Categoría: Gobierno

Estos son los salarios en México para el sector tecnológico y digital

De acuerdo a un estudio reciente de Trabajo En Digital, actualmente hay en nuestro país 379 mil 600 vacantes de todos los sectores profesionales, de las cuales, 55 mil pertenecen a los sectores creativo, tecnológico y digital. ¿Sabe de cuánto se estiman los salarios?

El estudio contempló tres de las principales bolsas de trabajo online en México, y reflejó que de las  379 mil 600 vacantes, aproximadamente 36,700 pertenecen al sector tecnológico, 10,600 al sector creativo, 7,800 al sector digital. Estas estadísticas también nos dan un panorama de la importancia que está obteniendo las especialidades en TI dentro del territorio azteca.

Rodrigo Pérez Delgado, CEO y Fundador de la plataforma, subrayó que “este estudio es el segundo que hacemos en el año, donde consultamos las tres principales bolsas de trabajo en línea en México para ver las tendencias del mercado laboral y ayudar a los profesionales a encontrar el trabajo ideal”.

Este estudio también arrojó datos sobre los rangos salariales de más de 14 mil vacantes que fueron publicadas con oferta económica en una de las tres bolsas de trabajo online analizadas, y mostró que 33.3% de las mismas en los sectores creativo, tecnológico y digital tienen rangos salariales mensuales entre 5 mil y 15 mil pesos, 37.8% son vacantes de 15 mil a 30 mil pesos, y 23.5% son vacantes con salarios superiores a 30 mil pesos, y sólo 4.3% son vacantes con sueldos menores a 5 mil pesos.


En esa bolsa de trabajo, hay más de 93 mil 500 vacantes de todos los sectores, de las cuales 25.8% ofrecen un salario entre 15 mil y 30 mil pesos mensuales. En comparación, las vacantes de los sectores tecnológico, creativo y digital que están en este mismo rango salarial, alcanzan 37.8%, como se menciona anteriormente.

“Estos datos nos indican que la oferta laboral para estos sectores está a la espera de los profesionales adecuados”, finalizó Pérez Delgado.

 

¿Por qué las empresas deberían voltear a ver los contratos electrónicos?

El uso de internet en todos los ámbitos de la vida ha llegado a proporciones inmensas y se ha proliferado hasta alcanzar los actos jurídicos, entre ellos los contratos. De hecho, la firma de análisis de mercados, Gartner, estima que para el año 2022 más del 25% de las empresas globales utilizarán los llamados “contratos inteligentes”.

La transformación digital ha obligado a las firmas a adoptar gran parte de sus procesos en torno a la web, razón por la que requieren elementos que las protejan ante cualquier controversia jurídica, y los contratos electrónicos son ideales para ello.

Estos, al igual que en los documentos físicos, son acuerdos bilaterales en los que los interesados otorgan su consentimiento a las obligaciones y responsabilidades, pero en lugar de una firma autógrafa, incorpora elementos de certificación como la firma electrónica avanzada y mecanismos biométricos que autoridades reconocen ya como prueba de identidad.

“Las nuevas tecnologías permiten que los activos digitales, como los contratos electrónicos, posean elementos virtuales para asegurar su legitimidad y ser utilizados ante cualquier controversia legal, en instancias nacionales e internacionales”, explica Ignacio Bermeo Juárez, fundador y director general de TRATO.

Uno de los puntos fuertes de este tipo de documentos digitales es que el uso de tecnologías como Analítica, Big Data, Inteligencia Artificial y Blockchain facilita que integren elementos de certificación y validez para facilitar los procesos legales de las empresas de una manera eficiente y segura.

“Cada jurisdicción es diferente y es necesario que a través de la tecnología se analice que todo esté en orden, de acuerdo a las regulaciones de las autoridades. De esta forma los clientes reducen tiempo y ahorran en costos para resolver sus controversias, sin mencionar los honorarios de los profesionales en derecho comercial”, subrayó Bermeo Juárez.

¿Qué monto proteger?, ¿qué se quiere proteger en el contrato?, ¿qué ocurre si se llega a un litigio? o ¿cómo lo observará un juez?, son preguntas que hoy buscan solucionar las compañías alrededor de los contratos electrónicos y que son fáciles de contestar al complementarse con el Blockchain.

