Cuatro pilares obligatorios en el manejo de datos

El manejo de datos se convirtió en uno de los asuntos más discutidos en el proceso de transformación digital. Ese trayecto de los negocios, que se denominó stairway to value (escaleras hacia el valor), necesita recorrerse fase a fase, de modo que todos los aspectos esenciales se contemplen y que la organización se prepare de manera efectiva para aprovechar la información que se genera.

En principio, se necesita hacer el debido estudio, o sea, la organización y preparación de los datos (sean estructurados o no estructurados) recogidos de diversas fuentes. Se trata del momento propicio para que empresas y profesionales aprendan a lidiar con los datos y, a partir de eso, a realizar las siguientes etapas: almacenar, enriquecer, activar y monetizar su información.

Hace pocos años, las bases de datos sólo existían para almacenar. Hoy en día, esos recursos son fundamentales para dar cuerpo a la transformación digital, ya que la materia prima de la información valiosa para los negocios está ahí. Y para obtener ventajas de ese futuro modelado por los datos, necesitamos considerar algunos pilares.

 

Modernización del centro de datos: es el primer paso para la optimización del almacenamiento y procesamiento de datos. Se necesita garantizar que la infraestructura tecnológica sea flexible y que funcione para diversas aplicaciones y ambientes multinube, permitiendo, por ejemplo, la inserción de futuras tecnologías que facilitarán la utilización de los datos. En resumen, la infraestructura de TI debe ser ágil y no puede ser un factor limitante para la transformación digital.

Gobernanza de datos inteligente: en este pilar, entran las soluciones y herramientas que permiten simplificar el cumplimiento de los datos y protegerlos donde sea que estén: en instalaciones o en la nube. Con la gobernanza, los datos no estructurados y, a veces, llamados obscuros, se convierten más claros, mucho en función del trabajo de los ingenieros de datos. Además, entran en escena los metadatos o datos sobre datos, que permiten comprender informaciones que son inteligibles.

 

Insights generados a partir de datos: después de la estructuración, la ciencia de datos entra con profesionales especializados, que pueden ayudar en la lectura y extracción de información y valores de los que, antes, eran una materia bruta, aparentemente sin valor. En ese momento, se hace posible unir los conocimientos humano y artificial para la toma de decisiones asertivas para el negocio.

Monetización de los datos: ese es el estado del arte donde, además de aumentar la eficiencia de la tomada de decisión por medio de insights, los datos permiten también la generación de valor financiero, ya sea con la creación de nuevas fuentes de ingresos o incluso por la reducción de costos y riesgos.

Hoy en día, el principal desafío es tener los cuatro pilares en funcionamiento, algo que, de por sí, requiere la superación de varios obstáculos. Y no hay alternativa.  La transformación digital es un camino sin retorno, que demandará cada vez más exactitud para crear nuevos mercados y responder a demandas creadas con el surgimiento de las nuevas tecnologías. Mientras tanto, los desafíos comunes continúan: enfrentar la competencia, buscar aumento de ingresos y reducción de costo, gestionar riesgos. Ese es nuestro nuevo mundo.

 

Por: Marcelo Sales, Director de Productos y Soluciones de Hitachi Vantara LATAM.