El dark data supera el 50% en las compañías

Los datos oscuros o dark data representan un gran problema para las organizaciones, también para su seguridad. Según un estudio de Veritas, el 52% de todos los datos dentro de las organizaciones permanecen sin clasificar o etiquetar, lo que indica que las empresas tienen visibilidad limitada sobre la gran cantidad de datos potencialmente críticos para sus negocios. Esto, a su vez, se convierte en un objetivo clave para los hackers.

La clasificación de los datos permite a las organizaciones escanear y etiquetarlos para garantizar que la información confidencial o de riesgo se administre y proteja adecuadamente, independientemente de dónde se encuentre esa información. Esta visibilidad ayuda a las empresas a cumplir con las normativas de protección de datos, cada vez más estrictas, que requieren que se implementen y apliquen políticas de retención en todo el patrimonio de datos de una organización.

La nube pública y los entornos móviles representan los enlaces más débiles en la seguridad de los datos, y es probable que la mayoría se queden sin clasificar y, por lo tanto, sin protección.

Solo el 5% de las compañías afirma haber clasificado todos sus datos en la nube pública, mientras que solo el 6% ha clasificado todos los datos en los dispositivos móviles.

Tres de cada cinco empresas admiten que han clasificado menos de la mitad de sus datos de nube pública, mientras que más de dos tercios han clasificado menos de la mitad de los datos que se encuentran en dispositivos móviles.

Las organizaciones se plantean fortalecer la seguridad de los datos (64%), mejorar la visibilidad y control de ellos (39%) y garantizar el cumplimiento normativo (32%) entre sus principales acciones clave para mejorar la gestión diaria. Sin embargo, la mayoría de los encuestados admite que su organización aún necesita mejorar en todas estas áreas.

 

IDG.es