“Blockchain nos permite tener todos los registros en distintos servidores y que todos los interesados tengan acceso a la misma copia y comparar la validez de las transacciones relacionadas al contrato”, por lo que “proporciona transparencia de la información en un sólo activo digital inalterable, además agiliza la ejecución inmediata de cualquier incumplimiento en las cláusulas de un contrato electrónico”, detalla CEO de TRATO.

De esta manera, cuando ocurra un problema jurídico o un conflicto entre las partes, las autoridades tendrán elementos virtuales certificados para determinar los incumplimientos.

De acuerdo con la consultora Accenture, las instituciones financieras podrían ahorrar hasta 12 mil millones de dólares al año si adoptaran el Blockchain y los contratos inteligentes.

Carreras con mayor competitividad y sus salarios en México

Al momento de tomar la decisión para estudiar alguna carrera, el factor económico y el de empleabilidad tienen una gran importancia. En este sentido, LoveMondays nos presenta los salarios de los 10 cargos más populares de las carreras con gran competitividad como resultado de una evaluación anual que contempló 99,604 sueldos publicados dentro de esta plataforma.

Las carreras mencionadas fueron consideradas por tener un registro en la plataforma de más de 50 salarios durante los últimos 12 meses. “Tener una guía sobre la realidad financiera de las carreras más competitivas para estudiar ayuda a tomar una de las decisiones más importantes de la vida de los profesionales”, menciona Dave Curran, cofundador y COO de LoveMondays.

De acuerdo con el ranking, uno de los cargos mejor pagados en México es el de ingeniero industrial con un sueldo promedio de $20,014 pesos mensuales y 331 salarios publicados en la plataforma.

Quien ocupó el primer sitio es el de analista financiero, con un salario de $23,333 pesos mensuales y 99 salarios publicados. Eso refleja una tendencia hacia este tipo de carreras. Según el reporte del Banco Mundial (BM) At a Crossroads: HigherEducation in LatinAmerica and theCaribbean, publicado en 2017, 44.7% de las personas que se integran a la educación superior lo hacen en estudios relacionados con negocios, las ciencias sociales y las leyes.

 

El listado es el siguiente:

Analista Financiero – $23,333 pesos mensuales (99 salarios publicados)

Ingeniero Industrial – $20,014 pesos mensuales (331 salarios publicados)

Ingeniero de Sistemas Informáticos – $16,426 pesos mensuales (84 salarios publicados)

Abogado – $16,381 pesos mensuales (180 salarios publicados)

Coordinador Administrativo – $16,119 pesos mensuales (154 salarios publicados)

Contador – $15,894 pesos mensuales (248 salarios publicados)

Recursos Humanos (en general) – $14,036 pesos mensuales (243 salarios publicados)

Mercadotecnia (en general) – $13,585 pesos mensuales (57 salarios publicados)

Químico Analista – $11,862 pesos mensuales (102 salarios publicados)

Psicólogo – $11,773 pesos mensuales (82 salarios publicados)

 

¿Cómo llevar la digitalización al campo?

El uso de internet y la penetración digital, de acuerdo con Enduih, se concentra en el 86% áreas urbanas, lo que representa una serie de desventajas para la población rural, especialmente para el campo.

Aunque el campo mexicano continúa siendo uno de los sectores más importantes para el país, es uno de los sectores más alejados en cuanto a tecnología se refiere. Hoy en día, la agricultura no es prioridad en las estrategias digitales de los estados. Aunque se comienza a vislumbrar un mejor panorama, las TICs tienen un impacto restringido fuera de las ciudades.

“Terminar con la brecha digital entre las zonas rurales y las urbanas para fomentar mayores oportunidades es una de las cuestiones que más tienen que interesar en el 2019. La aplicación de la tecnología en el campo mexicano es vital, ya que éste continúa siendo uno de los sectores más importantes en el país”. Señaló, Cristhian Engemann, director general de Agrodrone México.

Los cultivos agrícolas son vitales para la economía y alimentación en México, sin embargo, su extensión se ha reducido por diversos factores como la urbanización, deforestación, cambio climático, plagas, y la exclusión al mundo tecnológico. Y es que la exclusión digital en el mundo rural no refleja solo un dato sociocultural más, sino una debilidad en diversos ámbitos tales como, económicos, financieros y productivos.

