El mundial de Rusia ha sido el más seguro de la historia, ¿A qué se debe?

Estamos a punto de conocer al campeón de la Copa Rusia 2018, considerado el mundial más seguro de la historia, gracias a diferentes estrategias y tecnologías; patrullas, militares y policías, máquinas detectoras de metales, bandas de Rayos X, y por supuesto, tecnologías más innovadoras como biométricos, analíticos y videovigilancia.

Para ayudar a garantizar la seguridad y satisfacción de los visitantes, la administración del estadio y las partes interesadas autorizadas deben recibir la información proveniente de las cámaras de seguridad, y analizarlas para que puedan tomar decisiones informadas cuando más se necesiten. Por  ejemplo y por primera vez, las autoridades de un país organizador de un Mundial cuentan con toda la información del público asistente a los estadios, y pueden determinar quién es quién, para un control directo de cada hincha.

El nivel de seguridad en los estadios depende en gran medida de la capacidad de detectar, monitorear y responder de manera eficiente a amenazas de seguridad reales y potenciales. Por lo tanto, es importante contar con un sistema de vigilancia que permita monitorear todas las áreas críticas en todo momento, incluyendo:

  • Entradas y salidas
  • Taquillas
  • Gradas y salida de emergencia
  • Áreas de comida y bebidas
  • Pasillos y escaleras
  • Zonas perimetrales fuera del estadio

Esto permite que la administración del estadio tenga acceso a video en vivo y grabado de alta definición desde cualquier computadora o dispositivo móvil autorizado, y les proporcione una integración perfecta con su sistema de control de acceso, humo y alarmas contra incendios y botones de emergencia para habilitar una verificación, respuesta y/o acción rápida.

Además, una gestión y visibilidad eficiente de entradas, salidas, taquillas, salida de emergencia, escaleras, zonas de alimentos, así como puestos de bebidas, permite contar con alarmas automáticas ante una posible intrusión y manipulación de las cámaras para garantizar la operación de los equipos en conjunto con cámaras anti-vandalismo para un funcionamiento y mantenimiento rentables.

Asimismo, las soluciones de seguridad inteligentes ayudan a recibir alertas automáticas por allanamiento y violación del perímetro, con lo que se pueden investigar de manera más eficiente los incidentes a través de un acceso rápido a los videos relevantes y con la calidad de video necesaria para que sean válidos en procesos legales, mientras que permite una supervisión centralizada para un control óptimo de multitudes y tráfico.

 

Analítica, el gran diferenciador 

La analítica de datos brinda soluciones de video inteligentes para monitorear áreas clave de interiores y exteriores para puntos de alto volumen de tráfico.

La analítica brinda al personal de seguridad la oportunidad de reconocer de manera más fácil y rápida los objetos fuera de lugar, las personas sospechosas y analizar situaciones en tiempo real, para detectar mejor las posibles amenazas.

Junto con estrategias de seguridad más sofisticadas, el personal del estadio puede alertar fácilmente a las personas cercanas a un incidente para que puedan responder de inmediato.

“Desarrollar planes integrales de gestión de seguridad y una mejor capacitación interna al personal de seguridad, ayudará a la administración del estadio a mantener a las personas seguras. Junto con estas medidas, cada vez más lugares están actualizando las soluciones analógicas existentes a la tecnología de vigilancia inteligente, para llenar las lagunas de seguridad y mejorar la experiencia total de los aficionados”, explica Francisco Ramírez, Director General de Axis Communications para México, Centroamérica y Caribe.

Las soluciones de vigilancia inteligente, integradas a software de análisis, ayudan al personal de seguridad de estadios y recintos deportivos a mejorar la conciencia situacional, la identificación y el conocimiento operativo. Esto favorece enormemente a las estrategias de gestión orientadas a mantener seguros a los asistentes y garantizar que los fanáticos se diviertan en eventos como Rusia 2018 y/o en las futuras actividades de gran relevancia en los calendarios deportivos o de espectáculos.