Deficiencias de Internet que Blockchain podría solucionar

Sin duda internet significó un hito en la historia de la humanidad, marcando el inicio de la era de la información. Gracias al Internet, se han logrado muchísimos adelantos científicos y tecnológicos, más que en cualquier otro momento de la historia. Sin embargo, la red tiene ciertas fallas que han significado pérdidas millonarias para empresas alrededor del mundo que Blockchain podría solucionar.

La integridad de la red no debe ser una cuestión aislada, sino una responsabilidad compartida para el beneficio de todos. Esto lleva hacia el Blockchain como la evolución natural de Internet, con la cual no solo se mejora la eficiencia en la transmisión de la información, sino que corrige sus cinco deficiencias clave:

 

1. Inseguridad y fallas a la privacidad

La inseguridad en Internet se traduce en pérdidas para los negocios, desestabilización para los gobiernos y riesgos para los usuarios en su personas y bienes.

En términos de privacidad y seguridad, las soluciones basadas en Blockchain acaban con los riesgos de los datos, ya que se fundamentan sobre el cómputo distribuido y el uso de poderosos algoritmos de encriptación, haciendo que el Blockchain sea la tecnología más segura del planeta. La gente podrá manejar a su entera conveniencia su identidad en línea. Si bien puede existir una colección de datos, esta será anónima, haciendo que la información de usuarios y empresas sea totalmente resguardada. La supervisión del Gobierno o la intrusión de ciertas empresas no será posible, a diferencia de lo que hoy sucede.

 

2. Flujo de la información entorpecido

Las leyes de derechos de autor de un mundo analógico inhiben el intercambio de información, la colaboración y las oportunidades económicas en la era digital. Las políticas de código abierto y los estándares abiertos y pro innovación deben ser el centro de Internet.

Para resolver este punto, es importante conocer el concepto de “Decentralized Autonomous Institution (DAI), donde cada individuo es recompensado a partir del valor que aporta a la comunidad y no existe una entidad central que manipule a la organización. La innovación no se ve contenida por reglas que inhiben la colaboración ni se aplican jerarquías como las conocemos ahora; por el contrario, la DAI es autoadministrada y autorregulada por los consensos de los participantes y todos ellos codificados en Contratos Inteligentes dentro del Blockchain.

Los dueños de las organizaciones con fines de lucro ganarán más mientras más innovación y valor se genere en la comunidad. Los teóricos de la economía dicen que este modelo es la base para una forma teórica de gobierno llamada Futarquía (Vote values, but bet on beliefs – apoya los valores, pero apuesta por las creencias). Que la Futarquía suceda o no es otra historia, ya que depende de “N” factores no tecnológicos; sin embargo, lo importante es entender el poder de la base tecnológica sobre la cual pudiera sustentarse, y esta base es el Blockchain.

 

3. Control centralizado de la red

Los monopolios u oligopolios en línea atentan a la neutralidad de la red a través de operadores que bloquean o sesgan la conectividad y las operaciones de los usuarios. Cuando unas pocas organizaciones y gobiernos controlan la mayoría del contenido en línea, se bloquea el flujo vital de ideas y conocimientos.

La tecnología de Blockchain se basa en cómputo distribuido, público o privado, que asegura la información para promover la expresión de todas las ideas. Aún cuando el acceso a Internet es un tema de infraestructura y telecomunicaciones, la interoperabilidad, la libre elección y las contribuciones a partir de la generación de valor para la comunidad son fundamentos estructurales de una DAI basada forzosamente en un Blockchain.

 

4. Discriminación digital

El acceso y el uso de Internet están lejos de ser distribuidos de manera uniforme. Esto representa problemas de conectividad y diversidad. Numerosos y diversos obstáculos se interponen en el camino de la inclusión digital que no serán superados por sí solos.

Las personas, independientemente de su raza, ingreso, nacionalidad o género, deben tener acceso ilimitado a Internet. Debemos centrarnos en cambiar y construir sistemas que dependan tanto de la tecnología como de los humanos, para aumentar y proteger las diversas voces en Internet.

Una de las características fundamentales del Blockchain es que no existen límites geográficos para su uso. Una vez desplegado el “Nodo Génesis” y su correspondiente propagación, la funcionalidad no depende de un país o una región. Las soluciones de negocio que pueden montarse sobre el Blockchain podrán desarrollarse y aplicarse en cualquier parte del mundo.

En este sentido, la inclusión digital es natural, recompensando al individuo por sus aportaciones y su inteligencia y no por sus creencias, nivel socioeconómico, color de piel o género.

5. Analfabetismo web

Gran parte de la población aún carece de las habilidades para participar en el mundo digital. La alfabetización web se ha centrado en aprender a codificar, menospreciando otros tipos de conciencia técnica y de empoderamiento significativos.

Las DAI basadas en plataformas de Blockchain serán una opción común hacia un proceso evolutivo que ya está sucediendo a pasos agigantados.

Mientras más tecnología aplicada a estos modelos exista, más rápido se extenderán los conocimientos hacia las instituciones educativas para formar niños y jóvenes con todas las herramientas digitales necesarias, sin importar su estrato socioeconómico.

Ante esta evidencia, la adopción de Blockchain por parte de organizaciones y gobiernos es un paso inminente. La cuestión es si serán de los pioneros o simplemente seguirán la tendencia.

 

Por: Arturo Rosas, CEO de Katun.