La falta de inclusión de tecnología en el campo podría representar una amenaza para la seguridad alimentaria en un futuro cercano, ya que para el año 2050, el mundo rozará los 10,000 millones de habitantes, lo cual impulsará la demanda global de productos agrícolas en un 50% más sobre los niveles actuales, según pronostica el informe “El futuro de la alimentación y la agricultura”, realizado por la FAO en este año.

En la cuestión tecnológica existen múltiples herramientas para la agricultura, las hay desde económicas y de rápida implementación, hasta las más sofisticadas y con un grado superior. “El mundo digital abre un gran número de oportunidades al campo mexicano, es y será la tecnología su gran aliada. Una de ellas es el uso de drones y software, con el que es posible el comienzo de la inclusión de la tecnología en el campo mexicano para modernizarlo, volverlo competitivo, ayudarle a reducir costos, y solventar las necesidades de un mercado tan desafiante”. Añadió Engemann.

El empleo de la tecnología trae grandes beneficios como lo demuestra el concepto de agricultura de precisión, que se refiere a la gestión de cultivos agrícolas mediante el uso de dispositivos digitales para obtener datos que ayuden a los agricultores a evaluar con mayor precisión el estado de salud de su siembra, estimar la cantidad adecuada de fertilizantes y predecir con más exactitud el rendimiento y la producción de los cultivos.

 

Tendencias de Gartner para Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas está reclamando su posición en el panorama tecnológico global. Con 14,200 millones de dispositivos conectados en uso previstos para 2019; 40,000 millones para 2023, se ha convertido en una tendencia imposible de ignorar. En su popularización y expansión entran en juego distintos factores que hay que tener en cuenta, y su desarrollo se ha visto favorecido por otras herramientas y mecanismos: constantes que están definiendo el IoT o que van a hacerlo en los próximos meses. Estas son las que destaca la consultora Gartner.

 

Valor de los datos

Si por algo se caracteriza el Internet de las Cosas es por la ingente cantidad de información que genera, que debe ser filtrada y analizada para conseguir extraer de ella elementos de valor. Esto se refleja en dos tendencias. Por una parte, la inteligencia artificial irá ganando peso a la hora enfrentar esta situación, gracias a las posibilidades que abre para, por ejemplo, automatizar gran parte de estas tareas. Por otro, la recolección y gestión de la información que surge del uso de IoT está dando lugar a otra tendencia: la monetización de los datos y su aprovechamiento como activo comercial, con el fenómeno que se ha dado en llamar infonomia. Según Gartner, para 2023 la compra y venta de datos de IoT se convertirá en una parte esencial de muchos de los sistemas conectados.

 

Descentralización (más aún)

El IoT ya ha facilitado el salto de un esquema centralizado y organizado en base a plataformas cloud a la inteligencia en el extremo, en la que las operaciones se ejecutan en los bordes de la red. Esto vivirá una nueva transformación: la arquitectura se desestructurará aún más, con dispositivos y servicios conectados en una malla dinámica para permitir sistemas IoT más flexibles, inteligentes y con mayor capacidad de respuesta. Eso sí, este modelo también podría conllevar una mayor complejidad en su gestión.

 

Seguridad

Los sistemas conectados son un reto importante a nivel de protección de infraestructura y redes: se multiplican los puntos de entrada potenciales a ataques, se trabaja con elementos de los que no se controla la fuente de software y hardware… El surgimiento de nuevos modelos, que den una cobertura eficaz en seguridad al Internet de las Cosas, será un paso clave en los próximos meses.

 

Innovación en varios elementos relacionados a IoT

Sensores, procesadores, redes y experiencia de usuario. En sensores, la consultora prevé una evolución continua hasta 2023, con modelos con mayor rango de cobertura, nuevos usos y aplicaciones y reducción de precio en los dispositivos actuales. Se pasará del uso de chips convencionales a procesadores de propósito específico, que reducirán el consumo de energía y facilitarán el desempeño de tareas avanzadas y el desarrollo de nuevas capacidades. Las tecnologías incipientes en redes IoT, como el 5G, prometen mejorar las condiciones en conectividad, con mayor velocidad y menor latencia como elementos estratégicos. La experiencia de usuario se refinó, y la tendencia es a buscar herramientas que fomenten el uso de IoT, reduciendo la fricción y el bloqueo.

