Gasto de TI se acelerará en 2014, pronostica IDC

smartphones y tablets
La firma consultora prevé que este año el gasto mundial en TI se eleve a 2 billones de dólares, favorecido por la demanda de dispositivos móviles.

Según datos de la firma de análisis y consultoría IDC, el gasto en TI se acelerará en 2014, tras registrar su peor dato de crecimiento en el presente año. De esta manera, la firma de consultoría prevé que en 2013 se invertirán 2.04 billones de dólares en tecnologías de la información a nivel global, un 4% más que en 2012, cuando el gasto de TI creció un 5%.

Esta desaceleración del crecimiento se debe principalmente al descenso registrado en mercados emergentes como China y Rusia. En cambio, en 2014 se prevé un repunte de la economía china y una mejora en Estados Unidos y Europa Occidental, lo que favorecerá un nuevo crecimiento del gasto de más del 5%, para alcanzar los 2.14 millones de dólares.

IDC señala que más de la mitad del crecimiento de la industria de TI en este año radicará en la fortaleza de los mercados de tablets y smartphones. No en vano –excluyendo a los dispositivos móviles–, el gasto de TI crecerá tan sólo un 2.6% este año.

Y es que el gasto empresarial en TI se ha reducido de forma considerable, y se ha notado en el volumen de ingresos de los mercados de PC, servidores y almacenamiento. Los signos de estabilidad de la demanda de PC profesionales en el tercer trimestre hacen presagiar una recuperación gradual de la inversión en infraestructura empresarial en los próximos 12 a 18 meses.

En este sentido, IDC calcula que el gasto en servidores, almacenamiento y redes empresariales se incrementará un 1% en 2013 para alcanzar el 4% el próximo año.

Para IDC, las condiciones del mercado están mejorando poco a poco en Europa occidental, donde en general el gasto en TI está en camino de crecer un 2% este año (un 1% si se excluyen los móviles), y donde el impulso económico ha mejorado en muchos países.

La consultora prevé que esta recuperación gradual continuará el próximo año, lo que se traducirá en un crecimiento del gasto de TI del 3%, impulsado principalmente por el fortalecimiento de las ventas de software empresarial.