Empresas podrían fracasar por falta de visibilidad en servicios de nube

Si las empresas quieren hacer crecer sus negocios y seguir siendo competitivos, necesitan la escala y la flexibilidad que ofrece la nube, pero al mismo tiempo deberán garantizar una visibilidad completa en toda su infraestructura, incluidos los entornos de nube local y en las instalaciones, de lo contrario, la postura del negocio corporativo se erosionaría y aumentaría el riesgo de fracaso, advirtió Netscout Arbor.

“Con la nube convirtiéndose en una parte tan importante de los negocios de hoy, no es de extrañar que el 85% de los responsables de TI y de decisiones empresariales crean que la tecnología será una parte esencial de su estrategia de transformación digital (DX) en los próximos años. Tal impulso ha causado que el mercado de la computación en nube se eleve, y ahora se espera que crezca a  162 mil millones de dólares para 2020”, comentó Carlos Villanueva, SE para Latam de Netscout Arbor.

De acuerdo con el estudio IDC Latin America Cloud Compliance Survey 2016-2017, realizado por IDC, dejó claro que las empresas esperan incrementar significativamente sus inversiones en aplicaciones o plataformas en la nube.

Para el 68% de las empresas en México, la expectativa de inversión será mayor en un período de dos años.

Más allá de las cargas de trabajo que tradicionalmente han sido usadas en cloud como e-mail corporativo y mensajería (78%), Customer Relationship Management, CRM; (49%), y Recursos Humanos (43%), las empresas ya han adoptado la nube para aplicativos de misión crítica tales como Enterprise Resources Planning (ERP) y administración financiera (24%), comercio electrónico B2B (23%) y soluciones de industria (19%).

Carlos Villanueva destacó que no cabe la menor duda que la implementación de una estrategia de migración a la nube es crucial para la velocidad del negocio, sin embargo la introducción de nuevas tecnologías DX, al mismo tiempo que se acelera la entrega de nuevas aplicaciones y servicios a los clientes, puede ser un peligro.

Se estima que las interrupciones de red cuestan a las grandes empresas un promedio de 60 millones de dólares por año.

A medida que la cantidad de empresas que aprovechan las tecnologías en la nube continúe creciendo, la visibilidad en la nube en general pasará a primer plano, indicó el experto de Netscout Arbor, quien agregó que la visibilidad continua de extremo a extremo en los centros de datos, WAN, sucursales, ambientes de nube y entornos SaaS permitirá a los equipos de TI identificar problemas actuales o potenciales, resolverlos rápidamente y mantener la velocidad del negocio.

¿Cómo pueden las organizaciones controlar el enorme aumento de los datos recopilados del tráfico que atraviesa sus redes físicas y virtuales? Carlos Villanueva precisó al adoptar un enfoque de datos inteligentes (Smart Data), las empresas de múltiples industrias podrán obtener una imagen completa de arriba hacia abajo del nuevo entorno de TI híbrido. Esto permitirá una verdadera comprensión del rendimiento de la aplicación, la disponibilidad del servicio, la fiabilidad y la capacidad de respuesta.

Además de esto, el experto agregó,  la capacidad de resolución de problemas puede tener lugar en tiempo real y retroactivo, lo que significa que las organizaciones pueden aprender de los errores del pasado para adaptar la entrega de servicios y reducir los riesgos en el futuro, mientras aplican sus conocimientos recién descubiertos a los problemas actuales. Las aplicaciones y servicios que aprovechan plataformas, servicios y tecnologías nuevas e innovadores como la nube múltiple, la nube híbrida, SDN, SD-WAN y IoT, son solo tan buenos como la visibilidad que tiene el equipo de TI de una organización de toda su infraestructura de entrega.

Carlos Villanueva enfatizó que en este entorno complejo y de constante cambio surge una necesidad urgente de poder ver y analizar los flujos de tráfico para mejorar la postura empresarial corporativa y de esta manera garantizar el servicio y  la seguridad, y analizar el negocio. “Sin duda, habrá un aumento en la cantidad de datos que viajarán hacia adelante y hacia atrás en los entornos de nube híbrida y SD-WAN (Redes de área amplia definidas por software), y por lo tanto, un monitoreo y análisis continuo y escalable de los flujos de tráfico se convertirán en un aspecto crucial de una estrategia de nube híbrida exitosa”, indicó.

“Al mirar hacia el futuro, está claro que la nube seguirá siendo crucial para las agendas de los negocios. Después de todo, más de un tercio de los profesionales de TI han mencionado avanzar más rápido como su objetivo principal para este año, y para lograr esta meta, cada vez más empresas buscarán aprovechar la nube para mejorar la agilidad y flexibilidad del servicio”, finalizó Carlos Villanueva.