Cinco beneficios que debe saber de los contratos en blockchain

Durante el primer semestre de 2018, las ganancias que obtuvo la delincuencia por fraudes tradicionales y cibernéticos contra clientes de la banca comercial ascendió a más de 9,231 millones de pesos, según datos de la Condusef. Por ello, gracias a la transparencia y seguridad que ofrece a los usuarios, el uso del blockchain como método de registro ha aumentado considerablemente, teniendo un mercado con valor de $12.5 miles de millones de dólares, de acuerdo con Global Market Estimates.

Además de la seguridad, la arquitectura del blockchain hace que funcione prácticamente cualquier tipo de operación que involucre valor, bienes o propiedades, tales como transacciones bancarias o contratos, siendo estos últimos uno de los usos más prometedores.

“El blockchain es una base de datos distribuida que registra bloques de información y los entrelaza para proteger los registros, los bloques son como un libro de contabilidad interrelacionados que se cotejan entre sí. Así que cuando un registro intenta ser alterado y no coincide con el resto, este se anula y vuelve a la red virtualmente inalterable”, explica Ignacio Bermeo, director general Trato.

Hasta ahora, los contratos han sido documentos escritos sujetos a leyes y jurisdicciones territoriales que, en ocasiones, requieren de un notario.

Un contrato inteligente es capaz de ejecutarse y hacerse cumplir por sí mismo, ya que el blockchain elimina la necesidad de que un tercero, por ejemplo un banco, garantice que la operación es confiable, pues su sistema de múltiples nodos interconectados lo hace incorruptible.

Aquí enlistamos 5 beneficios de utilizar blockchain en tus contratos, según Trato:

1. Control. En un contrato en papel comúnmente se firma en distintas réplicas para que las partes puedan tener una copia del mismo, sin embargo las copias son alterables, en cambio en una red de blockchain el contrato es uno, las versiones quedan documentadas y las partes interesadas tienen acceso al documento en la nube.

 

2. Accesibilidad y eficiencia. Al ser un servicio en la nube, tú y tus clientes pueden firmar y acceder en cualquier momento a los contratos desde un dispositivo conectado a internet, lo que elimina costos y riesgos de logística y los inconvenientes de reunir a las partes en una sola ubicación geográfica.

 

3. Certeza. Los contratos electrónicos, al igual que en los documentos físicos, son acuerdos en los que los interesados otorgan su consentimiento a ciertas obligaciones y responsabilidades, pero en lugar de una firma autógrafa, las leyes en México y Tratados Internacionales permiten que el consentimiento se exprese con el uso de medios electrónicos o cualquier otra tecnología.

Además, en materia de prueba, dentro de lo que la ley define como los elementos aportados por los descubrimientos de la ciencia, podemos considerar los beneficios que agregan a las características de un contrato, el uso de tecnologías como blockchain.

4. Transparencia. Una tecnología como blockchain permite tener registro en distintos servidores para que todos tengan la misma copia, por lo que cada una de las transacciones relacionadas al contrato están debidamente registradas.

 

5. Seguridad. La misma lógica de la tecnología hace virtualmente imposible vulnerar un contrato, por lo que las partes involucradas en un negocio jurídico o cualquier interesado puede tener la seguridad de que no habrá alteraciones, ya que si se intentara, éstas se anularían.