Empresas acusan a sus competidores de lanzar ataques DDoS contra ellos

Según una reciente investigación de Kaspersky Lab y B2B Internacional, se estima que el 48% de las empresas creen conocer la identidad y la motivación de quienes están detrás de los últimos ataques DDoS lanzados contra ellos, donde se destaca que los responsables de dichos ataques son empresas competidoras del mercado.

El informe de Kaspersky señala que, mientras que los delincuentes que buscan interrumpir las operaciones de una empresa constituyen un 28% de los sospechosos, un 12% de las empresas creen que sus competidores son los responsables y han pagado por los ataques DDoS lanzados contra ellos, por lo que estas ciberamenazas son aún más dañinas. Esta sospecha aumenta aún más para las empresas de la industria de servicios, con un 38% de las cuales creen que sus competidores estaban detrás de un ataque DDoS.

Otros posibles culpables citados por los encuestados son criminales que buscan perturbar o distraer mientras que otro ataque tiene lugar con el 18%, mientras que los criminales buscan interrumpir sus servicios para pedir un rescate se destaca con 17%, con un 11% para activistas políticos, y gobiernos o poderes del Estado con 5%.

“En los ataques DDoS ya no se trata sólo de que los ciberdelincuentes busquen detener las operaciones de una empresa. Las empresas se están convirtiendo en sospechosas y existe una preocupación real de que muchas empresas, incluidas las pequeñas y medianas, están siendo afectadas por las tácticas poco limpias de sus competidores, como es el lanzamiento de ataques DDoS directamente contra ellas, dañando sus operaciones y reputación “, comenta Evgeny Vigovsky, jefe de Kaspersky DDoS Protection de Kaspersky Lab.

Vigovsky añade que “no importa la industria en la que opere, su organización tendrá competidores, por lo que es aconsejable permanecer vigilantes y entender completamente las consecuencias de un ataque DDoS en su negocio en términos de potencial daño financiero y de reputación. Asegúrese de que tiene las medidas de seguridad adecuadas para ayudar a controlar el aumento del riesgo que representan para su empresa los ataques DDoS”.

-Hilda Gómez