 

Marco de gobierno

Un buen marco de gobierno que garantice un comportamiento adecuado en la creación, almacenamiento, uso y eliminación de información relacionada con los proyectos de Internet de las Cosas. Aquí se incluyen desde tareas técnicas simples, como auditorías de dispositivos y actualizaciones de firmware, hasta problemas más complejos, como el control de los dispositivos y el uso de la información que generan.

 

Principios éticos y legales del IoT.

El uso de elementos conectados supone un desafío a muchos niveles, entre los que está también el marco legislativo o las consideraciones acerca de la privacidad y la moralidad. Para Gartner, el Internet de las Cosas debe ser aceptado a nivel social, por lo que se espera que en los próximos meses aumenten las iniciativas y proyectos en los que la legalidad y la ética cobren especial relevancia.

 

IDG.es

¿WiFi o 5G? Cuál es ideal para dotar de conectividad a Internet de las Cosas

Según las previsiones de Gartner, en 2020 habrá 20.400 millones de dispositivos conectados en todo el mundo, frente a los 8.400 millones de 2017. Los expertos vaticinan que el Internet de las Cosas representará la mayor disrupción desde la Revolución Industrial por su capacidad de transformar completamente la forma en la que vivimos.

Gran parte de las organizaciones ya son conscientes de las oportunidades que les puede brindar esta tecnología a nivel de negocio, tanto que de acuerdo a un estudio de IDC, el 20% de las organizaciones españolas ya cuenta con proyectos reales de IoT, y un 70% de ellas asegura estar planteando ampliar estos proyectos en los próximos 18 meses.

 

Miles de millones de dispositivos, ¿y qué los conecta?

Para hablar de IoT es imprescindible hablar de conexión. La demanda de conectividad no sólo se va a deber a nuevos tipos de dispositivos de consumo, como wearables, automóviles conectados o aplicaciones domésticas, sino a todo tipo de equipos industriales. Y, según los expertos de Fontech, la división tecnológica de Fon, se espera que aproximadamente sólo el 20% de estas conexiones se realice a través de tecnologías celulares, especialmente de la próxima generación de red 5G.

En este contexto, y a pesar de que el uso de la tecnología WiFi está ya ampliamente extendido, es de esperar que su rol estratégico aumente para poder hacer frente a los ecosistemas cada vez más hiperconectados. La tecnología WiFi se presenta como un habilitador natural del IoT por las siguientes razones:

  •         La gran adopción de sus estándares permite que un amplio rango de dispositivos pueda conectarse y comunicarse entre ellos.

 

  •         Costos de despliegue relativamente bajos, especialmente si se comparan con las redes celulares.

 

  •         Capacidad de adaptación a distintos use cases del IoT, como las Smart Cities, donde las redes WiFi comunitarias ofrecen una buena cobertura urbana de forma mucho más rentable que otras redes; o las Smart Homes, donde las soluciones de Home WiFi se plantean como una pieza clave.

“Estamos convencidos de que la tecnología Wi-Fi tendrá un papel fundamental en el desarrollo del IoT en los próximos años. Pero para que esto sea posible es necesaria una gestión de las redes WiFi inteligente y eficiente, algo que sólo será posible con la implantación de soluciones WiFi de última generación en todos los ámbitos”, comentó Alex Puregger, CEO de Fon.

Parece claro que el IoT está llamado a ser el próximo disruptor del sector IT y, teniendo en cuenta el papel del WiFi como habilitador natural, es fundamental poder aprovechar todo el potencial de esta tecnología gestionando las redes de forma inteligente y eficiente.

Los proyectos de Inteligencia Artificial deben involucrar a toda la empresa

El auge de la inteligencia artificial (IA) implica un beneficio potencial para los resultados comerciales en general. Por este motivo, empresas de todos los tamaños incorporan la IA, el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo a sus procesos comerciales, desde la automatización hasta el análisis.

Los bots conversacionales mejoran la experiencia de atención al cliente y los modelos predictivos ayudan a las organizaciones con la gestión del inventario. Algunas organizaciones usan IA para identificar patrones en los datos que permiten a los departamentos de marketing y de ventas reaccionar con rapidez ante las tendencias en constante cambio. Otras organizaciones implementan la IA para facilitar la detección de fraudes y garantizar la seguridad. Independientemente de la aplicación, casi todas las líneas de negocios de todos los sectores se benefician con la IA.

