Categoría: Energía

Trina Solar lanza series de módulos fotovoltaicos

Trina Solar anunció cuatro nuevas series de módulos para satisfacer las diversas necesidades de aplicaciones fotovoltaicas en múltiples escenarios. Al utilizar tecnologías integradas, la potencia máxima de la nueva serie de módulos logra alcanzar 415 watts en producción masiva, lo que representaría una comercialización exitosa de los mismos.

Las cuatro nuevas series de módulos incluyen Honey, TALLMAX en series de alta eficiencia, DUOMAX en series de doble cristal, DUOMAX Twin en series bifaciales y Honey black M en series  estéticas. La serie de alta eficiencia se puede usar en múltiples escenarios de aplicación, como proyectos fotovoltaicos de generación distribuida y proyectos a escala para servicios públicos en tierra. Un aumento en la producción de módulos de 370 a 415 watts ayudaría a reducir el costo del balance del sistema (BOS, por sus siglas en inglés) entre 4.5% y 8.5%, y reducirá el costo nivelado de la electricidad (LCoE, por sus siglas en inglés) entre 2.5% y 4.6%.

La serie de doble cristal presenta una alta confiabilidad en condiciones extremas, una garantía extendida de cinco años para la potencia lineal y más generación de energía con menor degradación de potencia. La serie bifacial proporciona una capacidad máxima adicional del 5% al ​​30% por su parte posterior, ofrece una alta generación de energía en campos nevados y lugares donde la arena es abundante, entre otros entornos de alta reflexión. La serie estética está diseñada especialmente para el mercado residencial de alta gama con un atractivo diseño en negro.

Los nuevos módulos ofrecen una integración  de tecnología Multi Bus Bar (MBB, la cual se refiere a la composición de líneas metálicas que conducen la electricidad dentro del módulo como se ve en la imagen) de doble cristal, bifaciales y de medio corte. La mayoría de las empresas que buscan mejorar su presencia en el segmento MBB, con frecuencia se ven obstaculizadas por la falta de capacidades y equipos, así como por falta de patentes de sus tecnologías. Trina Solar, por otro lado, ha desarrollado procesos de MBB que se han aplicado en la producción masiva de módulos desde agosto de 2017.

 

 

Seis desafíos de Big Data para la industria eléctrica

En 2004, el informe anual de la Asociación Internacional de Energía no hizo una sola mención referencia de la energía solar y pronosticó que las energías renovables solo constituirán el 6% de la capacidad para 2030. El último informe predice que la energía solar liderará en nuevas capacidades y que la energía eólica podría convertirse en la principal fuente de energía tan sólo en Europa.

El cambio, desde luego, ha sido impulsado por los avances en la tecnología: cada incremento en el porcentaje de eficiencia o de desempeño lleva a duplicar o triplicar la demanda. La energía solar actualmente es el 25% de su costo comparado contra 2009 y se prevé que caiga otro 66% para 2040. La energía eólica marina está programada para caer un 71% (47% para la producida en la costa). Mientras tanto, el hardware y el software permiten a los proveedores de energía exprimir todo el potencial posible.

La innovación tampoco es exclusiva de las energías renovables. La energía generada por gas natural ha disminuido en un 30% en la última década ya que la eficiencia de las turbinas ha aumentado de 58% a 64%, según el CEO de Mitsubishi Hitachi Power Systems Americas, Paul Browning.

Pero la tecnología también crea sus propios desafíos. Las empresas pueden desperdiciar millones accidentalmente debido a un giro o una suposición incorrecta. A continuación, menciono algunos de los desafíos que hemos detectado en OSISoft y a los cuales nos enfrentaremos como industria en el futuro.

1. Habrá muchos más dispositivos conectados y más datos de los que pensamos

IoT es quizás el primer mercado donde los pronósticos se miden regularmente en billones. Gartner predice que el IoT genera $1 billón en valor económico anualmente para 2022. Alberto Sangiovani-Vincenelli de UC Berkeley ve un mundo poblado por 7 billones de sensores para 2025. (IDC predice que para 2019 el 51% de los nodos en Internet pertenecerán a las máquinas, no a personas.)

Si bien estos pronósticos pueden parecer astronómicos, también son probablemente bajos. Asimismo, los datos generados por estos dispositivos crecerán exponencialmente. Un edificio “inteligente” genera en promedio 250 GB por día. Un solo medidor inteligente para el hogar puede generar 400MB al año. Si se multiplica eso por los 135 millones de metros en los Estados Unidos, se trata de 54 petabytes, o un poco más de la mitad de los datos cargados en YouTube por año. Y eso es al cargar los datos cada 15 minutos: si el medidor lee los datos cada 30 segundos para ajustar mejor los pronósticos de potencia, nos estaríamos acercando al territorio del exabyte. Los críticos dirán que se puede tirar la mayor parte, pero es imposible determinar qué datos se deben tirar. Más será mejor.

2. Eso generará nuevas formas de mirar la analítica

Una marea creciente de datos también significará, potencialmente, una marea creciente de gastos de banda ancha. Resolver los problemas en la nube o del Edge, se convertirá en uno de los principales desafíos a corto plazo. La entrega de todos sus datos a la nube, en la mayoría de los casos, no tiene ningún sentido. Del mismo modo, enviar “todo a la nube” puede aumentar la latencia o el riesgo de interrupciones de la red. Asimismo, la nube simplificará el análisis avanzado al permitir que los ingenieros activen miles de servidores rápidamente. Tendremos que descubrir nuevos flujos de procesos y arquitecturas informáticas.

