El futuro de los data centers será híbrido: Edge + Core

Para KIO Networks, México está en el momento ideal para desarrollar una infraestructura híbrida, que complemente los Data Centers Core (Centros de Datos Centrales) con tecnología Edge(Centros de Datos de Frontera), lo que permitirá detonar la economía con una perspectiva local, donde ciudades y estados puedan optar por una arquitectura más eficiente, rápida y cercana que responda a la necesidad de acercar datos y contenidos con una mejor transaccionalidad para las empresas y sus usuarios.

“De acuerdo con Gartner, se prevé que para 2025 el 80% de las empresas cerrarán sus Centros de Datos tradicionales propios, abriendo paso a un nuevo ecosistema híbrido donde se dé prioridad a la inmediatez con la que viaja la información, optimizando costos conjugando el Centro de Datos central con el EDGE para dar redundancia geográfica”, detalló Santiago Suinaga, Director de KIO Data Center Services.

Los Centros de Datos EDGE forman parte de la infraestructura digital crítica que resulta fundamental en la medida en que los dispositivos conectados a través de Internet de las Cosas a la red se masifican, para mejorar los servicios públicos y privados, la eficiencia y la competitividad del país. Los servicios educativos, de salud, movilidad, seguridad, etc., que compiten por  los anchos de banda de las redes requieren una gran velocidad de respuesta, casi instantánea, para poder cumplir su función: es aquí donde la clave es la capacidad de captación, procesando grandes volúmenes de información y el retorno de información de manera mucho más rápida.

En este sentido, los Centros de Datos EDGE complementan la infraestructura de un Centro de Datos Central, pues está más cerca del usuario final, disminuye el desfase o “latencia”, optimiza el intercambio de datos el cual se genera de manera local y mejora la experiencia de los usuarios finales, tanto por optimización de tiempo como por mejoras operativas de organizaciones, industrias o sectores.