Sin embargo, muchas organizaciones no comprenden que la aplicación de la IA requiere de un equipo. Cuando los departamentos individuales comienzan proyectos de IA por su cuenta sin el soporte de los departamentos de TI, el éxito se dificulta. Sorpresivamente, esto es frecuente en las empresas actuales.

En un estudio reciente de Forrester Consulting, se descubrió que las líneas de negocios evitan completamente al departamento de TI del 15% al 20% de las veces durante sus iniciativas de IA.

A pesar de que puede parecer un porcentaje pequeño, las posibles repercusiones no lo son. Evitar al departamento de TI puede tener consecuencias masivas y conducir a problemas más importantes a corto y largo plazo.

La IA ofrece a las empresas una ventaja competitiva y les permite prepararse para crecer. Pero el proceso debe ser estratégico y debe implementarse junto con el departamento de TI de la organización.

Como varias empresas han aprendido por la fuerza, evitar al departamento de TI puede ocasionar problemas, conducir a costos elevados, crear brechas de seguridad y generar otros problemas en el futuro.

Para la mayoría de las empresas, buscar maneras de mejorar la experiencia del cliente en todas las etapas de su recorrido es la prioridad principal. La atención al cliente es la primera línea de interacción de la organización con sus clientes, de modo que presenta una oportunidad perfecta para sorprenderlos y complacerlos con contenido inteligente sobre la marca. Este es el principal motivo por el que las interacciones basadas en IA deben ser excelentes. Una interacción negativa puede frustrar a los clientes.

Incluso si las intenciones son buenas, los errores inesperados en las implementaciones de IA pueden volverse públicos con rapidez, lo que causará daños considerables en la reputación de la empresa y en su capacidad de triunfar.

Sin duda, esto no significa que estas empresas no deban avanzar con sus proyectos de IA. Las empresas más modernas e innovadoras ya usan IA o planifican implementarla durante el año próximo. Por lo tanto, esperar no es una opción. De hecho, no actuar puede representar el riesgo de atrasarse y tener que ponerse al día en el mercado.

 

Cómo asociarse con el departamento de TI

La buena noticia es que los directores de TI y los líderes de TI se encuentran bien posicionados para dirigir los proyectos de IA en la empresa de modo que toda la organización se beneficie. Pueden ayudar a priorizar y determinar qué proyectos convienen en función de los recursos disponibles.

El departamento de TI puede brindar orientación estratégica sobre cómo comenzar y evaluar el entorno, lo que es fundamental para el éxito.

Es mejor obtener una ventaja temprana con la IA antes de pasar a un proyecto de alto perfil y de misión crítica, que podría causar problemas considerables si se producen errores. Los líderes de TI pueden ayudar a investigar y orientar estas conversaciones, y garantizar que la estrategia se alinee con la estrategia de la empresa.

Los líderes de TI también comprenden mejor que nadie las nuevas exigencias de hardware y software que implica la IA. Si su infraestructura no está preparada para manejar más cargas de trabajo, es posible que los proyectos requieran más tiempo y dinero. El departamento de TI conoce mejor sus sistemas internos y puede recomendar los proveedores confiables, otro componente crucial.

Otro beneficio de asociarse con el departamento de TI es que este conoce la infraestructura de TI de la empresa, lo que incluye sus límites actuales, y usará esa información cuando compre nuevos equipos diseñados para manejar enormes cantidades de datos. Además, puede implementar seguridad y controles centralizados para garantizar que los datos estén protegidos y seguros, y cumplir con las normativas y los mandatos a nivel global.

La IA es emocionante y ofrece incontables beneficios a las empresas, pero las líneas de negocios individuales deben trabajar junto con sus departamentos de TI para garantizar que se implemente correctamente. La implementación de la IA es un ejercicio en equipo y desarrollar esta asociación desde el principio le puede permitir a la empresa ahorrar tiempo, dinero e inconvenientes en el futuro. Al trabajar en conjunto, todos ganan.

