Categoría: Energía

Formula E, una oportunidad para impulsar la adopción de vehículos eléctricos

El próximo 16 de febrero de 2019 regresa el Campeonato ABB FIA Formula E a la Ciudad de México. Esta 5ta edición será la primera en que los 22 pilotos de los 11 equipos participantes correrán por primera vez el auto Gen2, con una mayor potencia y capacidad de energía con respecto a los autos anteriores, lo que permitirá completar una carrera sin la necesidad de cambiar a un segundo auto.

Además, los pilotos tendrán acceso a un modo de alta potencia denominado “Attack Mode”, el cual les brindará 225kW, en comparación con los 200kW disponibles durante la carrera en modo normal. La zona de activación para el “Attack Mode”, será claramente visible y marcada en cada circuito. Los fans podrán reconocer ambos modos en el auto Gen2, gracias al sistema de luces LED que porta en el sistema de protección sobre la cabeza.

Como en ediciones anteriores, esta será una carrera totalmente interactiva, ya que los fans desde redes sociales, podrán activar el “Fanboost”, un mecanismo exclusivo que permite a los corredores recibir energía extra por votación en internet, para llegar a la potencia máxima disponible de 250kW, que podrán traducirse en hasta 340 caballos de fuerza.

Además, en esta ocasión, las distancias de las carreras ya no serán medidas de acuerdo a un número predefinido de vueltas, en cambio, ahora se medirán con un estricto límite de 45 minutos, más una vuelta extra para alcanzar la bandera a cuadros, lo que aumentará la adrenalina durante todo el recorrido.

El nuevo automóvil eléctrico GEN 2 que correrán en esta edición de la Formula E.

Formula E, una plataforma para el futuro del auto eléctrico

Javier Altamirano, Líder de la División de Electrificación de ABB México, enfatizó cómo la alianza de Formula E con ABB, está acelerando el desarrollo de movilidad electrónica.

El Campeonato ABB FIA Formula E funciona como una plataforma competitiva para desarrollar y probar importantes tecnologías de electrificación y digitalización para movilidad eléctrica.

“Esto ayuda a refinar el diseño y funcionalidad de vehículos eléctricos y la infraestructura de carga, así como de plataformas digitales. Actualmente ABB tiene disponibles cargadores de alta velocidad que consiguen cargar completamente un auto en menos de 8 minutos”, comentó Altamirano.

Por su parte, Maru Escobedo, CEO de BMW en México, marca que también desde hace más de diez años ha estado desarrollando y lanzando al mercado local automóviles eléctricos, se mostró entusiasmada por las innovaciones tecnológicas que la Formula E promueve, ya que el campeonato se ha convertido en un lugar de pruebas tecnológicas eléctricas, que pueden ser incorporadas a la vida cotidiana. “Colaborar con el campeonato, ha sido satisfactorio en varios niveles, ya que no sólo promueve el deporte, sino que además es la base de las tecnologías eléctricas que promueven que los constructores y manufactureros de autos, utilicen estos avances para tener un futuro más limpio. Siempre se ha pensado que lo verde o sustentable, es aburrido. La Formula E es una prueba fehaciente, de que podemos tener innovaciones sustentables que aseguren emociones fuertes.”

México aporta 25% de la inversión de América Latina en Data Centers

México aporta el 25% de la inversión de América Latina en Data Centers, lo que lo coloca como el segundo mercado más importante de la región, sólo por debajo de Brasil, al menos así lo dio a conocer José Luis Friebel, Director General de Datacenter Dynamics (DCD) para España y Latinoamérica.

Y es que, explicó, “la digitalización de las empresas ha permitido que la industria Data Center siga creciendo, pues la transformación digital es un proceso que se implementa en 100% de las grandes empresas mexicanas, más del 50% de las medianas y 40% de las pequeñas”.

En este sentido, el directivo estimó que la industria de los centros de datos tendrá un crecimiento a mediano plazo en los segmentos Edge (micro data centers que están más cercanos a los usuarios) y Mega, del 30% y 10%, respectivamente, en tanto que el de los centros medianos registrará un decremento considerable.

