Freelancers + Planta: Consejos para trabajar con equipos híbridos

En la actualidad una de las principales preocupaciones de las áreas de recursos humanos es cómo lograr que los trabajadores de planta en las empresas no se sientan en riesgo al contratar freelancers, o que esto genere fricciones entre empleados. Ante la tendencia de integrar trabajadores independientes dentro de equipos de trabajo tradicionales, se requiere realizar un ajuste en la cultura laboral y empresarial.

Para ayudar a los departamentos de recursos humanos a integrar equipos híbridos, compuestos por trabajadores de planta y freelancers, Workana nos comparte 3 consejos para realizar esta transición.

 

⦁ Implementar trabajo remoto y ofrece más flexibilidad a los empleados

Al integrar un equipo de trabajo híbrido, el personal freelance trabajará a distancia la mayor parte del tiempo, lo cual puede ocasionar descontento entre los trabajadores de planta, quienes podrían pedir la misma flexibilidad para ellos. Crear una agenda de trabajo que permita esto no sólo es posible, sino que puede ser positivo también para la productividad.

Comenzar, por ejemplo, implementando un viernes de trabajo remoto, animará a los empleados de planta a organizarse y enfocarse en obtener resultados para liberar su carga de trabajo a tiempo, y poder atender pendientes menores a distancia a cambio. Además de acelerar el trabajo, esto inculca en los empleados mejores hábitos de organización del tiempo y disciplina.

De manera más avanzada, se pueden reducir las horas laborales de acuerdo con la productividad del empleado, es decir, si puede cumplir con las metas planteadas en tiempo y forma sin la necesidad de acudir a la oficina o estar en ella durante 8 horas.

⦁ Impulsar equipos autónomos

Debido a la distancia, la comunicación entre trabajadores fijos y el equipo se reduce, por lo cual las reuniones en equipo deben ser claras y concretas. Los trabajadores no sólo tienen que comunicar claramente sus necesidades para tareas específicas, sino que deben ser capaces de gestionar sus tiempos, reconocer su carga de trabajo y su grado de responsabilidad en el proyecto.

Fomentar la autonomía laboral y gestión personal de la carga de trabajo permite que, en las reuniones de avance o revisión, ambos equipos entiendan qué acciones necesitan llevar a cabo, qué materiales o documentos deben recibir y hacia dónde deben a avanzar las tareas. Esta claridad sólo se puede obtener cuando las metas y los procesos del proyecto son claros y todos los integrantes del equipo se comprometen con ellos.

 

⦁ Ejercer el liderazgo requerido

Liderar diferentes equipos de trabajo requiere aprender a establecer metas realistas, proveer a cada grupo de las herramientas que necesita para concretar su trabajo, entender cómo hacer el seguimiento con cada uno y entre ellos, además de establecer y respetar deadlines. El responsable del proyecto debe ser capaz de guiar a las personas y cederles el control cuando sea necesario.

Es clave para el crecimiento de las empresas entender cómo manejar a sus empleados, sumarse a tendencias clave que la mantengan actualizada y trabajar con personas que aprendan y disfruten de los proyectos que la organización lleve.