Categoría: Infraestructura

Hikvision presentó Nube IA que incorpora cloud y edge

Hikvision presentó la Nube IA, un concepto de desarrollo que surge de la era del Internet de las Cosas (IoT). Se trata de una arquitectura de tres capas que incorpora la computación de nube y de borde para proporcionar una percepción multidimensional y procesamiento front-end en los Nodos del Borde, con el fin de procesar los datos en tiempo real y reunirlos en los dominios del Edge para las aplicaciones inteligentes, a fin de crear nuevos datos, pero también para reunir los datos requeridos en el Centro de la Nube para el análisis de grandes datos.

De acuerdo a expertos, la próxima generación de la Inteligencia Artificial está avanzando hacia la inteligencia de Big Data, la inteligencia colectiva y la inteligencia multimedia.

“Numerosos requerimientos de aplicación surgen de manera fragmentada. La implementación de IA está restringida principalmente por tres factores: datos, energía y aplicación. Para acelerar el proceso, es necesario que las partes interesadas en todas las industrias sean abiertas y colaborativas para crear un ecosistema en la industria de IA”, sostiene Yangzhong Hu, Presidente de Hikvision.

El ejecutivo agrega que “para permitir que más socios participen en la construcción y compartan el ecosistema de IA, la compañía estará completamente abierta en sus productos y servicios, incluyendo la plataforma de software en la Nube IA, el sistema de entrenamiento, los servicios de IA, la anotación de datos y los servicios para compartir datos, entre otros.”

Según Oliver Philippou, Director Asociado de Investigación en IHS Markit, la creciente cantidad de cámaras IP en el mercado mundial impulsa el desarrollo del análisis de video hacia la convergencia –hacia sistemas de borde y en la nube– para lo que se requiere mejores algoritmos y la tecnología DeepLearning para alcanzar la máxima precisión.

Tendencias en redes cableadas e inalámbricas

La velocidad del negocio se está intensificando y los tiempos para reaccionar con inmediatez se están volviendo una ventaja competitiva crítica en muchas industrias. El futuro se caracterizará por dispositivos inteligentes que proporcionen servicios digitales cada vez más eficaces en cualquier lugar. A continuación, algunas tendencias en conectividad de redes que Ruckus ha identificado:

 

1. Desarrollo basado en la IA, en el que las herramientas utilizadas para desarrollar soluciones de Inteligencia Artificial (IA) y las ofertas mismas han integrado dichas capacidades para apoyar a los desarrolladores y la automatización de tareas. El mercado cambiará a desarrolladores operando de forma independiente y utilizando modelos predefinidos que se ofrecen como un servicio.

2. Ética digital y privacidad, ya que los consumidores están cada vez más conscientes del valor de su información personal y preocupados de cómo se está utilizando, la clave es la confianza. Las organizaciones tendrán que ganarse la confianza de sus empleados, socios y clientes.

3. Analítica de la red, algoritmos automáticos examinarán cuidadosamente las cantidades masivas de datos disponibles. Gartner prevé que para 2020, el 40% de las tareas de análisis de datos se automatizarán. Los dispositivos conectados y las redes aprovecharán la analítica en tiempo real para optimizar las decisiones y las acciones. Cosas como su dirección IP, el nivel de la señal que están recibiendo, a qué puntos de acceso está conectado ese cliente y el canal por el que está accediendo, le brinda información sobre sus usuarios finales y sus dispositivos.

4. El Internet de las Cosas (IoT) y el Internet de las Cosas Industrial (IIoT) seguirán extendiéndose en las organizaciones, aumentando las implementaciones e incorporando las tecnologías de IoT en sus productos, procesos y flujos de trabajo. El monitoreo móvil y la gestión de fábricas será cada vez más globalizado -donde el IoT vinculará las instalaciones con los conocimientos de los datos de cada lugar.

 

5. Red Como Servicio (NaaS) Gracias a que la Red como Servicio (NaaS) reduce la inversión de capital, así como el compromiso de tiempo del personal, este modelo de negocio seguirá creciendo. Esto simplifica la conectividad de los recursos de nube de una empresa en una sola red.

6. Redes en la nube. Las empresas continuarán usando la nube para configurar, implementar y gestionar los dispositivos de IoT, y analizar grandes conjuntos de datos de fuentes dispersas -especialmente cuando no se requiere una acción inmediata.

7. La convergencia de la red permitirá la coexistencia del teléfono, el video y la comunicación de datos dentro de una sola red. Esta evolución es la convergencia de los recursos físicos de las redes fijas y los puntos de acceso inalámbricos. El uso de múltiples modos de comunicación en una sola red ofrecerá conveniencia y flexibilidad. Dada la variedad de servicios con los que interactúan los empleados, tiene sentido tecnológico que dichos servicios utilicen la misma infraestructura. Sin embargo, a medida que evoluciona la convergencia de la red, mayores serán los desafíos a los que se enfrenten los desarrolladores de redes. La enorme demanda de ancho de banda es tal vez lo más importante porque todas las aplicaciones y servicios aprovechan la red única.

