Blockchain podría ofrecer Elecciones más seguras y menos costosas

De acuerdo con cifras oficiales las elecciones del 2018 serán las más onerosas de la historia, se estima que alcanzarán la cifra de 28,000 millones de pesos, lo cual incluye entre otras cosas, la participación de casi un millón de personas para operar las casillas y la impresión de 278 millones de boletas. Además del presupuesto, el aspecto de la seguridad y secrecía del voto serán factores fundamentales en los que observadores nacionales e internacionales pondrán especial atención.

Y la pregunta que cada elección nos hacemos es: ¿cómo reducir el costo de las elecciones y “blindarlas” de probables prácticas fraudulentas? Tan solo de enero a julio del año pasado, la FEPADE reportó 1,105 casos de probable comisión de faltas electorales, un 20% correspondiente a posible compra del voto.

Una posible respuesta la podríamos encontrar en la tecnología de blockchain.

 

Blockchain aplicado al voto

Pese a que esta tecnología comienza a ser utilizada en diferentes ámbitos, es importante recordar que la esencia de ésta radica en ser un libro mayor que utiliza criptografía avanzada para mantener un registro permanente de todas las transacciones que han sucedido de manera segura e inmutable.

Uno de los ejemplos clásicos de su uso es el bitcoin, el cual es un tipo de activo digital que se puede utilizar como moneda y enviar de manera directa y segura por Internet, lo cual permite tener un registro permanente y seguro de todos sus movimientos a medida que se transfiere de una parte a otra. De la misma manera que una persona puede tener un bitcoin y gastarlo, en el ámbito de las votaciones un ciudadano puede votar y una vez emitido, no podrá manipularlo, recuperarlo o duplicarlo. Pero ¿cómo funcionaría en la vida real?

Paso a paso del blockchain al momento de votar

Además de evitar largas filas, y la producción y el eventual desperdicio de material, tan sólo para estas elecciones se necesitarán 2,080 toneladas de papel para la impresión de las boletas, el blockchain garantizaría seguridad y confidencialidad al proceso del voto siguiendo los siguientes pasos:

  • Determinar la identidad del ciudadano y asignarle un código único que solamente se puede validar mediante el uso de criptografía, es decir, se asignará un voto único y privado por ciudadano.
  • Generar y entregar un código individual ya sea de manera digital, a través de una aplicación en un dispositivo móvil o computadora, o de manera física (impreso en un papel utilizando un código QR).
  • El día de las elecciones los ciudadanos emitirán su voto solo una vez vía electrónica desde cualquier ubicación física y el sistema mantendrá constancia en un blockchain de todos los votos realizados sin que existan intermediarios que puedan alterarlos ya que el proceso será totalmente automatizado.
  • Al momento del conteo el voto quedará registrado en un blockchain y esa información se grabará de manera permanente, inmutable y de manera inmediata.

 

Beneficios para el proceso electoral

Desafortunadamente para los mexicanos, prácticas conocidas como operación carrusel, rasurado del padrón, ratón loco, mapaches o urna embarazada se popularizaron y adoptaron cuando el objetivo era beneficiar a algún candidato; duplicando o falseando votos de ciudadanos reales o inexistentes.

Si a lo anterior le sumamos que México se encuentra, según Latinobarómetro, en el último sitio de satisfacción de su democracia entre países de América Latina, el blockchain aportaría beneficios importantes para erradicar malas prácticas y generar beneficios.

  • El conteo sería en tiempo real y sin intermediarios, incrementando la confiabilidad y reduciendo la incertidumbre del tiempo entre que cierran las casillas y se inicia el cómputo de los votos.
  • La duplicación de votos sería casi imposible al ser un proceso automatizado donde los ciudadanos solo podrán votar una sola vez.
  • Se generaría más confianza al tener procesos avanzados de identificación del votante, como el escaneo del iris para otorgarle su código único.
  • Se haría imposible que terceros conocieran el voto de cada ciudadano al estar encriptado.
  • Se generarían ahorros importantes al prescindir casi por completo de papelería electoral y la logística que esto conlleva.
  • Se incrementarían las posibilidades de auditoría al contar con registro de cada una de las transacciones-votos hechos.

Sobre la seguridad de blockchain

Como cualquier tecnología, presenta retos y posibles brechas de seguridad, pero hasta el momento, ha probado ser una muy confiable por tres formas en que protege la información contra posibles hackeos:

  • Es inmutable: todos los registros grabados en una cadena de bloques están asegurados utilizando criptografía avanzada y enlazados entre sí de manera cronológica. Esto quiere decir que intentar cambiar cualquier registro, requeriría también hacerlo con todos los otros que estén conectados a ese.
  • Es distribuida: permite tener una copia exacta de la misma cadena de bloques, distribuida a través de múltiples servidores; cada uno de estos se asegura que la información sea correcta y sirve como testigo de la integridad de los datos. Esta capacidad permite eliminar el riesgo de tener un único punto de fallo si hubiera un ataque contra el sistema.
  • Control de permisos: en el caso de blockchains privados, se pueden otorgar distintos niveles de permiso, acceso y participación a diferentes usuarios. Dado que cada usuario tiene una llave criptográfica única asignada, se puede ver claramente quién ha hecho cambios, y como todo cambio tiene que ser aprobado por el sistema entero para poder ser agregado a la cadena de bloques, cualquier modificación adversa que haga alguien se puede ver claramente. Esto permite descubrir fácilmente si alguien ha hecho algún tipo de fraude.

 

Retos para su implementación

Si bien el problema de delitos electorales no es exclusivo de México, países como Estonia, Brasil y Rusia ya están trabajando en proyectos piloto para probar la tecnología de blockchain en diferentes escenarios que involucren elecciones para reforzar la confiabilidad, secrecía y seguridad de los votos de los ciudadanos.

Asimismo, otro reto a considerar será la adaptación de las legislaciones electorales existentes para incorporar este tipo de tecnología y lo que conlleva en términos de implementación, administración, seguridad, mantenimiento y resguardo, además de concebir nuevas reglas para su uso y sanciones.

Pero sin duda, considerar el blockchain como una tecnología que puede ahorrarnos recursos y hacer más confiables las elecciones es algo que vale la pena agregar a la agenda pública para analizar su viabilidad.

 

Por: George Levy, instructor de Udemy y especialista en blockchain y bitcoin

One Reply to “Blockchain podría ofrecer Elecciones más seguras y menos costosas”

  1. El problema en Mexico es que la conectividad en la mayoria de las zonas rurales es muy mala, ojala en un futuro se pueda utilizar

Comments are closed.