El vehículo autónomo de Apple sufre accidente

A pesar de que la compañía ha sido bastante discreta en cada una de sus acciones, es un secreto a voces que Apple está sumida de lleno en la carrera por el despliegue del vehículo autónomo. Tanto es así que uno de sus modelos de prueba, el Lexus RX 450h, tuvo un pequeño accidente sin grandes consecuencias con otro vehículo en las últimas semanas al tratar de incorporarse en una carretera de Silicon Valley, según un informe del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas inglesas) de California. Se sospecha que el error lo cometió la persona que está dentro del vehículo vigilando el recorrido de la máquina.

La seguridad de los automóviles sin conductor se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del sector y de los reguladores.

De hecho, este mes de marzo, un vehículo de Uber atropelló mortalmente a una mujer durante una de sus pruebas. Además, el DMV ha recibido ya 95 informes de choques hasta la fecha a pesar de que los permisos que se están otorgando para realizar pruebas por California requieren de la presencia de un conductor humano dentro del vehículo.

 

Competencia feroz

En las últimas semanas Apple ha reactivado su interés por el vehículo autónomo al traer de vuelta a Doug Field, uno de los ingenieros más laureados del sector y que había ejercido los últimos cinco años como vicepresidente de ingeniería de Tesla. Éste se incorporará a un equipo que cuenta ya con más de 5,000 empleados para competir en un campo abarrotado de rivales donde destacan proyectos como Waymo de Google, fabricantes tradicionales como General Motors o empresas de nueva creación como Zoox.

Se estima que Apple empezó a interesarse por los automóviles sin conductor en el año 2016 cuando mandó una carta a los reguladores de transporte de Estados Unidos instándoles a no restringir las pruebas con este tipo de vehículos. Desde entonces, el fabricante de iPhone cuenta con permisos para las pruebas de hasta 60 vehículos.

 

IDG.es