Tal vez te interese: México apuesta por el Edge, DCIM, eficiencia energética y modularidad

Para Friebel, el crecimiento en el número de internautas también es un factor de peso para que México siga siendo referente en la industria Data Center, pues de acuerdo a cifras de la Asociación de Internet MX, en el país hay más de 79 millones de internautas y una penetración de la red en 67% de la población.

Los principales retos para el Centro de Datos, a corto plazo, serán la falta de personal calificado, la conectividad, y acceso a recursos naturales (agua y otras fuentes de energía).

Sin embargo, el ejecutivo de DCD comentó que además las compañías de la región se están enfrentando, en un periodo de 5 a 7 años ante el desafío de la implementación de automatización e inteligencia artificial, aplicada dentro del Data Center.

Paseo de la Reforma modernizará su red eléctrica

Una de las avenidas más icónicas en la Ciudad de México, Paseo de la Reforma, está por recibir un impulso desde sus cimientos para garantizar un servicio eléctrico estable, con la ayuda de Elastimold y ABB Ability.

ABB, colaborando a través del distribuidor local, Consorcio AMESA, instalará 62 unidades de Seccionadores Elastimold a lo largo de los 14.6 kilómetros de la avenida, estos equipos son considerados libres de mantenimiento ya que no utilizan ni gas o aceite como medio aislante sino, Sólido dieléctrico. Los sistemas son controlados por Relevadores electrónicos inteligentes (REC670) sumergibles on ABB Ability para el control y monitoreo automático del sistema.

El proyecto reemplazará una infraestructura eléctrica de más de 70 años de antigüedad con seccionadores sumergibles en bóvedas subterráneas que son capaces de proporcionar un suministro de energía más confiable para la zona.

Los seccionadores Elastimold de ABB, son parte de un proyecto de la Comisión Federal de Electricidad de más de $150 millones de dólares para mejorar la confiabilidad del suministro de energía a los edificios bancarios con uso intensivo de datos, oficinas gubernamentales y sedes corporativas que bordean la calle.

 

Los seccionadores operan como los policías de tránsito de las redes de distribución eléctrica. Indican los caminos para enrutar la energía de una parte del sistema a otra, por ejemplo, desde una línea de distribución principal a una serie de edificios o cargas individuales. Dependiendo de su diseño, los seccionadores Elastimold de ABB pueden abrirse y cerrarse automáticamente, de forma remota o manual y proteger el sistema en caso de que se produzcan fallas mayores, por ejemplo, en los cables subterráneos o daños en los equipos del sistema de distribución, de modo que las fallas puedan aislarse y sea posible restaurar la energía en diferentes partes de la red. También pueden aislar partes de un sistema de distribución para reparaciones o actualizaciones, o cambiar la fuente de energía en el sistema de distribución si es necesario.

Los seccionadores Elastimold de ABB utilizan un diseño que encapsula una botella de vacío en un aislamiento de material EPDM o Sólido dieléctrico libre de mantenimiento, que cuenta con rigidez dieléctrica y que no cambia ni se deteriora con el tiempo. Además de ser libre de mantenimiento, sumergible en agua y modular.

 

Panasonic apuesta por el mercado de energía limpia y retail

Panasonic cumple 100 años de existencia, 40 años de presencia en México y lo celebra impulsando diferentes divisiones de negocio, donde se destaca la creación de energías limpias y soluciones B2B, presentadas en una exhibición dentro del World Trade Center, de la Ciudad de México.

“La empresa empezó desarrollándose en una industria doméstica, pero gracias al apoyo de los clientes y usuarios de todo el mundo, hoy, 100 años después, Panasonic ha llegado a ser una multinacional que aborda un gran número de verticales”, comentó Kazuhiro Tsuga, CEO de Panasonic.

La compañía japonesa se enfocará en soluciones para la industria de manufactura con tecnologías de generación, gestión y ahorro de energía, sistemas de extracción de aire e iluminación. “Hoy en día Panasonic se enfoca cada vez más con áreas como energía y servicios. Tenemos que atender a los problemas de sociedad y necesidades de los usuarios. Esta es la idea básica que tenemos y el reto hacia los próximos 100 años”, comentó Yoshihiro Kanamaru, Director General de Panasonic de México.