3. En el futuro, necesitamos apoyar el pasado

Un servidor de un centro de datos tiene una vida útil promedio de tres a siete años. Las computadoras son reemplazadas en ciclos de vida de cuatro años. Por el contrario, la edad media de un transformador es de alrededor de 40 años. La mayor parte de la capacidad de las refinerías de petróleo en los Estados Unidos se remonta a los años 70. (Y para la industria del agua, eso sería poco: la mitad de las tuberías de agua de Filadelfia se remontan a la década de 1930).

Para aprovechar al máximo la transformación digital, los grandes consumidores de energía y las empresas de servicios públicos deberán desarrollar estrategias que les permitan agregar puertas de entrada (gateways) de IoT y nuevos sensores sin romper sus antiguas redes.

4. El intercambio de datos se convertirá en la norma

Históricamente, a las empresas operativas no les gusta compartir sus datos. Puede crear riesgos de seguridad y, en algunos campos como el petróleo y el gas, los datos operativos pueden ser la clave para descifrar sus ventajas competitivas.

El intercambio de datos, sin embargo, tiene sus ventajas. Las compañías que venden o proveen equipos pueden monitorear sus productos por problemas de mantenimiento, siempre y cuando puedan obtener datos de vibración o rendimiento. El monitoreo continuo como este puede incluso servir como la base para cambiar a contratos “como servicio”. Los algoritmos necesitan tantos datos como sea posible para calibrar sus predicciones.

Las comunidades digitales sucederán en etapas. En la primera etapa, los datos operacionales fluirán hacia otros pares internos en TI o ciencia de datos. Las compañías luego comenzarán a compartirlo con terceros confiables que brindan análisis de la nube u otros servicios. En última instancia, se verá de manera constante con los datos fluyendo hacia las aseguradoras y otros. Sólo es cuestión de tiempo.

5. Pero la propiedad de los datos podría ser más difícil

Digamos que una empresa de servicios públicos ha lanzado un programa para optimizar sus operaciones mediante el análisis de datos de medidores comerciales y residenciales. Para complicar aún más la cuestión, imagine que algunos de los datos provienen de la energía solar y el almacenamiento implementados a través de acuerdos de compra de energía.

¿Quién posee qué? La empresa de servicios públicos puede reclamar que lo posee todo porque se genera en su red. Los proveedores de energía solar pueden quejarse de que tienen una participación de propiedad de su lado y deberían recibir una compensación por dar acceso a ella. Mientras tanto, el proveedor de análisis argumentará que es de su propiedad porque convirtió los datos sin procesar en información.

Y no espere que los consumidores y las empresas se mantengan al margen del debate. También reclamarán tener una participación, y con razón. “¿Por qué deberíamos estar pagando por los datos? ¿Por qué los fabricantes no nos pagan a nosotros, los operadores, por los datos?”, dijo Gavin Hall de Petronas Carigali, la compañía petrolera de Malasia en un evento reciente que sucedió en Londres. “Tal vez tenemos que cambiar el modelo de negocio”.

En última instancia, es posible que tengamos que sacar una página de la ley de propiedad inmobiliaria para resolver estos problemas. En bienes raíces, la propiedad nunca es absoluta. Cuando se compra una casa, generalmente se compra sujeta a ciertas restricciones. Un contrato de arrendamiento en algunas jurisdicciones es más fuerte que otros. La propiedad simultánea y superpuesta podría convertirse en la norma.

6. Finalmente, prepárese para explorar nuevas fuentes de ingresos

¿Recuerda que hace algunos años, cuando algunos analistas hablaban de la “espiral de la muerte de los servicios públicos”? Es más como una reencarnación de las empresas de servicios públicos que desarrollan nuevas líneas de negocios. Algunos de los ejemplos más notables:

  • La EPB de Tennessee se ha convertido en un proveedor de banda ancha. “Ellos están haciendo un montón de dinero de la fibra. Lo están utilizando para pagar sus mejoras de redes inteligentes “, dijo Neil Placer en EnerNex.

  • Uniper, la megaempresa alemana de servicios públicos ha recibido el visto bueno de la gerencia para comenzar a explorar el interés en Tiresias, una aplicación interna para el mantenimiento predictivo. Si tiene éxito, esto permitiría a Uniper convertirse en un desarrollador de software. PJM ha declarado que también desea explorar la comercialización de DIMA, una aplicación de mantenimiento de campo.

  • Servicios financieros. Blockchain se está discutiendo como una forma de facilitar las transacciones de energía entre individuos. Pero algunos analistas y empresas de servicios públicos están buscando maneras en que las empresas de servicios públicos podrían servir como una cámara de compensación neutral para las transacciones.

  • Tepco está aprovechando su propiedad intelectual desarrollada a lo largo de los años para brindar servicios de eficiencia a clientes en Filipinas y otras áreas fuera de su territorio de servicio regular.

No sabemos cómo funcionarán estos esfuerzos de diversificación. Lo que sí sabemos es que las empresas de servicios públicos poseen un gran percepción y conocimiento. Y en última instancia, eso podría ser más valioso que los electrones.

