Distribuciones de Linux más utilizadas

De acuerdo con datos de la BSA-The Software Alliance, en México, alrededor del 49% de las computadoras cuentan con un software ilegal, lo cual genera pérdidas por aproximadamente 760 millones de dólares a la industria.

En Latinoamérica, alrededor de un 52% de las computadoras no tienen un software legal, lo que representa una pérdida de 4,957 mdd.

En tanto, en el mundo las pérdidas llegan a los  46,302 mdd, con un 37% de uso de software sin licencia.

De acuerdo también con la BSA-The Software Alliance, uno de los principales problemas que tienen las empresas al no contar con software es la vulnerabilidad ante los ciberataques, pero también pueden enfrentar problemas de pérdida de datos o corrupción de la información.

Entre los factores para que en México prevalezca el uso de software pirata son la desinformación en cuestiones tecnológicas o la evasión intencionada.

Pero para hacer frente a dichos factores existen diferentes plataformas basadas en Linux que son desarrolladas por comunidades globales y que, al ser totalmente legales, son utilizadas por empresas, emprendedores y gobiernos en diferentes partes del mundo. El software libre está basado en los siguientes principios, de acuerdo con Richard Stallman, programador estadounidense y fundador del movimiento por el software libre en el mundo:

  • Un programa es libre si puede ser ejecutado y usado de todas las formas en que uno quiera, a diferencia de los privativos tienen limitaciones por medio de la licencia de uso o incluidas en el código.
  • El código debe permitir el estudio y cambio haciéndose público.
  • La copia y distribución debe ser libre.
  • El software libre debe permitir la distribución de copias modificadas por un programador, inclusive permitir su venta.

Algunas de las distribuciones de Linux más utilizadas:

Ubuntu: Una de las distribuciones más populares es Ubuntu. Desarrollado por las comunidades de Canonical, Ubuntu es un sistema operativo que es perfecto para laptops, computadoras de escritorio y servidores. Ya sea que lo utilices en el hogar, en la escuela o en el trabajo, Ubuntu contiene todas las aplicaciones que puedas necesitar, desde procesadores de texto y aplicaciones de email, hasta software para servidor web y herramientas de programación. Ubuntu es y siempre será libre de costo. No pagas por una licencia de uso. Puedes descargar, usar y compartir Ubuntu con tus amigos, familiares, escuela o negocios libremente.

Endless OS: Endless en un sistema operativo que inicialmente, a través de la venta de computadora de muy bajo costo, buscaba ayudar a romper la brecha digital existente en países en desarrollo, todo al permitir el acceso a una gran cantidad de contenidos educativos sin necesidad de contar con Internet. Posteriormente fue creada la distribución de este sistema operativo bajo el nombre de Endless OS, y ahora sus creadores han liberado Endless OS 3.0, mismo que ya está disponible con interesantes novedades, entre las que se encuentra el arranque dual con Windows. De todas las nuevas características que incluye consigo Endless OS 3 la más importante es la posibilidad de que el usuario instale el sistema operativo en modo de arranque dual con Windows u otro sistema operativo basado en Linux.

Cub Linux: Básicamente Cub Linux es una distribución basada en Ubuntu con un escritorio idéntico a Chrome OS. Si no te gusta el estilo de este sistema operativo no te pierdes de absolutamente nada instalando Ubuntu 14.04. Como en la página lo dicen, Cub Linux no es un fork de Chromium Linux ni una fusión de Chromium OS con Ubuntu, es una distribución que busca ser agradable y lo más compatible posible (a diferencia de Chromium OS). Cub Linux es una continuación/reencarnación de Chromixium, una distribución con el mismo propósito, pero según los desarrolladores Google los contactó para que le cambiasen el nombre debido a su éxito. Así como pasó con Backtrack y Kali Linux, pasó con Chromixium y Cub Linux.

