¿Está preparada su Infraestructura para alcanzar el potencial de la IoT?

La Internet de las Cosas o IoT por  siglas en inglés, se está perfilando como un motor de cambio importante para los negocios de la actualidad. Para el 2025 se espera que el impacto económico de esta tendencia sobre los mercados mundiales sea entre 4 y 11 trillones de dólares anuales añadidos a la economía. Sin embargo, para que estos dispositivos puedan realmente impactar de ese modo, es necesario que se encuentren siempre conectados a la red y que tengan la energía necesaria para funcionar adecuadamente. Es por esto que para los administradores de red, gestionar la infraestructura con procesos automáticos se ha vuelto cada vez más necesario.

Al respecto, Rafael Vásquez, Director General de ERA Telecomunicaciones, comentó: “Gestionar la infraestructura de red para garantizar la conectividad de los dispositivos IoT ya no es solamente un lujo, sino una necesidad para las empresas,” y agregó, “con la cantidad tan abrumadora de dispositivos que requieren conexión a la red, es ya un requisito automatizar la gestión y monitoreo de sus redes si se quiere reducir el tiempo de inactividad de un edificio o empresa”.

De acuerdo a una encuesta realizada por Forbes, 90% de las empresas creen que la IoT impactará su negocio de manera importante; sin embargo, 30% mencionó no estar preparados para afrontar los retos que trae consigo la IoT.

Uno de los desafíos que enfrentan los administradores es proveer de energía todos estos dispositivos que se encuentran ligados a la IoT de forma eficiente,además de tener que garantizar la conectividad para su correcto funcionamiento.

Obedeciendo a esta tendencia, la tecnología Power over Ethernet (PoE) también ha realizado avances que ayudarán a mantener alimentados estos millones de aparatos. “Los estándares IEEE 802.3bt han mejorado el desarrollo e implementación de la tecnología PoE,” ejemplificó Sergio Uribe, encargado de soporte técnico de imVision de CALA en CommScope. “Esto implica que los dispositivos que se puedan alimentar a través de esa tecnología pueden llegar a recibir hasta 90 vatios; que típicamente en el mercado solía ser únicamente 15 y 30 vatios. Esto permite alcanzar un nivel de potencia alto, lo cual se traduce en que aún más tipos de dispositivos podrán alimentarse y recibir energía a través de la infraestructura de red, incrementando aún más el potencial que tiene la IoT para los negocios.”

Para poder cubrir la necesidad de alimentación energética de los millones de dispositivos IoT, administrar la capacidad PoE de los puertos de una red de manera automática resulta indispensable.

“De acuerdo con las predicciones de la industria, para el 2020 habrá hasta 50 billones de dispositivos conectados a las redes en el mundo. Con la demanda de miles de millones de dispositivos conectados a la red, si un edificio tiene facilidades para conectar sus dispositivos y mantenerlos alimentados, va a estar mejor preparado para dar soporte de Internet de las cosas,” finalizó Rafael Vásquez, Director General de ERA Telecomunicaciones.