 

 

Por: Javier Barella,

Director Regional, 

OSIsoft.

Internet de la Energía, ¿Cómo proporcionarla de forma segura e inteligente?

Las ciudades inteligentes no son solo un sueño lejano. Gracias a las soluciones innovadoras del Internet de las Cosas (IoT), muchos servicios inteligentes ya están activos y expandiéndose rápidamente. Los gobiernos municipales están aprovechando las tecnologías inalámbricas para teléfonos móviles y redes de amplia área de baja potencia para conectar y mejorar la infraestructura, la eficiencia, la conveniencia y la calidad de vida de los ciudadanos y los visitantes. Uno de los sectores de la ciudad inteligente que viene desarrollándose rápidamente en los últimos tiempos es el de la energía.

La infraestructura de la energía se ha vuelto cada vez más compleja. Nuevos jugadores y los ciudadanos preocupados por el medio ambiente se están uniendo al ecosistema, implantando activos que se conectan con las infraestructuras de la red en expansión.

La creciente demanda de energía significa que es esencial mejorar la forma en que gestionamos todos los puntos de acceso de este sector. No solo la demanda en las casas aumenta a medida que la población crece (según la ONU, casi un tercio de la población mundial vivirá en asentamientos urbanos para 2030), sino que el número de dispositivos que usamos también crece significativamente a partir de la conectividad.

Muchos consumidores de todo el mundo ya están familiarizados con el concepto de medidores inteligentes. Los dispositivos están diseñados para la comunicación directa entre el medidor de electricidad o gas de una casa y el proveedor de energía. Esta conexión en tiempo real significa que los consumidores pueden ver exactamente cuánta energía están consumiendo y su costo. Al mismo tiempo, las empresas de servicios públicos pueden ofrecer una facturación precisa, de acuerdo con el análisis del consumo de energía en tiempo real, y pueden controlar y equilibrar la demanda y el suministro con más eficacia.

Al conectar cada medidor inteligente, cada panel solar, cada vehículo eléctrico y todos los demás activos relacionados con la energía, una red inteligente puede analizar numerosos puntos de contacto y sus datos generados para ayudar a administrar el flujo de energía -disponible y necesario- en el momento correcto y en los lugares adecuados, para finalmente ejecutar redes inteligentes sostenibles y eficientes.

Sin embargo, con tantos datos circulando en la nube, hay un aumento de las oportunidades de ataques cibernéticos, y una necesidad urgente de proteger la infraestructura de medición avanzada. Los medidores inteligentes desprotegidos, implementados por períodos superiores a diez años, pueden ser fácilmente hackeados para cambiar datos de consumo, acceder a datos sensibles o, incluso, causar daños físicos a la red global.

Por lo tanto, la seguridad ininterrumpida es fundamental para el éxito de los sistemas de energía inteligente. Es esencial que haya un mecanismo de seguridad avanzado para reemplazar las claves antiguas y permitir la administración remota de credenciales. Las herramientas robustas de cifrado y autenticación deben considerarse e implementarse antes de instalar los medidores. Sin una arquitectura de seguridad integrada que sea segura durante toda la vida útil de los dispositivos, los socios del ecosistema están expuestos a riesgos innecesarios y costosos.

Es imprescindible que las empresas proporcionen soluciones de identidad digital más robustas y garanticen la seguridad de los datos compartidos de los activos conectados a la energía, además de proteger sus credenciales de acceso y las claves de seguridad de autenticación y cifrado.

Eso garantiza que todos los datos recibidos provengan de una fuente legítima, que los protege contra adulteraciones y fraude en todos los puntos.

Basta con analizar el cambio del mercado de energía mundial y ver cómo el sector avanza hacia una integración eficiente y segura: Años atrás, la seguridad no era una prioridad en la agenda de los ejecutivos. Sin embargo, ahora todas las grandes corporaciones tienen un Chief Security Officer y líderes de proyecto que cuidan la seguridad de los proyectos nuevos. Se deben implementar nuevos procesos para proteger sistemas que nunca han sido diseñados para ser seguros, principalmente cuando analizamos los medidores de sistemas heredados que se implementaron hace más de diez años. El Internet de las Cosas para el sector de la Energía todavía tiene un largo camino por recorrer, pero su foco principal permanece en la preocupación por la eficiencia de los servicios y la privacidad de los datos de los ciudadanos.

 

 

Por: Daniel Cuellar,

Vicepresidente para Servicios Móviles y IoT,

Gemalto Latinoamérica.

Panduit sigue apostando por México: los casos de la IFT, Heineken y CPM

En el marco del GSIC, el evento anual de Panduit que se está llevando a cabo en la Rivera Maya, la compañía especialista en infraestructura para el mundo conectado destacó el papel que tiene México para la compañía a nivel global.

“México se ha vuelto clave para nosotros ya que representa el 61% de los ingresos anuales en Latinoamérica, esto quiere decir que México es uno de los países más importantes desde el punto de vista estratégico del desarrollo del negocio”, aseveró Kaleb Ávila, Vicepresidente para Panduit Latinoamérica.

