Aplicaciones, Cloud Computing, Del dia, Desarrollo, Destacado, Industria, Industria TIC, Infraestructura, Internet de las Cosas, Movilidad, Network World, Noticias, Open Source, Sistemas Operativos, Tecnologia

Canonical pasará de Linux al Internet de las Cosas

Cuando Mark Shuttleworth fundó Canonical en 2004, su idea era simple: promover el uso de Ubuntu Linux como un sistema operativo de escritorio. Hoy, a casi catorce años de esa visión las cosas parecen que se han complicado mucho, ya que el prominente proveedor de software de código abierto está empezando a mirar hacia la conquista de otro mercado, el del Internet de las Cosas (IoT).

Canonical todavía está alzando la bandera para Linux de escritorio, pero el negocio realmente de la compañía está en el nube – afirma que Ubuntu representa aproximadamente el 60% de todas las instancias de Linux en las principales nubes públicas – y espera hacer su marca en el futuro más importante en Internet de las Cosas.

Según Mike Bell, vicepresidente ejecutivo de Canonical para dispositivos y IoT, la forma en que las empresas han comenzado a desarrollar el software para los dispositivos IoT ha sido ventajosa para ellos: han comenzado a utilizar datos de los servidores y reducirlos a un software que funciona en sistemas integrados en los dispositivos. Debido a que Ubuntu es un marco familiar y bien conocido, fue una elección natural como punto de partida.

Ese es un problema muy conocido en IoT por toda una serie de razones, incluyendo el hecho de que los sensores incrustados y el IoT tienden a ser mucho más accesibles físicamente que un servidor encerrado en un centro de datos, así como el hecho de que son menos capaces de manejar su propia seguridad.

El desarrollo Ubuntu Core, que la compañía presenta como una versión “pequeña, transaccional” del sistema operativo Linux. Actualmente se utiliza en una amplia gama de categorías de dispositivos, desde aviones no tripulados hasta acuicultura y señalización. Canonical no se preocupa de las cosas de menor escala en el IoT – las lámparas habilitadas para Bluetooth no están entre las prioridades para Ubuntu Core – pero los elementos con un poco más de capacidad están en su objetivo. Los ejemplos de Bell incluyen desde altavoces inteligentes, gateways de IoT hasta conmutadores de gama alta de la empresa.

El software es la principal debilidad de la seguridad para IoT, el producto de ciclos de desarrollo apresurados y una incapacidad – la falta de voluntad de invertir el tiempo y el esfuerzo necesario – para actualizar remotamente algunos dispositivos conectados.

 

Jon Gold