Ofrecerá soluciones efectivas para resolver problemas en las operaciones de los negocios como energía limpia a través de paneles solares de sistema fotovoltaico, principalmente para el sector industrial, sistemas de enfriamiento y aire acondicionado que además de ahorrar energía, ofrece sistema de purificación de aire.

 

Para retail

Desde la adquisición de Hussmann, Panasonic ha estado trabajando en el concepto Smart Locker LastMile Hub, una solución basada en tecnología de Internet de las Cosas que ayuda a los minoristas a resolver el proceso de entrega de comestibles refrigerados y centralizados. Esta solución consiste en un sistema de tres gabinetes (congelador, refrigerado y temperatura ambiente) ubicados al exterior del establecimiento, dentro de los cuales el supermercado deposita los alimentos y víveres que un cliente solicita a través de una aplicación.

Posteriormente, utilizando un smartphone y a través de la misma aplicación, el cliente abre la cerradura IoT del gabinete asignado y recoge su pedido en el horario de su preferencia. A la par, esta solución reduce costos de operación de los minoristas y asegura al consumidor que su pedido estará disponible de acuerdo a sus necesidades de tiempo, ya sea con alimentos frescos, congelados o refrigerados, según sea el caso.

Self Check-Out Kiosk

Para complementar esta automatización, presentó el punto de venta Self Check-Out Kiosk, en el que el propio consumidor puede escanear, pesar y pagar sus productos en una tienda de autoservicio. Se trata también de una completa solución en la que Panasonic provee todo el hardware y software, además de los servicios de integración, instalación y soporte.

“Estamos enfocando estas soluciones como el segundo pilar de crecimiento para Panasonic. Mediante el desarrollo de estas áreas de negocio queremos ayudar a las empresas con sus operaciones y cumplir con nuestro deber de contribuir a la sociedad misma”, agregó Kanamaru.

 

 

 

Disminuya los gastos energéticos de su Centro de Datos

Las empresas que buscan brindar el mejor nivel de servicio a sus clientes, dependen de la continuidad de sus operaciones las 24 horas del día los 365 días del año. Desde el punto de vista del consumo eléctrico, este tipo de operación implica un gasto considerable de energía.

Se estima que un centro de datos grande puede consumir hasta 40 mil millones de kW/h anuales de energía, aproximadamente el consumo que genera una ciudad de 30,000 habitantes.

Esto es preocupante no solo para cualquier operador de IT o inversionista (por obvias razones) sino también es de suma importancia para asociaciones civiles que por años han luchado por proteger el medio ambiente, pues el desarrollo tecnológico ha contribuido en gran parte a incrementar la contaminación ambiental. La  implementación de tecnológicas más amigables con nuestro ambiente se ha vuelto indispensable.

Con el rápido desarrollo tecnológico, la energía que un centro de datos debe consumir diariamente para su operación puede sobrepasar los índices de gases contaminantes como el CO2, lo que contribuye al calentamiento global”, comentó Rafael Vásquez, Director General de ERA Telecomunicaciones, y agregó, “es importante entonces, implementar tecnologías que además de hacer los procesos de los centros de datos lo más eficientes posibles, contribuyan a la disminución de dichos contaminantes”.

Tener un control y conocimiento del gasto energético que un centro de datos produce diariamente, es una estrategia eficiente para cuidar  nuestro planeta, pues de manera inmediata se podría conocer dónde, sí es que existen, se encuentran las ineficiencias que a largo plazo se convierten en gases contaminantes. De igual manera, permite al administrador plantearse estrategias de ahorro al conocer el funcionamiento habitual, dónde se puede ahorrar y cómo se puede mejorar.

La energía excesiva mal implementada puede significar para el medio ambiente un incremento de calor o la generación de gases de efecto invernadero, sin contar el desperdicio de recursos.

Así, desde edificios inteligentes hasta centros de datos con infraestructuras que disminuyen el gasto energético, son ya un paso a la transformación digital y la promesa de un futuro más verde.