Por su parte, Dennis Renaud, CEO de Panduit, agregó que México a nivel global es un mercado clave, al ser el principal motor para llegar al resto de Latinoamérica, siendo sede de su evento año con año, así como sede de su Solution Center en Ciudad de México, donde dan soporte a nivel latam. “El mercado que tenemos aquí es muy importante, estamos en constante crecimiento, e invirtiendo en innovación. Definitivamente es de nuestros principales mercados objetivos”, comentó.

Dentro de las nuevas estrategias de Panduit para expandirse a empresas mexicanas es el entender las necesidades del CIO, los retos que enfrentan en su día a día ante toda la disrupción tecnológica. Basada en esta primicia, la compañía puede crear o adaptar soluciones que cumplan con estas expectativas reales de los usuarios.

 

Sustentables y eficientes, los casos de éxito en México

Los esfuerzos que ha realizado la compañía en el país han destacado en fuertes e importantes casos de referencia. En GSIC, asistentes pudieron conocer de voz de sus mismos clientes los diferentes proyectos llevados con Panduit. Se trata del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Heineken y Caja Popular Mexicana.

Guillermo Fernández, CIO del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El primero de ellos desarrolló desde cero un centro de datos verde y certificado Tier III, a fin de ofrecer un mejor servicio a este organismo regulador de las telecomunicaciones de México, sin perder la continuidad de operaciones, logrando resguardar información sensible y garantizar la constancia en los servicios.

Esta implementación, además, está logrando una reducción en consumos energéticos, a pesar de ser el nuevo data center del doble de tamaño que el anterior, ahorrando hasta un 30% de eficiencia energética bajo uso de tecnologías verdes. Gracias a las nuevas opciones de almacenamiento y ahorro de espacios, se puede ampliar la capacidad conforme las exigencias del negocio lo demanden.

Gracias a esta implementación, se lograron beneficios como lograr un mantenimiento concurrente, asegurar la continuidad y disponibilidad del negocio, redundancia eficaz en equipos eléctricos y mecánicos, así como en trayectorias eléctricas, mecánicas y de telecomunicaciones. El centro de datos está construido casi en su totalidad con tecnología de Panduit y sus partners.

Heineken, una de las cerveceras con mayor presencia en México y el mundo, desarrolló una nueva planta sustentable en Meoqui, Chihuahua. Para lograrlo, se apoyaron de las soluciones de Panduit, desde la fibra de cableado hasta gabinetes, todo pensado en contar con sistemas de energía eficiente, sustentable y amigable con el medio ambiente, a fin de contar con las principales normas nacionales e internacionales.

Se trató de un proyecto de infraestructura muy ambicioso al contar con una red de alta disponibilidad, confiablidad y lista para adoptar las tecnologías y todos los retos que conlleva la industria 4.0. Para llegar a ellos se implementaron varias etapas de construcción: centro de datos verde, disponible y altamente redundante; cuartos de distribución secundaria, distribuidos de manera estratégica para espacios de telecomunicaciones para asegurar la conexión en toda la planta; fibra óptica, para la red industrial de la empresa; y canalizaciones, para asegurar la protección de información y continuidad del negocio.

Por último, la Caja Popular Mexicana desarrolló Primer edificio Leed en Bajío basado en la consultoría y apoyo de Panduit y sus socios estratégicos. Este edificio fue pensado desde su construcción en ser amigable con el medio ambiente, buscando la certificación LEDD, otorgado a edificaciones que comprueben estar diseñados, construidos y operados bajo estándares sustentables de alto rendimiento.

Esta edificación ha significado reducción de un 30% a 50% en consumo energético, reducción del impacto negativo al medio ambiente, ahorro de hasta 40% en uso de agua potable, y reducción también en desechos enviados a vertederos.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.

Panduit da inicio a su 20va. edición de GSIC

Panduit inició actividades de su evento anual, GSIC, en la Rivera Maya, que en su veinte aniversario obtiene un registro de marca, así como un nuevo significado, y más retos para impulsar el mundo conectado.

El anteriormente llamado Global Systems Integrators Congress, cambia hacia un concepto más representativo de la marca al englobar cuatro principios del evento: Grow (crecer), Share (compartir), Inspire (inspirar), y Connect (conectar), con lo cual Panduit le da un nuevo aire a este evento.

Bajo un registro de más de 650 asistentes, conformados por integradores, distribuidores, usuarios finales y partners, provenientes de más de veinte países, 60% de ellos desde México, la compañía ofrece una visión sobre las amplias soluciones y alianzas con las que cuenta a fin de ayudar a las empresas a habilitar un mundo cada vez más digitalizado y conectado, desde la infraestructura.

“Hablar de 20 años de GSIC es muy relevante porque fue el primer evento que reúne el OT con IT, y que ha logrado permanecer por tantos años, avanzando y creciendo. Tras estos 20 años, hemos decidido implementar GSIC como una marca a nivel mundial”, comentó Kaleb Ávila, Vicepresidente para Latinoamérica de Panduit.

 

Edge Computing, uno de los protagonistas

Internet de las Cosas, Redes 5G, Big Data, Inteligencia Artificial, entre otras tendencias que conlleva la transformación digital de las empresas, están obligando a robustecer la infraestructura con sistemas como el Edge Computing, que llevan los datos a donde el usuario los necesita. “Hemos estado reforzando nuestra oferta en Centro de Datos Edge, tomando en cuenta el papel que están tomando las compañías y sus usuarios para poder adoptarlos”, comentó Kaleb Ávila.