 

 

Por: Octavio Osorio,

Vicepresidente del sector Enterprise,

Dell EMC.

Importancia de los Datos en la Economía Digital

Es un proceso casi natural que tanto la regulación como los órganos reguladores en todo el mundo, corren en sus acciones detrás del fenómeno del progreso tecnológico y de sus impactos en la oferta y la demanda en el mercado. En estos días, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha convocado en anticipo a analizar y proponer escenarios y estrategias sobre la importancia de los datos en la economía digital que crecientemente vivimos en nuestras sociedades.

Efectivamente, la evolución tecnológica y su efecto en los mercados digitales han puesto a nuestra disposición una nueva forma de interacción social, basada en nuevos servicios y varios de los previamente existentes, revolucionados.

Como una consecuencia lógica de la evolución del ecosistema digital, surgen nuevas preocupaciones en diversas materias, como privacidad y seguridad de datos, transparencia, competencia en los mercados, entre otras.

Hoy operamos cada vez más intensivamente con servicios de comunicación, entretenimiento, información, relacionamiento, transporte, entre muchos otros, que, sirviéndose de herramientas informáticas, operan en línea, en donde nos hemos convertido en ciudadanos digitales, con huella digital, registro de transacciones comerciales digitales, etc.

Para ello, un elemento importante ha sido el ejercicio de generación, recopilación, clasificación, recopilación, análisis y eventual aprendizaje proveniente de extensos conjuntos de datos recolectados de los usuarios de estos mismos servicios que, con cada interacción, generan micro información continua sobre sus hábitos, gustos y necesidades de cada uno de nosotros.

Es esto lo que define a una operación económica y social impulsada por los datos (data-driven economy), cuyo insumo esencial es la concentración de datos para provisión de servicios.

¿Cuál es ahí el insumo esencial? En este sentido, los datos son elementos cuya característica intrínseca es su dificultad para ser sustituibles o replicables, además de que, para su recolección, guarda, procesamiento y análisis involucran costos fijos relativamente altos. Por esta razón, esta industria se asemeja a aquellas de infraestructuras, cuyos elevados requerimientos e intensidad para la entrada en operación requieren elevados montos de inversión, registran lentos retornos de utilidad, así como largos periodos de maduración del capital.

Asimismo, la recolección de grandes conjuntos de datos, su análisis y posterior transformación en productos presenta marcadas economías de escala y de alcance. Estos procesos habilitan a las empresas incumbentes su explotación para establecer una posición de ventaja frente a la de sus competidores subsecuentes.

Estas circunstancias abren el riesgo de generar barreras de entrada a competidores. Tal ha sido la relevancia de los datos que autoridades en materia de competencia alrededor del mundo analizan ya su capacidad para otorgar poder de mercado a las empresas digitales.

La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, la Oficina Federal de Carteles de Alemania, la Autoridad Catalana de la Competencia y la Comisión Europea ya han emitido reportes e incluso iniciado investigaciones sobre los efectos y retos que la concentración de datos impone la gestación y dinámica competitiva.

Si bien la configuración y desarrollo de los mercados digitales continúan siendo materia de estudio, la evidencia teórica y empírica apunta a que la concentración de datos en manos de uno o pocos jugadores abre una ventana potencial de riesgo al ingreso y fortalecimiento de empresas competidoras y consecuentemente, de condiciones de optimización social de estos servicios crecientemente transversales.

El continuado análisis de estructuras y dinámicas de estos mercados gana importancia para seguir renivelando asimetrías entre nuestro país y economías más avanzadas en términos de desarrollo e investigación tecnológicos. De no seguir atendiendo este asunto como ahora se hace, condenaríamos al país y la industria digital nacional a seguir en un papel de consumidor, no de productor, en el mejor de los casos.

 

The CIU.

Internet de las Cosas ya tiene norma ISO internacional

Acaba de nacer una norma ISO  que proporciona un vocabulario común en todo el mundo para diseñar y desarrollar aplicaciones de Internet de las cosas (IoT), lo que permite desplegar sistemas fiables, seguros, protegidos, respetuosos con la privacidad y capaces de afrontar ciberataques, según indica el organismo responsable de esta nueva norma, la Organización Internacional de Normalización (ISO). Se trata de la ISO/IEC 30141

En la entidad recuerdan que Internet de las cosas ya está presente en todas partes y va en aumento: desde los vehículos autónomos hasta la agricultura de precisión, pasando por la fabricación inteligente, la sanidad electrónica o las ciudades inteligentes. El nuevo estándar, explican en un comunicado, responde a la necesidad de “garantizar la seguridad, confianza y una base tecnológica con medidas y sistemas robustos”.