“Usted debe de buscar un sistema de gestión eficiente de energía para un centro de datos, se trata de una inversión inteligente, no sólo por el ahorro en gastos que esto implica para cualquier administrador, también por la contribución de manera indirecta al planeta. La tecnología debería ser sinónimo de un futuro más verde”, finalizó Vásquez.

Continuidad y energía eficiente: prioridades del Centro de Datos

Es de suma importancia para una empresa mantener su centro de datos en constante funcionamiento, pues desde su organización interna hasta la protección de su información dependen de la continuidad de sus operaciones. Una falla de escasos segundos podría significar perdidas económicas millonarias y/o causar un caos interno, por esto la infraestructura crítica de un centro de datos deben ser robusta, operar eficientemente y estar preparada para afrontar cualquier interrupción, o dado el caso, poder ser reparada inmediatamente.

“De acuerdo con las predicciones de la industria, para el 2020 habrá hasta 50 billones de dispositivos conectados a las redes en el mundo. Con la demanda de miles de millones de dispositivos conectados a la red, si un edificio tiene facilidades para conectar sus dispositivos y mantenerlos alimentados, va a estar mejor preparado para dar soporte a las nuevas tecnologías”. Apunta Rafael Vásquez, Director General de ERA Telecomunicaciones.

Los administradores y operadores de TI han comenzado a ocuparse de esta situación, pues con los incrementos actuales de trafico de información, los centros de datos deben afrontar mayores retos, además estar preparados para soportar las tecnologías del futuro, debido a que la organización y funcionamiento de una empresa dependen de la conexión eficiente a una red.

La implementación de soluciones eficientes para la infraestructura del centro de datos es una inversión que necesita afrontar cualquier empresa que busque asegurar sus operaciones. Es importante considerar estos dos factores:

 

1. Recopilación de datos de manera inmediata y a distancia: Con el desarrollo tecnológico en constante evolución una infraestructura de centro de datos capaz de ser monitoreada a distancia y de manera inmediata permite que las operaciones sigan su curso, pues cualquier falla que suceda podrá ser detectada al momento que se produzca y de ser necesario, resolverse rápidamente.

 

2. Listo para el futuro: Con la trasformación digital en pleno auge, los centros de datos deberán estar listos para afrontar los retos que implica el desarrollo de tecnologías nuevas y con esto la necesidad de conexiones rápidas y cada vez más robustas.

 

Mantener la infraestructura tecnológica de un centro de datos en correcto funcionamiento facilita la continuidad de las operaciones, convirtiéndose más que un gasto, en una inversión con resultados inmediatos para cualquier empresa.

Ciudades inteligentes, una realidad que todo gobierno debe adoptar

El rápido crecimiento de ciudades en América Latina ha generado grandes desafíos que no puede resolverse de forma tradicional. La vida urbana va a dominar el próximo siglo, es por lo que, tanto las ciudades antiguas, como las nuevas, están utilizando la tecnología para ser más eficientes. El desafío es convertirse en lugares mucho más agradables para vivir con una distribución eficiente de los recursos. Las ciudades tienen que transformarse en lugares “inteligentes”.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para 2050, el 70% de la población mundial habitará en centros urbanos inteligentes. Este fenómeno traerá consigo importantes efectos económicos, políticos y medioambientales, por lo que el concepto de “ciudad inteligente” toma mayor relevancia.

De acuerdo a Gemalto, las ciudades inteligentes no son sólo un sueño del futuro, pues gracias a las soluciones innovadoras del Internet de las Cosas (IoT), muchas ya están activas y se están expandiendo rápidamente. Los gobiernos municipales están aprovechando las tecnologías inalámbricas celulares y de área amplia de baja potencia (LPWAN) para conectar y mejorar la infraestructura, la eficiencia, la conveniencia y la calidad de vida de los residentes y visitantes por igual.

Por lo anterior, el modelo de ciudad inteligente se convierte en una gran opción para los gobiernos dado los beneficios que trae consigo. Por ejemplo, la implementación de las nuevas tecnologías permite mejorar la sostenibilidad y competitividad de la ciudad, siendo un importante desafío de los más de 2,000 millones de habitantes adicionales para 2050.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) para el año 2050, si no se toman medidas adecuadas, el crecimiento económico y demográfico tendrá un impacto medioambiental y social sin precedentes.