Kaleb Ávila, Vicepresidente para Latinoamérica de Panduit.

Panduit se encuentra trabajando en entregar el centro de datos al borde en modo de “plug and play”, es decir, listo para funcionar en donde el usuario lo requiera, con un Edge eficiente, garantizado por hasta 25 años y soporte unificado. Para esto, se ha unido a partners estratégicos bajo la alianza ICE: Cisco, Eaton y Stulz.

“Panduit puede hacer mucho en pro del desarrollo de centro de datos, pero al hacer alianzas con partners como Cisco, Stulz y Eaton, lo que estamos logrando es consolidar una solución garantizada para el usuario final ofreciendo una apuesta eficiente. Todas las soluciones y toda la hiperconectividad que veremos en los siguientes tres años, sin duda va a necesitar centro de datos en el borde y en Panduit estamos listos para enfrentarlo”, finalizó Ávila.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.

Ciudades y Big Data, la vida urbana del Siglo XXI

En el mundo cada vez más personas se están mudando a áreas urbanas. Las administraciones gubernamentales de este tipo de ciudades necesitan cada vez más información para poder trabajar de manera eficiente.

Para algunos, conceptos como el Panóptico o 1984 es la única solución para combinar el crecimiento de la población en regiones urbanas con un alto nivel de vida. Es una posición interesante y controvertida.

 

¿Puede Big Data ser la solución?

Usados con sensatez, Big Data y CCTV pueden apoyar efectivamente la planificación urbana del futuro. La recopilación de datos por sí sola no es suficiente; El flujo de información también debe ser evaluado de una manera útil. Esto se debe a que las grandes urbes están llegando a sus límites, ya sea debido al aumento del tráfico, la contaminación del aire o la densidad de población.

En la actualidad, más del 45% de la población mundial vive en ciudades, y los pronósticos para mediados de este siglo hablan incluso de más del 75%. Esto plantea retos considerables para la planificación urbana en particular. La recopilación, el monitoreo y el análisis de datos juegan un papel importante en la resolución de problemas urbanos.

La recolección de datos comienza con la aclaración del marco legal. Después de todo, todo lo que tiene que ver con patrones de movimiento, datos de consumo y otros datos de población individual está altamente regulado por la ley en muchas regiones del mundo, especialmente Europa y América del Norte. Una vez que se ha aclarado, lo que sigue es una recopilación muy concreta de información, utilizando varios sensores y otros equipos de medición. Esto se hace independientemente de las personas y, sobre todo, de forma anónima. En el siguiente paso, los datos recién adquiridos se agrupan y se conectan en red con datos históricos de varias áreas. Este enorme grupo de datos se utiliza como base para los análisis.

Los datos de una sola persona no son relevantes en sí mismos, pero como una masa se vuelven interesantes para la administración y el desarrollo de la ciudad y ya se utilizan para varias áreas de la ciudad inteligente.

Los patrones de movimiento individuales de una persona pueden decir poco sobre los desafíos del tráfico urbano, pero los datos correspondientes de 5,000 personas proporcionan una imagen más clara.

 

Protección ambiental basada en datos y conocimientos

Las cámaras de CCTV y de red con sensores especiales pueden medir parámetros ambientales como la calidad del aire, la temperatura, la calidad del agua y la concentración de gases o humedad, y luego evaluarlos con el software asociado. Los diversos conjuntos de datos proporcionan información importante sobre la calidad del aire, la contaminación o las condiciones climáticas y se utilizan para el desarrollo urbano eficiente, la planificación del tráfico o las medidas preventivas. En Europa, en lo que respecta a la calidad del aire en las ciudades, solo sabemos de un aumento en la concentración de polvo fino en el Día de Año Nuevo debido a los fuegos artificiales. En Asia o en regiones que luchan contra incendios regionales, este tema ya está mucho más presente hoy.

Además de áreas como la eliminación inteligente de residuos, el alumbrado público en ciudades inteligentes se puede ajustar a los requisitos reales. Las capacidades de análisis de movimiento de las cámaras detectan cuándo, si y cuántas personas o vehículos están en el área a iluminar, y ajusta las condiciones de iluminación de las calles o plazas públicas en consecuencia. Y, por supuesto, el alumbrado público del futuro puede hacer más que solo proporcionar luz; Es ideal para colocar varios sensores, que a su vez pueden transmitir datos sobre el aire o el tráfico. La conexión de alumbrado público con estaciones de carga para movilidad eléctrica ya es un concepto terminado.

Planificación de transporte inteligente y mayor seguridad

El tráfico es, con mucho, el mayor desafío urbano del futuro y, aunque la renuncia (parcial) al tráfico individual representa una solución, debe considerarse desde un punto de vista práctico. Aparte de la regulación estatal, no será posible persuadir a las personas para que renuncien a sus métodos individuales de transporte. Sin embargo, estos pueden ser monitoreados muy bien y, si es necesario, influenciados desde afuera.

Hoy en día, las cámaras ya utilizan sensores y software para grabar patrones de movimiento como el flujo de tráfico. En el tráfico, los sensores integrados permiten contar vehículos o registrar velocidades promedio y utilización de carriles. También se pueden incluir factores climáticos como lluvia intensa o nevadas.

