Consumidores mexicanos necesitan fortalecer la seguridad en sus cuentas bancarias

La semana pasada, autoridades mexicanas advirtieron a los bancos estar alertas ante posibles ataques cibernéticos y fortalecer los sistemas de seguridad. Los ataques cibernéticos dirigidos a la industria financiera no siempre atacan a los bancos, sino que apuntan a las cuentas bancarias de sus clientes.

Los ciberdelincuentes se dirigen a los consumidores porque saben que la mayoría de las personas almacena información sensible y confidencial en sus dispositivos electrónicos y con esos mismos dispositivos realiza compras y operaciones bancarias en línea. También saben que los usuarios son un eslabón débil y que a menudo desconocen las mejores prácticas de seguridad.

Luis Corrons, Evangelista de Seguridad de Avast, nos brinda 5 consejos para que los consumidores pueden combatir el delito cibernético.

1. Tener cuidado con los Troyanos bancarios móviles

El número de troyanos de banca móvil va en aumento. Los troyanos de banca móvil son aplicaciones que intentan engañar al usuario para que renuncie a los detalles de su cuenta bancaria haciéndose pasar por una aplicación bancaria legítima, generalmente imitan la pantalla de inicio de sesión o bien, proporcionan una pantalla genérica con el logotipo del banco en cuestión.

Avast llevó a cabo recientemente una encuesta en la que pedía a los consumidores que compararan la autenticidad de las interfaces de aplicaciones bancarias oficiales y falsificadas.

En México, el 68% identificó las interfaces reales de banca móvil como falsas y el 44% confundió las interfaces falsas de banca móvil con las reales.

Estos resultados son alarmantes y demuestran que los consumidores pueden ser fácilmente víctimas de los troyanos bancarios.

2. Evitar la trampa de phishing

Los usuarios también deben estar atentos al phishing, que es una técnica de ingeniería social que los ciberdelincuentes utilizan con el fin de engañar a las personas para que entreguen su información confidencial, como detalles de tarjetas de crédito y credenciales de inicio de sesión. La forma más común del phishing scam es mediante un correo electrónico diseñado para parecer que proviene de una organización legítima, por lo que es difícil de distinguir, e incluye enlaces o archivos adjuntos. Los enlaces en correos electrónicos de phishing conducen a sitios web maliciosos casi idénticos al sitio web que están imitando y solicitan a los usuarios que ingrese información personal.

3. Cuidar las contraseñas, porque son la clave de acceso a nuestra bóveda

El uso de contraseñas sólidas y únicas para cada cuenta en línea, así como cambiarlas regularmente, es un paso importante que los usuarios deben seguir para mantener seguras sus cuentas en línea, especialmente las bancarias.

Utilizar un administrador de contraseñas puede ayudarlo a esta tarea, ya que éstos usan cifrado seguro y generan contraseñas híper seguras para todas las cuentas, con lo que los usuarios no tienen que recordar contraseñas largas y pueden cambiarlas fácilmente con frecuencia. Cambiar las contraseñas de las cuentas de manera regular es extremadamente necesario, ya que las empresas no siempre detectan las infracciones de datos, lo que quiere decir que los ciberdelincuentes pueden tener acceso a las credenciales de inicio de sesión sin que nadie se dé cuenta y por lo tanto, comenzarán a cometer fraude.

4. Instalar una red de seguridad

La instalación de un software antivirus en cualquier dispositivo, ya sea Mac, Windows o Android, es imprescindible. El software antivirus protege a los usuarios contra una gran cantidad de amenazas, incluyendo spyware, ransomware, keyloggers y troyanos.

5. Mantener la banca en línea solamente en dispositivos propios

Por último, se recomienda que los usuarios nunca lleven a cabo transacciones financieras desde una computadora o dispositivo móvil que no les pertenece, ya que no se puede estar seguro de quién lo usó antes y qué tipo de software se está ejecutando. Lo mismo ocurre con las redes Wi-Fi; los usuarios deben evitar realizar transacciones financieras cuando estén conectados a redes Wi-Fi públicas, ya que los hackers pueden espiar las actividades de la red. Si es absolutamente necesario, los usuarios deben usar una VPN cuando realicen operaciones bancarias en línea utilizando Wi-Fi público.