¿Cómo llevar la digitalización al campo?

El uso de internet y la penetración digital, de acuerdo con Enduih, se concentra en el 86% áreas urbanas, lo que representa una serie de desventajas para la población rural, especialmente para el campo.

Aunque el campo mexicano continúa siendo uno de los sectores más importantes para el país, es uno de los sectores más alejados en cuanto a tecnología se refiere. Hoy en día, la agricultura no es prioridad en las estrategias digitales de los estados. Aunque se comienza a vislumbrar un mejor panorama, las TICs tienen un impacto restringido fuera de las ciudades.

“Terminar con la brecha digital entre las zonas rurales y las urbanas para fomentar mayores oportunidades es una de las cuestiones que más tienen que interesar en el 2019. La aplicación de la tecnología en el campo mexicano es vital, ya que éste continúa siendo uno de los sectores más importantes en el país”. Señaló, Cristhian Engemann, director general de Agrodrone México.

Los cultivos agrícolas son vitales para la economía y alimentación en México, sin embargo, su extensión se ha reducido por diversos factores como la urbanización, deforestación, cambio climático, plagas, y la exclusión al mundo tecnológico. Y es que la exclusión digital en el mundo rural no refleja solo un dato sociocultural más, sino una debilidad en diversos ámbitos tales como, económicos, financieros y productivos.

La falta de inclusión de tecnología en el campo podría representar una amenaza para la seguridad alimentaria en un futuro cercano, ya que para el año 2050, el mundo rozará los 10,000 millones de habitantes, lo cual impulsará la demanda global de productos agrícolas en un 50% más sobre los niveles actuales, según pronostica el informe “El futuro de la alimentación y la agricultura”, realizado por la FAO en este año.

En la cuestión tecnológica existen múltiples herramientas para la agricultura, las hay desde económicas y de rápida implementación, hasta las más sofisticadas y con un grado superior. “El mundo digital abre un gran número de oportunidades al campo mexicano, es y será la tecnología su gran aliada. Una de ellas es el uso de drones y software, con el que es posible el comienzo de la inclusión de la tecnología en el campo mexicano para modernizarlo, volverlo competitivo, ayudarle a reducir costos, y solventar las necesidades de un mercado tan desafiante”. Añadió Engemann.

El empleo de la tecnología trae grandes beneficios como lo demuestra el concepto de agricultura de precisión, que se refiere a la gestión de cultivos agrícolas mediante el uso de dispositivos digitales para obtener datos que ayuden a los agricultores a evaluar con mayor precisión el estado de salud de su siembra, estimar la cantidad adecuada de fertilizantes y predecir con más exactitud el rendimiento y la producción de los cultivos.