 

8. Espacios inteligentes, esta tendencia ha estado confluyendo durante un tiempo alrededor de elementos como las ciudades inteligentes, los lugares de trabajo digitales, los hogares inteligentes y las fábricas conectadas. Las redes cableadas e inalámbricas darán paso a espacios inteligentes robustos, donde la tecnología se convierte en una parte integral de nuestras vidas cotidianas, seamos empleados, clientes, consumidores, miembros de una comunidad o ciudadanos.

 

9. El perímetro crítico del negocio. El cómputo periférico puede ayudar a las empresas a analizar y almacenar de forma rápida y barata porciones de sus datos más cerca de donde se necesita, haciéndolo un complemento importante de la informática en la nube. El desempeño es hoy sin duda, un factor del éxito de las aplicaciones -y por tanto, del negocio. El cómputo periférico, o edge computing busca mejorar el rendimiento al acercarse lo más posible al usuario. El procesamiento es vital para detectar violaciones y variaciones a medida que los datos fluyen del consumidor a la aplicación responsable de reunirnos. La periferia de la red impulsará la próxima ola de la transformación empresarial.

 

Las empresas tienen que aprovechar el desempeño de la red para mantener la productividad y la eficiencia. Los aparatos móviles y de IoT están avanzando hacia el backbone. Los equipos de TI de todas las industrias necesitan una red que les ofrezca la visibilidad y el control que requieren para monitorear y gestionar adecuadamente sus redes dinámicas.

 

Por: Moisés Montaño, director regional de ventas, Ruckus Networks.

Tendencias de disponibilidad en la era de la transformación digital

La evolución y diversificación de las infraestructuras de TI empresariales continúan imparables, lo que sigue representando un reto para las organizaciones que aún están arraigadas a tecnologías tradicionales, puramente on-premise e incluso heredadas, por las barreras que tales condiciones imponen en su proceso de transformación digital. Por ello, lograr una óptima disponibilidad de datos y aplicaciones se ha convertido en un “must” como parte de la estrategia.

Para este 2019, IDC estima que la nube crecerá un importante 38.6% en México, lo cual tiene relación con que, además de ser un modelo que reduce costos, administra datos y sus riesgos, y acelera aplicaciones de negocio, también tiene el potencial de impulsar las iniciativas de transformación digital (DX).

Sin embargo, su adopción es apenas el inicio; encima suyo hay diversas tendencias que continúan masificándose a nivel nacional, las cuales también se basan en el manejo y disponibilidad de los datos. Se trata de las siguientes:

HCIS: la hiper convergencia de siguiente generación

Los sistemas integrados hiper convergentes (HCIS) son plataformas que reúnen recursos de cómputo y almacenamiento definidos por software, hardware y una interfaz de administración unificada.

Por sus características, ayudan a los negocios a reducir la complejidad de TI y optimizar de forma trascendental la eficiencia operacional.

Actualmente, de la mano con una estrategia de alta disponibilidad –que es la que permite a los negocios afianzarse como empresas siempre disponibles–, representan un importante habilitador para la adopción segura de nubes híbridas y la transformación digital exitosa.

No por nada este segmento sigue creciendo, si bien comenzó a apalancarse años atrás. En 2016, Gartner estimaba un aumento de 79% para el siguiente año, calculando entonces un valor de $2,000 millones de dólares a nivel mundial. Su proyección indicaba que hacia 2019 estas soluciones alcanzarían los $5,000 millones de dólares, representando el 24% del mercado total de sistemas integrados. En un material más reciente, la firma analista estimaría que, durante 2018, HCIS sería el rubro de mayor crecimiento entre los sistemas integrados globalmente, con un importante 55%, por lo que su valor podría ser aún más alto de lo estimado previamente.

IoT para el negocio

Actualmente, el Internet de las Cosas (IoT) es ingrediente principal de la DX para el 74% de las empresas, según Observatorio Vodafone. La tendencia indica que en 2019 la información relevante que esta tecnología permitirá recolectar sobre el negocio será utilizada no sólo para optimizar operaciones, sino también para continuar revolucionando la experiencia del cliente y ofrecer una entrega diferenciada de productos y servicios. En este escenario, es vital que la iniciativa esté basada en una infraestructura de manejo de datos dinámicamente adaptable, escalable e inteligente que garantice la alta disponibilidad.

Asimismo, de acuerdo con Forrester, este año surgirá un mercado de servicios administrados de IoT que ayudará a las industrias de retail, cuidado de la salud, manufactura y servicios a gestionar, monitorear y operar el creciente cúmulo de dispositivos, redes y activos de IoT, lo que confirma el importante crecimiento que mantendrá esta tecnología.