Londres, Nueva York, París y Hong Kong son algunas de las ciudades que se han visto beneficiadas por las nuevas soluciones en el sector de las telecomunicaciones, y en donde se han creado importantes proyectos implementando transportes sustentables que ayudan a reducir las emisiones de carbono y permiten menores tiempos de conmutación.

En Latinoamérica la formación de Ciudades Inteligentes ha tenido un ritmo más lento, Santiago de Chile, Ciudad de México y Bogotá son algunas de las ciudades que se encuentran en la búsqueda constante de soluciones para mejorar el tránsito vehicular, medir y controlar la contaminación y fomentar la educación tecnológica.

Hoy el 54% de las personas de todo el mundo vive en ciudades, una proporción que se espera llegue al 66% para 2050.

Gemalto afirma que, en nuestro país, debido al crecimiento urbano en Guadalajara, Puebla, Guanajuato, Monterrey y Valle de México, este tipo de ciudades con iniciativas enfocadas a la tecnología están comenzando a ser una realidad ya que la innovación técnica y científica está tomando mayor fuerza.

Mauricio Bouskela, consultor del BID, destaca los siguientes beneficios de una ciudad inteligente: 

  • Mejora la toma de decisiones: La adopción de las nuevas tecnologías, facilita la integración de procesos en la administración pública, y aportan la información necesaria para la mejor toma de decisiones y gestión presupuestaria.
  • Eficiencia gubernamental: Genera los procedimientos comunes que aumentan la eficiencia de toda la estructura de gobierno.
  • Optimización de recursos: Con la aplicación adecuada de la tecnología, se logra optimizar la asignación de recursos, tener mejor visibilidad de su uso y ayudar a reducir gastos innecesarios.
  • Mejora la atención de los habitantes: El grado de satisfacción de los ciudadanos aumenta, ya que permite brindar una atención más cercana a los usuarios, lo que ayuda a cambiar la imagen de los órganos públicos.
  • Estimula la participación de la sociedad civil: La integración de la tecnología estimula la participación de la sociedad civil y de los ciudadanos en la estructura administrativa a través del uso de herramientas tecnológicas que ayudan a monitorear los indicadores de servicios públicos, detectando los problemas, informando, compartiendo e interactuando con la estructura para resolverlos.
  • Mejora en la planeación de políticas públicas: Genera indicadores de desempeño que son útiles para medir, comparar y mejorar las políticas públicas de la ciudad.

Todo esto, las cámaras conectadas, los sistemas viales inteligentes y los sistemas de monitoreo de seguridad pública pueden proporcionar una capa adicional de protección y apoyo de emergencia para ayudar a los ciudadanos cuando sea necesario. Pero también debemos proteger las propias ciudades inteligentes de las vulnerabilidades.

Las ciudades inteligentes sólo pueden funcionar si confiamos en ellas. Todos los socios del ecosistema (gobiernos, empresas, proveedores de software, fabricantes de dispositivos, proveedores de energía y proveedores de servicios de red) deben hacer su parte e integrar soluciones que cumplan cuatro objetivos de seguridad básicos: Disponibilidad, Integridad, Confidencialidad y Responsabilidad.

 

Por: Carlos Romero Business Development IOT LATAM de Gemalto.

El fútbol del futuro es tecnológico y sustentable

El fútbol, como deporte, es un fenómeno de masas que ha tenido que reinventarse una y otra vez y en donde la tecnología ha sido parte de esa transformación. Podemos revisar los uniformes, los balones y el calzado que se usaban en el siglo pasado y compararlos con los mismos objetos utilizados en el último torneo internacional de fútbol, dándonos cuenta de que la diferencia sería enorme.

En este sentido, los estadios representan la parte tecnológica con mayor innovación, a tal grado que se han convertido en estadios inteligentes. Así, en cada grandioso evento, los países anfitriones sorprenden al mundo con los avances más espectaculares para albergar eventos de esa relevancia, donde dentro de los beneficios se encuentran ser más sustentables y mejorar la experiencia del aficionado.

¿Qué es un estadio inteligente?

