Blockchain: encadenando la confianza en la cadena de suministro

En la era de la Transformación Digital (DX), los retos en materia de seguridad, colaboración y transparencia, afectan a diversas industrias de la economía mundial como la logística, transporte, retail, banca y finanzas, ecommerce, comercio exterior y sector público.

Ante este panorama, ¿hacia dónde deben mirar las compañías? Dentro de las tecnologías emergentes, el blockchain o cadena de bloques se presenta como una opción viable para hacer frente a los fraudes, estafas y malos manejos de la información, al ser un libro de registros perfecto e infalsificable que permite la transferencia de datos con una codificación muy sofisticada y segura.

En sus orígenes, este sistema fue diseñado para las operaciones con criptomonedas como bitcoin, ripple o ethereum; no obstante, todo indica que la tecnología blockchain se convertirá en la punta de lanza para realizar transacciones de forma segura, además de reducir el fraude, minimizar riesgos y resolver procesos en el menor tiempo posible.

Por otra parte, la cadena de bloques permite dejar constancia de todas las transacciones con la ventaja de que los datos no se pueden manipular y son verificables sin necesidad de intermediarios, así como resguardar la información de manera segura. Eso genera confianza en los negocios, ya que todos los involucrados tienen acceso a una sola fuente de información confiable y colaborativa.

Eslabones de confianza en la cadena de suministro

Respecto a logística y cadena de suministro, el blockchain presenta una gran variedad de aplicaciones para fortalecer la colaboración entre los socios comerciales.

Actualmente, la tecnología de cadena de bloques se presenta en el sector logístico a través de cuatro categorías:

  1. Comercio internacional.
  2. Transporte terrestre de mercancías.
  3. Trazabilidad de producto
  4. Reparto de última milla.

El blockchain permitirá la agilización de operaciones, gestión y rastreo a nivel mundial de grandes cantidades de artículos, cajas, pallets, contenedores y/o transportes.

Además, pueden almacenarse y compartirse los bienes, identidad, credenciales y derechos digitales entre las nubes corporativas sin darle a un solo jugador el poder de modificar esto.

Por ejemplo, Provenance, compañía de gestión de blockchain,  utilizó junto con etiquetas inteligentes esta tecnología para rastrear atún desde el momento de su pesca hasta llegar al consumidor, lo que permitió la pesca de este alimento de manera sostenible y verificable, entre otros beneficios.

Respecto al retail y consumo, el blockchain ayudará a recopilar y actualizar la información de los alimentos, desde su nacimiento o producción hasta que llega a la mesa del consumidor para mejorar su trazabilidad y rastreabilidad. Esto permitirá identificar el origen de una posible crisis alimentaria, así como determinar cuándo, cómo y a quién corresponde la responsabilidad dentro de la contingencia.

Además, el blockchain permitirá generar el “smart contract”, un contrato inteligente que eliminaría el engorroso proceso administrativo por el que pasan normalmente proveedores y clientes. Este consiste en un documento que se ejecuta en un software de manera autónoma y automática sin intermediarios, en lugar de utilizar un documento impreso con lenguaje legal.

Por otra parte, el smart contract se verifica dentro de un modelo de confianza distribuida, sin la necesidad de un tercero, ya que no solo se trata de almacenar digitalmente la documentación o permitir la firma electrónica, sino realizar análisis y ejecutar alguna de las partes de su lógica interna. Adicionalmente, las partes pueden definir el objeto del contrato, las acciones que se pueden realizar sobre él y las cláusulas de aplicación.

Para 2021, la consultora IDC pronostica que 25% de los bancos transaccionales globales, 30% de las empresas de manufactura y comercio y 20% de las organizaciones de salud usarán redes de blockchain.

Además, una de cada 5 empresas que se encuentran en el Top 3000 de Latinoamérica usará la cadena de bloques como fundamento para la confianza digital a escala. ¡Las posibilidades de esta tecnología son infinitas!

 

Desbloqueando la confianza logística

Mientras exista la necesidad de hacer transacciones de negocio entre dos o más, el blockchain será relevante y podrá aplicarse en cada eslabón y proceso de la cadena de suministro del retail, farmacéutico, agroalimentario, financiero, entre otros. Cabe destacar que esta tecnología requiere la comprensión de aspectos de seguridad, leyes y regulaciones, gobernanza, procesos y personal especializado.

En el futuro próximo, la cadena de bloques provocará en los negocios un impacto positivo en materia de seguridad, transparencia y colaboración a favor del consumidor, por lo que el momento de encadenar la confianza en la logística y relaciones comerciales, es ahora.

 

Por: Gerardo Brehm Sordo, Director de Relaciones Institucionales de GS1 México.