Burger King entregará pedidos en medio del tráfico vehícular, gracias a IoT

La cadena de comida rápida, Burger King, está adoptando Internet de las Cosas con el propósito de ofrecer un mejor servicio a sus clientes de la Ciudad de México que se encuentren atorados en medio del tráfico vehícular, uno de los más densos del mundo.

La firma se encuentra realizando pruebas con ‘Traffic Jam Whopper’, un servicio que permite realizar pedidos a los conductores atrapados en un embotellamiento. La iniciativa, que emplea asistentes de voz y tecnología de localización en tiempo real, se ha probado durante el mes de abril.

El proyecto utiliza los datos de Google Traffic para detectar cuándo se forma una congestión importante e identifica en ella a los clientes de la compañía, a los que se le promociona el servicio mediante notificaciones en pantalla de la aplicación. También se emplean carteles de publicidad digitales situados en las vías críticas. Las entregas están delimitadas a unas zonas en concreto, en las que la app muestra una cuenta regresiva con el tiempo que tienen para pedir sin salirse de la zona de entrega.

Los conductores pueden realizar el pedido mediante el asistente de voz de la aplicación de la compañía, que muestra en pantalla la situación de la entrega.

Una vez listo el producto en el restaurante, un repartidor en motocicleta entregará los productos solicitados directo a sus automóviles, que se localiza gracias a la tecnología de rastreo de Google. La medida está limitada a un rango de tres kilómetros de radio de la tienda correspondiente y a la modalidad de menú de Whopper, hasta un máximo de cuatro productos, para garantizar que se entrega rápidamente y en buenas condiciones.

Además de la difusión que da a la marca, la propuesta está teniendo como efecto el aumento de las ventas en las horas de pico de tráfico, en las que los pedidos móviles suelen ser más bajos.

Así lo ha explicado Bruno Cardinali, responsable de marketing para Latinoamérica y Caribe de Burger King, a la web Nations Restaurant News. “Hemos incrementado las entregas en un 63% en localizaciones seleccionadas durante el mes de abril, sumando un número significativo de pedidos por restaurante por día, solo durante las horas punta”.

El resultado para la compañía ha sido positivo, aunque aún quedarían por redefinir ciertos aspectos, según ha detallado el director creativo de la firma encargada de la campaña, Gustavo Lauria, a la agencia Bloomberg. En el programa se han detectado algunos problemas por infracciones en la circulación, como la circulación entre carriles. Sin embargo, están estudiando expandir el programa a otras grandes localidades como Los Ángeles, São Paulo o Shanghai.

 

IDG.es