Antix: Para hacer funcionar AntiX solo se necesita un Pentium II y 64MB de RAM, aunque se recomienda disponer de 128MB. Por eso puede ser instalado en equipos de finales de los años 90 sin problema. Se puede descargar su imagen que ocupa menos de 700MB, por lo que puede ser quemada en un CD para su instalación. Incluye bastantes paquetes de aplicaciones preinstaladas, como LibreOffice, MPLayer, navegador ligero Iceweasel, cliente de correo Claws, etc. Su entorno de escritorio se basa en GNOME y está escrito en lenguaje C++, se trata de IceWM.

SparkyLinux: SparkyLinux es una distribución basada en Debian. Incluye entornos de escritorios como Razor-QT, LXDE, OpenBox/JWM, e17 y MATE, un gran abanico para elegir tu entorno preferido. SparckLinux está especialmente creada para funcionar en equipos viejos con pocos recursos de hardware, lo que no impide contar con un buen sistema operativo y completo. Y aunque dispones de una guía completa para aprender a usarla, no es una distribución sencilla.

Sparky2

Puppy Linux: Puppy es una distribución pensada para usar el mínimo de recursos posibles. Tiene interesantes aplicaciones, dispone de varios entornos de escritorio ligeros (LXDE, JWM, IceWM), es fácil, competa, puede arrancar desde un pendrive o instalarla en el disco duro. En la página web oficial cuenta con una gran Wiki para consultar dudas o resolver problemas. Se puede descargar, su imagen solo pesa unos 100MB y está disponible en versión LiveCD o LiveUSB. Cosume tan poca memoria, que con OpenOffice abierto no pasará de 256MB RAM ocupados.

Linux Mint: Hoy en día Linux Mint es un proyecto que desarrolla sus propios entornos de escritorio, sus propios programas, y que poco a poco se va independizando de Ubuntu, demostrando que se pueden hacer las cosas de manera diferente. Linux Mint 18 es la consecuencia de esta filosofía. Como ya es habitual, está disponible inicialmente en dos versiones, una con el escritorio Cinnamon (moderno pero sin florituras) y MATE (con el viejo estilo de Gnome).

Lubuntu: Lubuntu es la distribución más popular de todas estas, es un Ubuntu con entorno de escritorio ligero LXDE para ordenadores con menos recursos. Al ser una distro oficial, su desarrollo y actualización va a la par de Ubuntu. Puede funcionar en equipos con poca memoria RAM, chipsets viejos y en discos duros con poca capacidad. Si tienes un equipo portátil, Lubuntu también sería una opción a tener en cuenta. Además, el software que viene preinstalado también está especialmente seleccionado para consumir pocos recursos. Otra ventaja es la gran comunidad detrás de Ubuntu, con lo que no te faltará el soporte, las actualizaciones, etc.

Ubuntu Mate: Ubuntu MATE, como su propio nombre lo indica, está basada en Ubuntu, una de las distribuciones de Linux más grandes. Ubuntu MATE toma la base del sistema operativo Ubuntu y añade el escritorio MATE. Es un sistema estable, con un intuitivo entorno de escritorio, configurable y muy fácil de utilizar. Es ideal para aquellos que queremos el máximo rendimiento de nuestros equipos e ideal para los ordenadores viejos y ya casi inutilizables.

 

Manjaro Linux: Manjaro es una distribución Linux bastante nueva, basada en Arch Linux pero con una interfaz amigable para su instalación. Eso facilita mucho las cosas, los que conozcan la instalación de Arch Linux lo sabrán. Puedes descargarla en tres ediciones oficiales y además se puede elegir entre un entorno de escritorio con OpenBox o XFCE, ambos bastante ligeros. Es una gran distribución, bonita, sencilla y muy completa. No es la que menos recursos necesita, pero puede ser una buena alternativa intermedia entre otra distro más pesada y las más ligeras.

Xubuntu: Es hermano de Lubuntu, ambas oficiales reconocidas por Canonical, también se trata de un Ubuntu con entorno de escritorio ligero, pero esta vez Xubuntu dispone de entorno Xfce. Si tienes un equipo con recursos limitados o quieres tener un sistema lo más ligero y rápido posible, es una gran elección. Xubuntu se contenta con solo 800Mhz de procesador, 384 MB de memoria RAM y un disco duro de al menos 4GB.