Para optimizar el tráfico urbano, el número de vehículos también debe reducirse masivamente. La gestión inteligente de los aparcamientos y la promoción de los servicios de coches compartidos son pasos importantes en esta dirección.

En las ciudades, una creciente población suele ir acompañada de un aumento en la tasa de criminalidad. Para garantizar la seguridad, la interacción de video, audio y análisis es esencial, especialmente con grandes multitudes. Mediante el análisis de video, se puede registrar la cantidad de personas en una multitud, se puede analizar el comportamiento de la multitud y se pueden detectar desviaciones de inmediato; Las situaciones o problemas difíciles se pueden prevenir antes de que surjan. En este contexto, las preguntas sobre los derechos civiles deberán ser respondidas: ¿Cómo, por ejemplo, es posible combinar la libertad de expresión y el derecho a demostrar con los intereses de seguridad de la comunidad? ¿Dónde termina la planificación urbana inteligente en el contexto de Smart City y dónde comienza la vigilancia CCTV pura? Estas, también, son cuestiones del futuro.

 

Por: David Montoya, Director Regional de Paessler América.

 

4 maneras de ahorrar dinero en su centro de datos

Cuando el costo promedio del tiempo de inactividad del centro de datos es de 9.000 USD por minuto, evitar esta situación es la primera y principal manera de ahorrar dinero.

No obstante, existen cuatro maneras de ahorrar que ayudan a su organización a evitar el tiempo de inactividad y, al mismo tiempo, optimizar el rendimiento.

 

  1. Aplicar un proceso de puesta en marcha

Los sistemas y montajes son cada vez más complejos y más propensos a sufrir problemas que podrían provocar costosos apagones en su instalación. El proceso de puesta en marcha ayuda a identificar y corregir las principales causas de problemas, como las deficiencias de diseño, instalación y puesta en marcha. Para maximizar la disponibilidad, el proceso de puesta en marcha verifica y documenta que todos los sistemas críticos —alimentación, refrigeración y automatización de edificios— funcionen conjuntamente como un único sistema totalmente integrado.

El proceso de puesta en marcha también ayuda a reducir los costes del ciclo de vida de la instalación. El proceso de puesta en marcha mejora el funcionamiento del sistema a la vez que proporciona datos de referencia que se pueden utilizar para mantener un rendimiento óptimo. Cuando los sistemas están optimizados, no solo son más fiables, sino también más eficientes. Las actividades del proceso de puesta en marcha verifican el correcto funcionamiento de determinadas características de eficiencia que forman parte del diseño del sistema.

Un centro de datos al que se haya aplicado un proceso de puesta en marcha suele experimentar menos retrasos que con el despliegue tradicional, aumentando así la probabilidad de que se entregue a tiempo y dentro del presupuesto. No solo disfrutará de una mayor rentabilidad, sino también de menores costes de funcionamiento y mantenimiento a lo largo de todo el ciclo de vida de su instalación.

 

  1. Optimizar el rendimiento del sistema eléctrico

Una evaluación del sistema eléctrico puede poner al descubierto áreas de mejora que pueden ayudarle a gestionar los principales retos de su centro de datos, como expectativas, movimientos o consolidaciones de disponibilidad elevada, mayor densidad de potencia y calor, y cumplimiento de legislaciones.

Al evaluar todo su inventario de equipos eléctricos, puede identificar conexiones y componentes defectuosos antes de que provoquen la interrupción del servicio, así como detectar carencias en el mantenimiento de los equipos. Además, puede usar servicios de ingeniería (como estudios de cortocircuito y coordinación o estudios de arco eléctrico) para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo y garantizar el cumplimiento de normativas.

En definitiva, las evaluaciones del sistema eléctrico ofrecen un análisis detallado que pone al descubierto acciones correctivas recomendadas y estrategias de mitigación de riesgos, lo que le ayuda a mejorar de un modo rentable la fiabilidad y la disponibilidad de su centro de datos.

  1. Mejorar la eficiencia térmica

Un enfoque actualizado del Thermal Management puede reducir los costos energéticos y mejorar la eficiencia. En un centro de centros de datos típico, la refrigeración supone el 38 por ciento del consumo total de energía. Por tanto, si desea alterar de forma significativa su uso de la energía, centrarse en el sistema de refrigeración puede ofrecerle una rápida rentabilidad.

Al identificar y corregir problemas como los puntos calientes y los flujos de aire ineficientes, estará dando un importante paso hacia la reducción del gasto energético. A partir de ahí, podrá implementar tecnologías de velocidad variable y controles inteligentes para mejorar aún más la eficiencia. Estas tecnologías están disponibles en forma de actualizaciones para su equipo existente.

Miguel Ángel González, general manager, México, Vertiv, comenta: En la nueva era de la transformación digital, un centro de datos debe de ser infalible y a la vez sustentable.

Está demostrado que un Sistema optimizado en la parte térmica, eléctrica puede tener ahorros hasta de un 30 por ciento en su costo total de propiedad.

Gracias a las tecnologías de velocidad variable, como los ventiladores de conmutación electrónica (EC) y las unidades de velocidad variable (VSD), puede variar la velocidad de los ventiladores de sus unidades de refrigeración de modo que se ajuste a la refrigeración que requiere la carga de TI. Cuando reduce la velocidad de los ventiladores, deja de gastar energía en una refrigeración excesiva que su equipo informático no necesita. Al añadir los controles inteligentes, puede poner en red sus unidades de refrigeración para que trabajen conjuntamente como un equipo. Esto elimina situaciones en donde las unidades “luchan” entre sí (mientras una refrigera, otra recalienta).

