HPE y la NASA se unen para volver a pisar la Luna

HPE ha anunciado el diseño personalizado de una nueva supercomputadora para el Centro de Investigación Ames de la NASA, para apoyar el modelado y las simulaciones de entrada, descenso y aterrizaje (EDL) para las misiones de la agencia y el programa Artemis, con el objetivo de volver a pisar la región lunar del Polo Sur para 2024.

Esta supercomputadora que la NASA Ames ha denominado “Aitken”, es un desarrollo inicial de una colaboración multi-fase de cuatro años entre HPE y la NASA Ames, y ejecutará miles de complejas simulaciones más rápidamente a 3,69 petaFLOPs de rendimiento teórico para permitir alunizajes precisos y seguros en la luna.

“HPE tiene una larga colaboración con la NASA Ames, y juntos, continuamos construyendo tecnologías de HPC para alimentar el espacio y el descubrimiento de la ciencia que aumentan la eficiencia general y reducen los costos”, dijo Bill Mannel, vicepresidente y director general de HPC y AI, en HPE.

Aitken se basa en el sistema HPE SGI 8600, una plataforma de computación de alto rendimiento (HPC) de extremo a extremo, construida especialmente para este fin, que incluye capacidades especiales de refrigeración líquida para una eficiencia energética óptima. Aitken se encuentra en las nuevas instalaciones de supercomputación modular de la NASA Ames, basadas en un enfoque de Centro de Datos Modular (MDC) desarrollado conjuntamente con HPE, para ofrecer soluciones avanzadas de HPC que impulsan una mayor eficiencia y reducen significativamente el uso de electricidad y agua.

 

IDG.es