Peppermint OS: Peppermint OS es otra distribución ligera basada en Lubuntu, es decir, Ubuntu Linux con entorno LXDE. Además de tener en mente la ligereza y optimización para equipos con pocos recursos o de bajo consumo, los desarrolladores también han tenido muy presente la nube. Por tanto, si dispones de un equipo con un hardware poco potente, con 192MB de RAM, y además te gusta Lubuntu pero necesitas capacidades orientadas a la computación en la nube, ésta es la mejor elección para ti.

Basic Linux: Si bien hace años que no se actualiza merece aparecer en esta lista porque ocupa 2,8MB. Perfecto para un disquete. Sus requisitos son procesador 386 o compatible y 3MB de RAM. Y a pesar de su tamaño, cuenta con escritorio gráfico, en concreto JWM. Según su página oficial, es una distro que permite navegar por la web y consultar el correo y está pensado especialmente para portátiles antiguos. En caso que quieras instalar paquetes y programas, es compatible con los instaladores de Slackware.

Nanolinux: Su nombre lo dice todo. Nanolinux es un Linux de 14MB para funcionar en cualquier computadora que, como mínimo, puedas encender. El escritorio utiliza SLWM y cuenta con las herramientas básicas, como navegador web (Dillo), procesador de texto, hoja de cálculo, cliente IRC, dibujo, visor de imágenes y algún que otro juego.

SliTaz: Si buscas algo un poco más práctico para el usuario medio, SliTaz es una de las distribuciones Linux más ligeras y populares. Su instalador más pequeño es de 35MB y ocupa 80MB en disco, si bien luego podemos instalar más aplicaciones. Su escritorio elegido es Openbox y JWM como gestor de ventanas y sólo pide 256MB de RAM para funcionar. Por lo demás, ofrece una selección de programas que lo hace totalmente funcional. SliTaz se puede instalar de diferentes formas (CD, USB, tarjeta SD, máquina virtual).

Void: Desde España nos llega Void, una distro Linux para uso general que sólo requiere 96MB de RAM y 350MB de espacio en disco para funcionar. Entre sus ventajas, cuenta con su propio sistema de binarios para facilitar la instalación de nuevos programas. Por lo demás, funciona tanto en arquitecturas x86 como ARM y MIPS, por lo que se puede instalar en gran variedad de dispositivos.

Linux Lite: Otra opción interesante de Linux para espacios reducidos es Linux Lite, que como indica en su página oficial, es sencillo, rápido y gratuito. En el caso de Linux Lite, basado en Ubuntu, estamos hablando más de un Linux ligero que pequeño. Su instalador viene en forma de DVD (más de 900MB) pero por otra parte los requisitos son ideales para equipos a los que queremos dar una segunda vida: 700Mhz de procesador y 512MB de RAM. Linux Lite hace frente a todas las necesidades que podamos tener: ofimática, internet, multimedia. Su selección de herramientas y programas es enorme, y además permite instalar, actualizar y desinstalar programas fácilmente.

Bodhi Linux: Siendo una de las distribuciones más pequeñas, resulta curioso que Bodhi Linux consiga ser también una distro todoterreno. Basada en Ubuntu, ofrece un sistema operativo para distintos usos que no descuida el aspecto gráfico (incluye temas) pero que funciona en equipos modestos. A los programas preinstalados, como el navegador ligero Midori, puedes añadir los que encuentres en su gestor de instalación, AppCenter.

Arch Linux: Dejando por el camino distribuciones Linux pequeñas que hace años que ya no se actualizan, llegamos a una veterana, Arch Linux, que a pesar de sus poco más de 500MB de instalador ofrece un Linux ligero para equipos modestos o antiguos. Aunque no está pensada para todos los públicos, se actualiza con frecuencia y cuenta con más de 17.000 paquetes para instalar programas con su propio gestor de paquetes, pacman.