Corregir las situaciones que malgastan energía y utilizar únicamente la cantidad de energía necesaria para garantizar la disponibilidad de los sistemas críticos puede reducir drásticamente sus costes energéticos sin afectar a la disponibilidad.

 

  1. Proteger el sistema de alimentación de emergencia

El impacto de un fallo en el sistema de alimentación adquiere gran importancia si tenemos en cuenta el daño potencial a datos y equipos, la interrupción del servicio, los costos de reparación, las consecuencias legales y el daño a la reputación de la marca. Según un estudio realizado por el Ponemon Institute en 2016, el coste medio de un apagón en un centro de datos fue de más de 740.000 USD, mientras que el coste máximo registrado fue de más de 2,4 millones de USD. Evitar estos elevadísimos costes es una simple cuestión de prevención.

Un programa de mantenimiento preventivo periódico realizado por técnicos expertos es fundamental para garantizar la máxima fiabilidad de los equipos de un centro de datos, incluidas las baterías, las unidades SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) y la distribución de la alimentación. De hecho, según un estudio que incluía el análisis de más de 185 millones de horas de funcionamiento de sistemas SAI, la fiabilidad de las unidades calculada en función del tiempo medio entre fallos (MTBF) aumentaba en la misma proporción en que aumentaba el número de visitas de mantenimiento preventivo anual.

Los problemas de reciente aparición en los sistemas pueden detectarse a través del mantenimiento preventivo periódico. Esta inspección sistemática y el correspondiente análisis permiten corregir estos problemas y garantizar que dispondrá de alimentación de emergencia cuando la necesite, ayudándole a evitar el costoso tiempo de inactividad no planificado.

 

Por: Tom Nation,

Vicepresidente y gerente general

de los servicios de sistemas de potencia,

Vertiv en Norteamérica.

El futuro de la conectividad en manos de la evolución del PoE

Con la aprobación del estándar IEEE 803.3af, en junio del 2003, se reglamentaron formalmente las características de los equipos y la tecnología PoE que transportaban en una sola línea el flujo de datos y la alimentación eléctrica para los dispositivos IP ubicados en lugares poco accesibles, o desprovistos de electricidad, sin calcular que esta tecnología podría definir el futuro de la conectividad y la posibilidad para que existieran los edificios, las ciudades y las industrias inteligentes que hoy son una realidad.

“En su versión básica, lanzada en el 2002, el PoE comenzó entregando 15 watios y gracias a su funcionalidad, el éxito fue instantáneo, lo que conllevó a que su desarrollo tecnológico y comercial generara una dinámica permanente para entregar cada vez más energía”, comentó Juan Pablo Borray, Gerente de Desarrollo de Negocios Panduit.

Desde ese momento, la evolución del estándar avanzó hacia el PoE +, que entregaba 30 watios, y más adelante con el PoE ++ que podía entregar hasta 60 watios. Hoy, el último estándar PoE, IEEE 802.3bt, permite que un cable de par trenzado lleve, en simultánea, una mayor cantidad de datos y 90 watios de electricidad a dispositivos muy robustos.

Este nuevo estándar, 802.3bt, requiere el uso de cuatro pares de cables para satisfacer una demanda de alimentación para sistemas con mayores exigencias, como la implementación y gran cantidad de dispositivos como los exigentes sistemas de video vigilancia dotados de sistemas de reconocimiento y procesamiento en tiempo real, y las  salas de juntas con pantallas, proyectores y comunicaciones de videoconferencia conectadas a la red, apuntó Borray.

De igual manera, esta nueva etapa del PoE se prepara con el propósito de respaldar los proyectos de los próximos edificios inteligentes, que ya no se diseñan sin una iluminación 100% LED y sin el uso de controladores de amplios espectros que requieren una potencia mayor y necesitan que cada dispositivo tenga su propia dirección IP.

Así mismo, el constante avance del PoE y sus aplicaciones para el internet de las cosas será definitivo en las nuevas generaciones de hogares, ciudades e industrias, ámbitos en los que la proliferación de dispositivos conectados que, según Gartner, llegarán el próximo año a 20.400 millones de objetos conectados en todo el mundo, teniendo en cuenta que sólo un 10% de estos serán smartphones.

Viendo un poco más hacia adelante, y pensando en las futuras reglamentaciones para el PoE, Juan Pablo Borray de Panduit, asegura que esta tecnología puede terminar reemplazando las redes eléctricas y por esta razón, las nuevas normas tendrían que incluir a este cableado que, si bien transporta datos, también se comporta como una red eléctrica. “Es por eso que las futuras reglamentaciones deberán tener en cuenta las especificaciones de este cableado y exigir que efectivamente éste soporte cada aplicación y no signifique ningún riesgo para la seguridad del lugar en donde se está instalando”, afirma Borray.

Sin duda, el Power Over Ethernet se ha convertido en una de las tecnologías más importantes del presente porque junto con el transporte de datos, prácticamente ha reemplazado las redes eléctricas y, de manera comprobada, cada día se hace más necesario para el mundo conectado del futuro próximo.