El estándar en cuestión ha sido desarrollado por el comité técnico conjunto de la Organización Internacional de Normalización y la Comisión Electrotécnica Internacional: ISO/IEC JTC 1, Tecnología de la información; subcomité SC 41: Internet de las cosas y tecnologías relacionadas.

“Este primer estándar internacional de Internet de las cosas es un claro ejemplo de cómo la normalización contribuye eficazmente a garantizar el éxito de la transformación digital”, continúa el comunicado de ISO, en el que se indica que más de 600 normas internacionales están en revisión para garantizar el correcto funcionamiento de la industria 4.0, en aspectos como interoperabilidad, conectividad, ciberseguridad, robótica avanzada o impresión 3D.

Además del estándar recién publicado, el grupo de trabajo de ISO/IEC está elaborando futuras normas, como la que establecerá el marco de aplicación para la gestión de energía de la demanda de instalaciones industriales o la de red de sensores para medidores de gas inalámbricos, entre otras.

 

IDG.es

¿Cómo ayudaría el Blockchain en las consultas públicas?

Recientemente se ha mencionado con más fuerza la intención del Gobierno mexicano por integrar la tecnología Blockchain en su modelo de gobernanza, sobre todo porque ha sometido este modelo a una consulta pública que estuvo vigente entre de agosto a septiembre del 2018 en un formato digital.

Estas intenciones han venido desarrollándose desde años anteriores, como por ejemplo el hackatón BlockHACKMX en Campus Party 2017, donde el equipo ganador buscaba aplicar la tecnología al proceso de licitaciones y se puso en prueba este año.

Y es que la tecnología de Blockchain brinda características ideales para este tipo de procesos, ya que una aplicación de este tipo impulsa la transparencia al mostrar en tiempo real las transacciones ejecutadas, con la privacidad suficiente para que los usuarios sientan tranquilidad y confianza al usarla. Por ejemplo, en una consulta pública (como las que se propone realizar el presidente electo en los siguientes seis años), si fuera impulsada por esta tecnología, los usuarios podrían emitir su opinión y observar en tiempo real que su participación se ve reflejada en la consulta, pero sin mostrar su información.

Sin embargo, en todos los intentos hasta ahora realizados o mencionados, se han hecho únicamente esfuerzos de análisis e implementación sobre plataformas que no pueden proveer sustentabilidad y eficiencia a la solución, porque su objetivo está enfocado en aspectos financieros.

Un tema que no se menciona es que cada plataformas Blockchain tiene características propias, y estas deben cumplir o alinearse con los objetivos de la solución, pues no solo debe cumplir con requisitos como la descentralización o distribución, la seguridad basada en algoritmos criptográficos o los contratos inteligentes, sino también con las necesidades específicas de su objetivo.

Se habla, por ejemplo, de la ineficiencia energética de algunas criptomonedas, de los precios variables de comisiones por transacción de plataformas Blockchain dominantes o de la complejidad y altos costos en contratación de soluciones de Blockchain semi privados; pero no se mencionan las necesidades principales para su implementación en propósitos corporativos o de gobernanza, como es el caso de las consultas ciudadanas.

Para el propósito de las consultas ciudadanas será necesario integrar de manera ágil distintas tecnologías para integrar todo el proceso actual y abarcar las necesidades de una consulta ciudadana.

Para esto, la plataforma Blockchain elegida deberá contar con mecanismos de comunicación con tecnologías existentes, reconocer identidades únicas, cumplir con la normativa actual vigente y, sobre todo, no exceder en costos, lo que representan sus beneficios y tener la capacidad de soportar el uso de una población representativa de una lista nominal de 90 millones de mexicanos.

Blockchain, en definitiva, es la tecnología que podría potenciar las plataformas y el modelo de gobernanza actual. La verdadera pregunta es ¿qué plataforma es la indicada para este propósito?

 

Por Adrián Díaz Luján, CBO de Katun.