Podríamos decir que un estadio inteligente es un escenario donde convergen tecnología, deporte y entretenimiento. Commscope lo define como una mini-ciudad inteligente en la que el aficionado puede tener una nueva experiencia que involucra comodidades para vivir toda la emoción de un partido, pantallas de la más alta calidad para seguir las repeticiones o disfrutarlas desde su dispositivo sin perder conectividad para compartir la experiencia, mientras goza de los servicios de comida y bebida sin perder el detalle del partido de su equipo favorito. En resumen, la infraestructura permite vivir toda la experiencia para que el fan esté convencido de que la acción está en el lugar y no en la sala de su casa.

Al tener toda la comodidad tecnológica, se podría considerar el gasto energético que afecta al medio ambiente alrededor del estadio, pero nada más lejos que esto, ya que dichas innovaciones incluyen un sentido amigable con el ecosistema, por lo que se requiere de infraestructura sustentable.

Actualmente existen varios ejemplos de este tipo de recintos deportivos que hablan por sí solos para mostrarnos cómo el futuro es ahora, por ejemplo, el Mercedes-Benz Stadium (la casa del Atlanta United de la MLS y de los Falcons de la NFL), donde se celebrará la final de la liga en 2019, nos muestra cómo se puede ser amigable con el medio ambiente pues aquí, la sustentabilidad es vital: cuenta con cuatro mil paneles solares capaces de generar energía suficiente para 10 partidos de futbol americano o 13 de soccer (esto se traduce en 1.6 millones de kWh al año).

Mercedes-Benz Stadium.

Y lo ecológico va de la mano con un sentido de responsabilidad social: dos mil millones de galones de agua pueden ser almacenados en este estadio, ayudando a evitar inundaciones en el área.

Además, está muy bien conectado con el transporte público (los Falcons tienen el mayor porcentaje de fans de toda la NFL que llegan de esta forma al estadio). También tienen un programa propio de bicicletas y rutas peatonales para llegar a este inmueble.

Todo esto forma parte de la experiencia de un estadio inteligente y ha hecho que el Mercedes-Benz Stadium sea el primero de este tipo en Estados Unidos en alcanzar una certificación LEED platino con 88 puntos.

LEED, por sus siglas en inglés significa Leadership in Energy & Environmental Design, es el sistema que califica y reconoce a los edificios sustentables por sus estrategias e infraestructura encaminadas a la eficiencia energética y al uso de energías alternativas para cuidar el medio ambiente y recursos naturales como el ahorro del agua.

 

En México, también hay estadios inteligentes

En 2013, la innovación con los estadios inteligentes inició en nuestro país con el equipo de fútbol Rayados de Monterrey, que decidieron actualizarse y construir el estadio BBVA Bancomer. Por adentro, se conforma de una estructura metálica futurista, con asientos cómodos, pantallas con WiFi, techos acústicos, luminarias ahorradoras y el uso de aguas residuales, además cuenta con ingeniería que permite una ventilación natural sin gastar en clima artificial en una ciudad con temperaturas tan extremas como Monterrey.

La eficiencia de sus equipos le permite ahorrar hasta un 30% de energía. También es capaz de gestionar de forma inteligente su instalación eléctrica y utiliza materiales amigables con el medio ambiente y 100% reciclables.

Sin duda, esta tendencia en estadios está permeando en el mundo entero mezclando pasión por el deporte y la sostenibilidad.

Muestra de ello es el top cinco de los estadios de fútbol considerados tan verdes, que podrían salvar el planeta:

