Cuando la tecnología interfiere en la relación padres-hijos

El uso del teléfono inteligente e internet en México se ha convertido en una de las principales actividades que los mexicanos realizan diariamente, tanto así que, de acuerdo con la Asociación de Internet.mx, 84% de los internautas en el país asegura que la web es parte de su vida cotidiana.

Además, la consultora IAB México expone que 89% de los internautas se conecta a la red mediante un teléfono móvil todos los días.

Más allá de la adicción a un smartphone, los efectos han alcanzado a un sector de la población que podría estar en riesgo: los niños. Por esta razón, Alejandra Corona se dio a la tarea de analizar los riesgos que enfrentan los hijos de los padres que abusan del teléfono inteligente y otros dispositivos móviles en momentos de convivencia familiar.

“Los niños de 0 a 12 años están en pleno desarrollo emocional, cognitivo y social; no darles la atención adecuada puede traerles problemas; y el índice más alto de adicción al teléfono móvil se presenta en madres latinoamericanas, principalmente en mujeres que son mamás por primera vez”, señala Alejandra Corona.

Dentro de la investigación de Corona, se encontró que 9 de cada 10 papás usan la tecnología en presencia de sus hijos y en momentos de convivencia familiar que puede causar tecnointerferencia.

Los principales daños causados en los niños por este fenómeno son baja autoestima, un erróneo modelo de relaciones sociales y un nivel cognitivo bajo. De estos, el más grave es la baja autoestima del niño, ya que va sintiéndose menos importante que el gadget de sus padres.

Sin embargo, no se trata de satanizar a la tecnología, sino que dar a conocer el fenómeno y brindar varias soluciones, entre ellas, alternativas tecnológicas.

Alejandra Corona expone que una solución integral incluye hacer conciencia del problema, después implementar un modelo de coaching y finalmente utilizar una aplicación móvil, la cual, haciendo uso de la inteligencia artificial y de los datos que obtenga del teléfono, puede apoyar a los padres a convivir más con sus hijos sin que exista la tecnointerferencia. La app está en desarrollo y estaría lista en este año.