Ford crea traje con sensores para reducir tasa de lesiones en empleados

Los empleados de la Planta de Motores de Ford en Almussafes (Valencia) están utilizando un traje especial que se encuentra equipado con sensores de tecnología avanzada de seguimiento corporal.

Esta acción, se trata de parte de la propuesta de Ford para reducir la tasa de lesiones de sus empleados en las plantas de manufactura de todo el mundo, a través de la introducción de tecnologías de ergonomía y cambios en los procesos basados en datos.

El sistema piloto creado por Ford y el Instituto Biomecánica de Valencia, ha involucrado a 70 empleados en 21 áreas de trabajo, consiguiendo también, diseñar estaciones de trabajo menos estresantes físicamente para mejorar la calidad de fabricación.

Este sistema utiliza una tecnología de movimiento similar a la tienen los jugadores de fútbol, que suele registrar cómo corren o cómo se mueven los atletas, lo que permite a los entrenadores deportivos, así como a los desarrolladores de videojuegos, mejorar el potencial de las estrellas del deporte en el mundo real o en la pantalla.

“Se ha demostrado en el campo de deportes, que, con la tecnología de seguimiento del movimiento, los pequeños ajustes en la forma en que te mueves pueden tener un gran beneficio”, comentó Javier Gisbert, gerente del área de producción de la Planta de Motores de Ford en Valencia. “Para nuestros empleados, los cambios realizados en las áreas de trabajo que utilizan tecnología similar, pueden garantizar trabajar cómodamente en un día de jornada.

El traje cuenta con 15 pequeños sensores de seguimiento del movimiento conectados a una unidad inalámbrica. El sistema realiza un seguimiento de la forma en que la persona se mueve en el trabajo, destacando los movimientos de la cabeza, el cuello, los hombros y las extremidades. El movimiento es grabado por cuatro cámaras especializadas en seguimiento del movimiento, similares a las que se utilizan normalmente en las consolas de videojuegos, situadas cerca del trabajador y capturadas como una animación en 3D.

Los ergónomos analizan los datos recolectados para ayudar a los empleados a alinear su postura correctamente. Las mediciones capturadas por el sistema, como la altura o la longitud del brazo de un empleado, se utilizan para diseñar estaciones de trabajo, de modo que se adapten mejor a los empleados.

No se sabe aún cuándo es que este sistema podrá empezar la distribución para el resto de las plantas alrededor del mundo, o si es que Ford pretende abrirlo para que otras fabricas puedan implementarlo para sus propios empleados.