  1. El Estadio BBVA Bancomer | México – Es uno de los más tecnológicos del mundo, cuenta con certificación LEED Plata y en su construcción consideró áreas verdes recreativas y de deporte, además de todo lo mencionado anteriormente.
  2. Aviva Stadium | Irlanda – Cuenta con la certificación ISO20121 y actualmente tiene una tasa anual de reciclado del 75%. Almacena agua de lluvia para riego y su estructura transparente reduce el uso de luz eléctrica.
  3. Mercedes Benz Stadium | Estados Unidos – Es un estadio utilizado para partidos de fútbol americano, futbol soccer y rugby. Al contar con más de cuatro mil paneles solares, recicla la energía, lo que le permite ahorrar hasta un 29% más de energía que cualquier otro estadio. De igual forma, recicla el agua que consume.
  4. Otrkrytie Arena | Rusia – Un estadio restaurado que obtuvo la certificación BREEAM y que a su alrededor cuenta con un amplio espacio verde, así como con un sistema automatizado que regula su consumo energético reduciéndolo entre un 20 y un 70%.
  5. Tottenham Hotspur Stadium | Inglaterra – Fue construido enfocándose en la conservación de recursos y de energía, utilizando 75% de material de demoliciones en su construcción. Fomenta el desuso de plásticos y el uso de transporte público entre sus aficionados

Una tendencia en favor de todos.

Los beneficios de un estadio inteligente están más que claros en la experiencia que ofrece a los aficionados. Sin embargo, como hemos podido leer, las ventajas también son para la comunidad que vive alrededor del inmueble, el resto de la ciudad y todo el medio ambiente.

Al contribuir generando su propia energía y a su vez, tomar medidas para reciclar o gastar menos, el impacto ambiental es menor. Además, si a esto le sumamos las iniciativas para hacer de los estadios, lugares que cuenten con transporte público y rutas amigables para los asistentes, se evita que se formen congestionamientos que contaminan y hacen perder tiempo a todos los que se mueven alrededor de la zona. La ciudad y el planeta ganan y tal vez, en un futuro no muy lejano, tengamos estadios que se alimenten de la energía de los asistentes.

 

Información de Schneider

 

El futuro de las ciudades inteligentes

Un nuevo informe publicado por un grupo de trabajo denominado Georgia Tech, afirma que el futuro de la tecnología de las ciudades inteligentes dependerá de que las empresas y los gobiernos de la ciudad entiendan los puntos más delicados de la tecnología IoT y la forma en que afecta los modelos comerciales y las vidas de los ciudadanos. El informe analiza, entre otras cosas, los riesgos y las posibles recompensas de varios tipos de IoT pública, desde una perspectiva ética, tecnológica y práctica.

Un punto clave para los investigadores es que el IoT desplegado en espacios públicos -en colaboración entre los gobiernos de las ciudades, la empresa privada y los propios ciudadanos- tiene un grupo diverso de partes interesadas a las que responder.

Los ciudadanos requieren transparencia y protecciones rigurosas de seguridad y privacidad, para estar seguros de que pueden usar la tecnología de forma segura y tener una comprensión clara de la forma en que el sistema puede usar su información.

La investigación también profundizó en varios casos de uso específicos para smart city IoT, la mayoría de los cuales giran en torno a la participación más directa con los ciudadanos. Las ofertas de gestión de servicios municipales, que permiten a los residentes comunicarse directamente con la ciudad sobre su gestión de residuos o necesidades de servicios públicos, ocuparon un lugar destacado en la lista de posibles casos de uso, junto con tecnología de gestión para los propios servicios, permitiendo que las ciudades gestionen la red eléctrica y el sistema de una manera más centralizada. La seguridad pública fue otro caso de uso clave, por ejemplo, la idea de usar sensores IoT para proporcionar información más precisa a los primeros respondedores en caso de emergencia.

El modelo de negocio para la industria privada involucrado en la tecnología de ciudad inteligente gira en torno a la idea de que los sensores agreguen valor a los productos y servicios existentes. Tales “productos cargados digitalmente” pueden ser desde elementos clásicos de IoT hogareños como cámaras de seguridad y termostatos accesibles a teléfonos inteligentes, hasta sistemas de calefacción que pueden notificar a los proveedores cuando se necesita un reabastecimiento.

Más allá de los dispositivos habilitados para sensores actuales, las empresas están más interesadas en la idea de plataformas IoT, software que permita una amplia gama de productos y servicios de IoT diferentes. El informe cita una investigación de IoT Analytics que dice que el mercado de los servicios de la plataforma IoT alcanzará los $ 22 mil millones en los próximos cinco años.

 

– Jon Gold

Claves para lograr mayor eficiencia en el Centro de Datos

¿Cómo puedo hacer más eficiente mi centro de datos?”. Este es un cuestionamiento perfectamente razonable, ya que cada vez es más importante poder optimizar costos y la infraestructura del negocio.

