Home Office podría ser obligatorio en México, ¿está preparado?

Recientemente, Lyndiana Bugarín Cortés, diputada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) propuso hacer obligatorio el home office en México por lo menos un día a la semana, así como horarios flexibles en la entrada y salida de la oficina. Además, expuso que, en el traslado de la oficina a la casa y viceversa, los empleados invierten un promedio de una hora y 21 minutos, lo que resulta en 16 horas perdidas a la semana, mermando así la productividad del país.

El teletrabajo, sin duda, ha representado un sueño para muchos de los habitantes de la ciudad de México, lugar donde el tráfico es cada vez más difícil y llegar a destino se convierte en una aventura diaria.

Una estrategia de movilidad no es simplemente permitir el acceso remoto a los dispositivos móviles.

La movilidad ofrece nuevas modalidades de trabajo (home office, workshifting…) adaptables según las necesidades de cada empresa y proporciona a las personas la opción de elegir la hora, el lugar y el dispositivo que prefieran para realizar su trabajo. Al adaptar su entorno a su estilo de trabajo, o al propio reloj del cuerpo, las personas pueden mejorar drásticamente la productividad personal sin tener la ansiedad de saber si hoy les toca circular o no.

Sin embargo, estas prácticas todavía no han desplegado todo su potencial en el país, pero… ¿cuáles son las razones principales? Citrix realizó el estudio en Latinoamérica, incluido México: “Qué pasa en Latam: cloud, seguridad y trabajo flexible” donde se visualizó que, en muchos casos no existe una coordinación entre lo que creen los encargados de TI que deben implementar en relación a lo que necesitan los trabajadores digitales mexicanos para su productividad diaria.

Según el estudio de Citrix, el 71% de los trabajadores mexicanos consideró hoy en día “muy importante” la flexibilidad laboral.

No obstante, sólo el 40% de las empresas brindan opciones de trabajo flexible a sus empleados, el 19% proporciona “home office” y solo 14% les permite a los empleados trabajar desde cualquier lugar.

Muchas de las barreras para la implementación de esquemas de trabajo flexibles son culturales: el 66% de los gerentes de TI mexicanos todavía creen que los empleados son más productivos si están en las oficinas.

Los trabajadores digitales mexicanos tienen una visión diferente. Según el estudio de Citrix, el 83% de los empleados del país dijeron que prefieren un trabajo con horario flexible y que haciendo “home office” serían igual de productivos o más. No obstante, el estudio de este año de Citrix muestra que, el 77% de los gerentes de TI creen que a los directivos de las compañías les hace falta confianza hacia sus empleados para implementar esquemas de trabajo flexibles. En consecuencia, el 52% no han adaptado todavía sus espacios de trabajo físicos para las nuevas políticas de trabajo flexible.

 

Factores para una correcta implementación de la movilidad

Claramente, una estrategia de movilidad debe contemplar varios aspectos que van desde analizar qué empleados son elegibles para este modelo hasta la implementación de tecnologías que los habiliten a acceder a su información desde cualquier lugar y dispositivos, pero cumpliendo- a la vez- con las políticas de seguridad corporativas.

Gracias a las tecnologías de virtualización y colaboración se puede brindar un marco completo para la colaboración eficaz a distancia.

Todos los datos estarán disponibles para el equipo, asegurando que cada miembro tenga acceso a las mismas versiones de aplicaciones de software, incluso si sus oficinas u organizaciones están en un programa de actualización diferente, de modo que puedan tomar decisiones, comunicarse con los clientes y desarrollar proyectos, todo de una forma totalmente segura.

En conclusión, actualmente, los grandes vínculos del trabajador moderno con la tecnología están cambiando la forma en que las organizaciones operan.

Para que las compañías puedan maximizar las ventajas de la era digital, en México, el cambio de mentalidad debe ser inminente por la rápida integración de la transformación digital en todas las áreas de las organizaciones locales para seguir siendo competitivas.

Sin duda, la adopción de las tecnologías de virtualización, movilidad y soluciones en la nube ayudarían a acelerar el proceso para que las modalidades de trabajo flexibles como el home office sean ya una realidad en México, en beneficio tanto de los empleados como de las empresas y en última instancia, para la economía del país.

 

 

Por: Juan Pablo Jiménez,

Vicepresidente,

Citrix para Latinoamérica y El Caribe.