Cómo funciona el cómputo en nube y sus aplicaciones

Comstor ha publicado un reporte de cómo funciona la estructura de la Computación en Nube y sus aplicaciones en el entorno corporativo. La firma, define Cloud Computing como una tecnología que virtualiza recursos y equipos, es decir, aplicaciones archivos, software y otros datos que no tienen más que estar instalados o almacenados en la computadora del usuario.

La Nube puede diferenciarse en diferentes tipos, de los cuales destacan:

Nube Pública: Este servicio es proporcionado a usuarios comunes o empresas a través de Internet; está más dirigida al público común que al público corporativo. La Nube, posee un alto rendimiento, acceso directo, bajo costo y escalabilidad, pero presenta un incremento de riesgo en privacidad ya que el usuario se puede enfrentar a eventuales problemas de seguridad debido a su carácter público.

Cifras de la consultora Gartner, señalan que el mercado mundial de servicios de Nube pública debe crecer 16.5% en 2016, para alcanzar un monto de USD 204 mil millones.

Nube Privada: Ofrece todas las funciones básicas de la tecnología exclusivamente a una empresa o grupo específico. Integra todos los departamentos y áreas por medio del modelo de Cloud Computing, además de posibilitar el almacenamiento y acceso a datos corporativos con seguridad, tiene un costo de despliegue mayor que una Nube interna, lo que pude ser un obstáculo para las PyME.

Nube Híbrida: Consiste en mantener algunos sistemas en la Nube privada y otros en la Nube pública, simultáneamente. Es el modelo más utilizado en el mercado corporativo ya que posee un alto rendimiento, acceso directo, bajo costo, escalabilidad, seguridad y un control total.

La Nube Híbrida cubre la demanda de escalabilidad, por ejemplo, cuando una empresa necesita la capacidad adicional de un servidor por un corto periodo de mucho movimiento.

La clasificación del Tipo de Servicio se divide en 3:

Infraestructura como Servicio (IaaS): Que representa la contratación de servidores virtuales, el volumen del tráfico de datos, los datos almacenados y otros rubros. Su costo se basa en la cantidad de servidores virtuales, el volumen de tráfico de datos, los datos almacenados y otros rubros.

Plataforma como Servicio (PaaS): Este modelo es útil porque elimina la necesidad de adquirir hardware y licencias de software, y utiliza la misma estructura como servicio.

Software como Servicio (SaaS): Se trata de un modelo en el cuál la adquisición y/o utilización de un software no está vinculada a la compra de licencias. Permite controlar lo que la empresa necesita, pues sólo se paga lo que se usa.

Finalmente, si desea obtener respuestas a por qué implementar Cloud Computing, y conocer el primer paso para el planteamiento de una estrategia de Nube podría considerar la reducción de costos, la entrega de resultados rápidos, garantía de seguridad y conformidad de datos, mejor utilización de los recursos, suministro de un servicio on-demand (bajo demanda) y la optimización de la gestión de la política de seguridad.

Redacción