Facebook, Google, Microsoft y Twitter lanzan proyecto de transferencia de datos

Denominado Data Transfer Project (DTP), la idea comenzó a moldearse el año pasado, aunque no ha sido hasta ahora cuando se dio luz verde para ponerlo en marcha. Además, como anuncian todos ellos, el proyecto DTP abre sus puertas a la incorporación de nuevos socios y miembros con el fin de ampliarlo a todas las marcas y organizaciones que operan en la red.

El fin del proyecto DTP no es otro que permitir la transferencia de los datos de los usuarios y mejorar la portabilidad de los mismos, de manera que puedan ser descargados o transferidos directamente de un servicio a otro con las garantías de que sean interpretados.

Parte de esta iniciativa surge de algunas de las implicaciones que tiene el cumplimiento de la normativa de GDPR aprobada por la Unión Europea pero aplicable en la mayoría de los lugares del mundo, y que entró en vigor el pasado 25 de mayo, mediante el cual, los ciudadanos pueden solicitar y lograr que sus datos personales sean eliminados cuando, entre otros casos, estos ya no sean necesarios para la finalidad con la que fueron recolectados, cuando se haya retirado el consentimiento o cuando estos se hayan recogido de forma ilícita.

La puesta en marcha de un proyecto de este tipo para construir una API con el propósito de compartir datos llega en un momento en el que para determinadas compañías resulta clave reforzar su política de transparencia.

Todos recordamos los acontecimientos que han marcado la primera mitad de año de Facebook y su escándalo con Cambridge Analytica, con multas asociadas. Google también se ha visto afectado días atrás tras hacerse público como los desarrolladores de terceras marcas pueden llegar a tener acceso a los mensajes de Gmail de los usuarios debido al código fuente compartido con ellos por parte de la compañía.

Con la puesta en marcha del proyecto DTP, la portabilidad y la interoperabilidad de los datos resulta fundamental para la innovación, menciona el libro blanco publicado asociado al proyecto.

El éxito dependerá de cómo la gente valore este tipo de iniciativas con el fin de poder mover los datos entre diferentes tipos de servicios de forma segura, señala el director de privacidad de políticas públicas de Facebook, Steve Satterfield.

Alfonso Casas, IDG.es