia académica.  

“En algunos cursos, el 15% o hasta máximo el 20% trae consigo una laptop, la mayoría ya no trae computadora a la universidad. Prácticamente el 100% de nuestros estudiantes tiene un smartphone y uno de los usos que que tiene es para interactuar en plataformas digitales, como Canvas LMS. Durante clases, introducimos al alumno a diversas actividades ligando aplicaciones y recursos educativos a la plataforma que les permite investigar, escribir y resolver problemas en tiempo real”, señala Fernando Escobar, Miembro de la Coordinación de Innovación, Desarrollo y Exploración Académica en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

Las modalidades de aprendizaje que están apoyadas en el uso de dispositivos móviles hacen que los estudiantes sean más activos mientras el profesor es un acompañante, logrando que diseñe, desarrolle y construya soluciones a problemas reales.

A través del análisis de distintas aplicaciones en Internet y materiales en línea, el ITESO ha incentivado el conocimiento en sus alumnos para ampliar y mejorar sus habilidades en diferentes temáticas de importancia en los departamentos de Lenguas, Físico-Matemáticas, Electrónica, Sistemas e Informática y Estudios Socioculturales, entre otros. 

“A través del mobile learning, arma fundamental, el alumno atiende problemas dentro de su contexto y comunidad. Visita sitios distantes fuera del aula y observa lo que está ocurriendo para trabajar en conjunto con la comunidad y ayudar a resolver sus necesidades, ya que en todo momento tiene conexión con la plataforma, los recursos educativos y el profesor. Esa es la parte rica del mobile learning”, añade Escobar.

“Los teléfonos móviles se van convirtiendo en importantes aliados para que los estudiantes alrededor del mundo puedan acceder a cursos y materiales que les permitan fortalecer su conocimiento. Ahora no es necesario movilizarse a un sitio en particular o buscar espacios para el aprendizaje, ya que estas nuevas tecnologías permiten que cualquier escenario de la vida cotidiana sea el espacio ideal para aprender”, señala Alejandro Sisniega, vicepresidente de Instructure para Latinoamérica. 

Los beneficios de usar los teléfonos celulares son muchos. Primero que todo el costo se reduce, ya que es más barato utilizar el material propio del estudiante para las clases. También su disponibilidad 24/7, pues este tipo de plataformas hacen que cualquier momento sea ideal, así sea de camino a la universidad, en el receso o las horas de la madrugada y la media noche.