Fórmula E mostrará el potencial de la movilidad eléctrica

ABB trae a México el campeonato ABB FIA Fórmula E, competencia de monoplazas eléctricos, organizada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que promueve lo último en tecnologías de electrificación y digitalización para la movilidad.

Durante la competencia, que tendrá lugar el próximo 16 de febrero, 22 de los EVs más avanzados tomarán las pistas del Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México donde, a tan sólo 80 decibeles, se podrá escuchar la vibración de la transmisión eléctrica de los automóviles que acelerarán a 100 kilómetros por hora en poco menos de tres segundos, en promedio, alcanzando velocidades máximas de 225 kilómetros por hora (140 millas ph).

Este año, el auto eléctrico convencional Jaguar I-Pace participará utilizando cargadores ABB para asegurar una recarga rápida después de cada sesión. Este tipo de innovaciones no sólo están pensadas para un evento de este tipo, sino para aplicarse a los vehículos eléctricos de hoy en día, tanto de uso personal como medios de transportes públicos.

Cabe destacar que la compañía ingresó al mercado de recarga de Electric Vehicles(EV) en 2010, y hoy cuenta con una base mundial de rápido crecimiento de más de 8500 cargadores rápidos instalados en 69 países.

El campeonato, que se encuentra ahora en la quinta temporada, muestra el potencial de la tecnología de movilidad actual y futura, atrayendo a algunos de los fabricantes de vehículos más grandes del mundo, incluyendo Jaguar, Audi, BMWy Nissan.

“Buscamos promover en este campeonato los límites de la tecnología de vehículos eléctricos y preparar el camino para las soluciones de movilidad del futuro. Estamos seguros que la Ciudad de México recibe con mucho entusiasmo esta nueva edición del campeonato, comprobando el gran potencial de la movilidad eléctrica, no sólo para transportarnos de manera más limpia y eficiente, sino también para emocionarnos en una pista de carreras”, destacó Vicente Magaña, presidente y director general de ABB México.

Dell EMC y Nokia se unen para impulsar las Ciudades Inteligentes

Dell EMC y Nokia se han asociado como partners de tecnología, en una iniciativa de ciudad inteligente para ayudar a la ciudad holandesa Delft a reducir el congestionamiento de tráfico en el centro de la ciudad usando lanchas semiautomáticas alimentadas por hidrógeno en los canales existentes para realizar el último tramo del transporte de bienes. Esta colaboración pretende reducir el tráfico, ayudar a cumplir con los objetivos de desarrollo económico, sustentabilidad y emisión de carbono de la región.

Se prevé que la población urbana mundial se duplicará para 2050, y esto solo aumentará las exigencias sobre los recursos municipales ya limitados.

Los Gobiernos de las ciudades están adoptando iniciativas de ciudad inteligente para explorar tecnologías innovadoras que les permitan ser más eficientes, administrar mejor los recursos y desarrollar nuevos servicios que mejoren la vida de los ciudadanos y las comunidades.

Dell EMC y Nokia, junto con Blue Turtle Associates, Aratos Systems, CircleLines, City Hub, SPIE, la Universidad de Delft y el Gobierno regional de la provincia de Holanda Meridional, están participando en una prueba para crear un espacio común de información para la logística de ciudades inteligentes. El espacio común de información funciona como una plataforma digital escalable que conecta toda la cadena de logística de la ciudad y también como componente principal del sistema de orientación de la navegación.

Esta plataforma se creará utilizando tecnologías de Dell EMC y Nokia para fines de procesamiento, almacenamiento, administración de datos, conectividad, analítica, IoT y blockchain.

En Holanda, muchas áreas tienen una red interconectada de vías fluviales, canales o áreas de almacenamiento de agua que actualmente se utilizan muy poco. Con el desarrollo de barcazas semiautomáticas silenciosas y ecológicas, los bienes que normalmente se transportan en camiones se pueden transportar por los canales de la ciudad.

Para el proyecto, se utilizarán barcazas alimentadas por hidrógeno automatizadas y digitalizadas que estarán conectadas y controladas mediante un nuevo tipo de nube de movilidad con la plataforma de IoT IMPACT de Nokia y la plataforma Dell EMC Digital City Accelerator.

Además de la tecnología de pasarela hidráulica de Ampelmann para carga y descarga en la orilla, las pruebas continuarán durante 2019 con el objetivo de lograr que el proyecto esté completamente en funcionamiento a fin de año.

El concepto del proyecto ha captado el interés de diversos sectores que desean cumplir con objetivos de logística y sustentabilidad, incluidos astilleros, centros de entrega de paquetes, centros de distribución logística, ingeniería mecánica, operadores en el extranjero y empresas de administración de desechos y catering. El proyecto incluye varios beneficios previstos para los ciudadanos, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Aliviar el tráfico regional en el área metropolitana de La Haya y Róterdam (MRDH).
  • Desarrollar un medio de transporte ecológico, además de una solución de logística y transporte de mercancías “silenciosa”.
  • Contribuir con un estilo de vida sustentable y mejorar las relaciones comerciales.
  • Contribuir a desarrollar y estimular nuevos centros de ingeniería y sectores de fabricación.

Este proyecto forma parte de una alianza estratégica más amplia entre Dell EMC y Nokia que se centra en impulsar la transformación digital en una variedad de sectores clave.