Vivimos en un mundo conectado en el que es vital proteger los datos y archivos importantes. Entonces, es prioridad asegurarse que la infraestructura física del centro de datos pueda adaptarse con rapidez para admitir futuras demandas por el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y el crecimiento en la nube o en ubicaciones periféricas sin comprometer eficiencia operativa.

Actualmente, estos escenarios son recurrentes por lo que será difícil saber dónde comenzar si no se ha implementado un análisis de eficiencia energética y determinar la criticidad de la operación o de procesos particulares. Se trata de algo básico, pero que con frecuencia es un escenario que se pasa por alto.

El monitoreo de energía es el punto de inicio para la eficiencia del centro de datos. Ya que nos da una visión de dónde se está consumiendo la energía y puede ayudar a descubrir posibles fuentes de ineficiencia.

Debemos tener presente que existen áreas donde es muy probable que las empresas estén perdiendo eficiencia y, sin sorprendernos, son los cuatro elementos más importantes para cualquier centro de información:

  • La carga del sistema que alimenta a los UPS (Densidad por rack).
  • El equipo de enfriamiento,es la configuración y diseño del aire acondicionado de precisión del Cuarto de Cómputo (CRAC, siglas en inglés) y la energía de entrada a estos.
  • La calidad de la energía en el suministro eléctrico.
  • La ubicación del centro de datos en sí misma y su distribución.

Las primeras tres hablan, en números, de la efectividad del uso energético (PUE, por sus siglas en inglés), que permiten referenciar sobre cómo se desempeña un centro de datos en comparación con otras organizaciones con infraestructura similar. De esta forma, se puede llegar a un primer escenario sobre qué está funcionando como se espera y qué no.

Por esto es muy importante tener presente los parámetros y controles que dan una historia más detallada sobre qué ha ocurrido. Mientras que los números PUE se enfocan solamente en la infraestructura, estas variables consideran infraestructura, equipo de sistemas conectado a éste y la instalación como un todo. Es importante ver todo el panorama y considerar cuáles son las áreas de oportunidad que se deben aprovechar.

Hay un número de cambios que se pueden hacer desde el comienzo para incrementar la eficiencia. Por ejemplo, revisar el inventario y analizar detenidamente qué es lo que hay, especialmente servidores viejos, routers, apagadores, almacenaje, que pueden no estar siendo utilizados y considerar retirarlos o consolidarlos.

También hay que analizar el contexto fuera del centro de datos, cualquier cosa que caiga bajo la misma denominación, como máquinas de fax (¿cuándo fue la última vez que se envió un fax?), impresoras, etcétera, especialmente si toman energía del UPS. Por otro lado, cuando hablamos del software, se debe pensar en las plataformas que existen y cuán eficientes son, junto con los procesos adicionales que pueden estar utilizando, incluso cuando no están siendo utilizadas.

Hasta se tiene que analizar el tipo de organización/limpieza del lugar de trabajo puede reducir el consumo de energía. Incluso cosas simples como asegurar que las luces estén apagadas cuando nadie esté en el centro de datos puede tener un gran impacto.

Ahora, si en verdad su organización necesita una gran cantidad de aparatos, valdría la pena invertir en OPEX para mejorar el equipo y reducir el número de aparatos y el tamaño total de la infraestructura. Cada equipo que retiren tiene un efecto dominó de impacto positivo de ahorro de energía, especialmente en el centro de información.

Lo que llama la atención es que es mucho más común de lo que se piensa la falta de visibilidad de muchos operadores de sistemas en cuanto en dónde y cómo se está consumiendo la energía. Cabe destacar que es difícil saber dónde comenzar si no se ha implementado un sistema de medición de energía, y sin embargo, esto es algo que con frecuencia es pasado por alto, por tal razón, los responsables de la infraestructura pasiva debe contar con las herramientas necesarias para cumplir con sus tareas, pero también saber optimizar los recursos para contribuir con el negocio desde todas las áreas.

 

Por: David Cabrera, Director de Desarrollo de Negocios de Vertiv.