Categoría: Impresión

Nuevos equipos de Lexmark ofrecen proteger y administrar información

Lexmark anunció la disponibilidad de su nueva generación de impresoras y multifuncionales monocromáticas y a color A4 pensado para ajustarse a necesidades de pymes y grandes corporativos, con nuevas características de protección y administración de la información para pequeños, medianos y grandes grupos de trabajo en México. Esta amplia gama de nuevos dispositivos está diseñada para brindar una combinación sin igual de confiabilidad, productividad y seguridad a los usuarios de negocios.

“Está nueva line up representa una importante transformación y una gran oportunidad para Lexmark, permitiéndonos habilitar una mayor productividad ya que cuentan con grandes mejoras en rendimiento, calidad de impresión, de escaneo y movilidad”, comentó Agustín Alamán, Channel Sales Manager de Lexmark en México.

Según destacó el ejecutivo, si bien se ha reducido el uso de papel, éste aún no desaparece en las empresas, ya que un gran número de industrias necesitan documentos en papel para diferentes cuestiones, especialmente legales. Sin embargo, también necesitan digitalizar documentos para mejorar su administración y aprovechamiento. Es por ello que los nuevos equipos de Lexmark, según Alamán, comparten lo mejor de ambos mundos.

Entre las nuevas impresoras y multifuncionales se encuentra el modelo CS521de, CX421adn y CS622ade, dentro de los equipos A4 a color; por parte de la serie de monocromáticos encontramos los modelos MS321dn, MS622de, MS826de, MX421ade, MX622adhe, MX722adhe, MX826ade.

Estos nuevos dispositivos están diseñados para durar ante cualquier entorno, ya que fueron reforzados con marcos de acero y otros componentes de larga duración, así como características de diseño que impulsan su longevidad y estabilidad durante años.

En cuanto a su productividad, están equipados con procesadores multinúcleo, además de que todas cuentan con aumento de los niveles de memoria que proporcionan actualizaciones de firmware por hasta 10 años. Estas características permite que los equipos puedan ofrecer trabajos de impresión más complejos y realizar tareas múltiples.

Todos los equipos cuentan con certificaciones medioambientales que ofrecen modos de ahorro de energía, ahorro de papel y tóner y reducción de residuos.

 

Actualización de seguridad y gestión de datos

Estos nuevos equipos Lexmark ofrecen una digitalización más rápida y eficaz, al ofrecer una reducción en los errores de datos, además de protección mejorada de documentos escaneados, refuerzo en la seguridad en dispositivos y redes, bloqueando accesos no autorizados. Las protecciones consistentes y actualizables en toda la cartera de productos ayudan a controlar el acceso, proteger los datos del disco duro, los sistemas operativos y evitar los ataques a la red.

Gestión de dispositivos simplificando las actualizaciones de firmware, implementando las configuraciones de forma eficiente, programar las comprobaciones de políticas y automatizando la corrección. En cuanto a la gestión de la impresión en la nube, ofrece eliminar servidores de impresión, lograr redundancia y admitir usuarios de dispositivos móviles. Todos ellos cuentan con impresión móvil, desde y hacia un smartphone o tableta, a través de la aplicación gratuita Lexmark Mobile Print, o por medio de AirPrint, Google Cloud Print, Mopria o Windows Mobile

“Estos nuevos dispositivos presentan un rendimiento general y de consumibles mejorado, lo que se traduce en más tiempo de actividad, menos intervenciones y mejoras en el costo total de propiedad”, finalizó Néstor Ortiz, Gerente de Marketing de Producto de Lexmark para América Latina.

Impresión offset o digital, ¿cuál le conviene a tu negocio?

Cuando un diseñador, publicista o empresario necesita imprimir un material gráfico para una campaña o negocio, las opciones que tiene disponibles para realizarlo son variadas. En general, los dos métodos más utilizados son la impresión offset y la impresión digital, los cuales se adaptan a la mayoría de los requerimientos.

Cada sistema cuenta con características diferentes que se adaptan a circunstancias específicas. ¿En qué se diferencian y en qué consisten?

Impresión offset: es un sistema indirecto de impresión, que utiliza tinta líquida, planchas metálicas, rodillos y un complejo sistema de engranajes. Utiliza una gama de cuatro colores, que se aplican uno a la vez: cian, magenta, amarillo y negro, mejor conocidos por las siglas CMYK.

Impresión digital: utiliza mecanismos fotoreceptores para pasar el archivo de la imagen directamente a la máquina de imprimir, sin procesos intermedios, volviendo ésta una impresión más rápida y casi instantánea.

Para ayudar a las personas a elegir el mejor sistema posible para sus materiales gráficos, Printero nos enlista los aspectos que deben considerar para escoger la mejor opción en cada caso.

 

  • Cantidad de ejemplares. Las grandes tiradas de materiales, cuando se requieren de mil ejemplares o más, resultan más baratas y rápidas de imprimir utilizando la impresión offset, conservando la misma calidad en todos los ejemplares. Si por el contrario se necesitan muy pocos ejemplares, incluso uno solo, la impresión digital es la opción, ya que permite hacer desde una sola copia a un costo muy bajo. Cabe destacar que existen también esquemas web2print (impresiones a través de la red), es posible imprimir en offset pocas cantidades a precios más accesibles debido a la tecnología que emplean al unir diversos trabajos en una misma platilla y disminuir los costos de producción.

  • Materiales usados para la impresión. Además del papel, se pueden utilizar otros materiales para plasmar un gráfico o texto. La impresión offset permite el uso de todo tipo de papeles, con texturas y grandes formatos; la impresión digital, por su parte, tiene una cantidad de papeles a utilizar más limitada y no se adapta para grandes formatos como el offset, pero se puede aplicar a materiales como el PVC, papeles sintéticos, metales o imanes.

  • Tamaño del formato a imprimir. La impresión en offset abarca desde pequeños formatos, como tarjetas, hojas membretadas y dípticos, hasta grandes carteles, banners y lonas, teniendo pocas limitaciones en este sentido. La impresión digital está limitada a tamaños de papel y materiales más pequeños, por lo que no se recomienda si se necesitan impresiones detalladas muy grandes.

  • Calidad del color. En general, el offset tiene una calidad de impresión superior, pues aplica cada color de forma individual, y se pueden añadir colores Pantone además de lacados o barnices. La impresión digital, por las tintas y el sistema que utiliza, si bien puede llegar a resultados muy buenos, no se compara con la calidad de una buena impresión en offset, por lo que es mejor para pequeños formatos que no requieren de gran detalle.

  • Tiempo requerido para el trabajo. Cuando un trabajo es urgente y necesita imprimirse lo más rápido posible, la impresión digital puede resolver este problema. Su proceso es casi instantáneo, la tinta sale seca y pueden manipularse los impresos inmediatamente. La impresión offset, por el contrario, tiene un proceso más complejo que requiere más tiempo, pero algunas plataformas ofrecen esta calidad de impresión en tiempos acortados debido a sus procesos más eficientes.

Considerando estos aspectos, se podrá tomar la mejor decisión para obtener un material impreso impecable y que cumpla con su tarea de forma eficiente. Un buen diseño trabajado de forma profesional logrará un gran impacto en el público, siendo positivo esto para la marca.