IA para la toma de decisiones

La inteligencia artificial (IA) ha mostrado su innegable poder para revolucionar la forma en que se hacen los negocios, erigiéndose como otro de los grandes habilitadores de la DX.

Para este año, IDC predice que el 40% de las estrategias emplearán servicios de IA, y hacia 2021 será un modelo que aprovechará el 75% de las empresas comerciales.

Si bien su uso es muy diverso, Pricewaterhouse Coopers expone que actualmente la utilización de IA para mejorar la toma de decisiones se encuentra en tercer lugar entre las diferentes formas de aprovechar esta tecnología en relación con las ganancias que genera a la empresa.

Para alcanzar el éxito en esta tendencia, como en los casos anteriores el camino correcto para las organizaciones requiere considerar acciones enfocadas en una disponibilidad garantizada, así como una Gestión Inteligente de Datos. Mediante esta estrategia, las empresas no sólo consiguen un almacenamiento adecuado que facilita el acceso a múltiples formatos de datos, sino que además son capaces de procesar y analizar con eficiencia los grandes volúmenes de datos que hoy en día se manejan, lo cual es clave para la innovación en los negocios.

Por: Jan Ryniewicz, director de Marketing de Veeam para Latinoamérica.

Cómo eliminar errores comunes al implementar SD-WAN

La transformación digital es mucho más que mover flujos de trabajo a la nube y adoptar el Internet de las Cosas (IoT). Se trata de reorganizar toda la red para que sea más rápida, más eficiente, mucho más flexible y rentable. Lo que significa que también incluye incorporar software ágil y desarrollo de aplicaciones, repensar el acceso y la integración, y crear entornos de red dinámicos y adaptables.

La prioridad de muchas organizaciones es la adopción de SD-WAN, que extiende las ventajas de la transformación digital a diferentes locaciones. Les proporciona acceso instantáneo a los recursos distribuidos, ya sea que estén ubicados en un centro de datos central, en una implementación de múltiples nubes o en algún otro lugar a través de la red conectada. Y lo hace sin los rígidos requisitos de implementación y los costosos gastos generales de las conexiones MPLS tradicionales.

El desafío es que SD-WAN se adopta a menudo con solo una consideración superficial de seguridad. Los proyectos de SD-WAN tienden a ser impulsados por el equipo de redes y muchas organizaciones se ven tan entusiasmadas por los beneficios de ahorro de costos que se olvidan por completo de la seguridad. Actualmente hay más de 60 proveedores que ofrecen soluciones SD-WAN y casi todas solo son compatibles con las redes privadas virtual (VPN) del protocolo de seguridad de internet (IPsec), brindando una seguridad básica que no es suficiente para protegerse contra ciberataques en evolución. Como resultado, las organizaciones tienen que agregar capas adicionales de seguridad efectiva después de que su solución SD-WAN ya haya sido implementada.

Para enfrentar este desafío, Fortinet nos presenta tres estrategias de seguridad que deben ser parte de cualquier solución y estrategia de SD-WAN:

 

1. Insistir en la protección nativa de firewall de próxima generación

Para comenzar, las organizaciones deben elegir una solución SD-WAN con seguridad NGFW incorporada. Esta seguridad avanzada permite una inspección, detección y protección consistentes en toda la SD-WAN, desde las sucursales y la nube hasta el núcleo, como una función integrada. También permite protección para seguir de forma nativa los flujos de trabajo, los datos y las aplicaciones, incluso cuando la red SD-WAN cambia y se adapta a las demandas de la red, una función que la mayoría de las soluciones de seguridad heredadas luchan por cumplir. Por supuesto, no todas las soluciones de seguridad son iguales, por lo que es aún mejor si un tercero ha comprobado que la seguridad de las soluciones de firewall integradas ha sido verificada.

 

2. La integración es fundamental

Otro desafío es que las empresas no quieren implementar una solución de seguridad aislada. La visibilidad fracturada y la organización de políticas dispositivo por dispositivo simplemente añaden más complejidad al ya complicado desafío de proteger las redes digitales distribuidas de hoy. Por lo tanto, lo siguiente que debe verificarse es que la estrategia de seguridad que se elija para la implementación de SD-WAN se pueda integrar fácilmente y sin problemas a la arquitectura de seguridad existente. La elección de una solución que funcione como parte de un entramado de seguridad más amplio le brinda a la organización una postura de seguridad más sólida al proporcionar vistas transparentes de la seguridad de la red, controles de administración centralizados y el intercambio y correlación de inteligencia de amenazas.

 

3. El tráfico encriptado debe ser inspeccionado

A medida que aumenta el tráfico de SSL (HTTPS), los atacantes esconden malware dentro de túneles encriptados para evadir la detección. Desafortunadamente, la mayoría de los proveedores de SD-WAN que solo ofrecen seguridad básica no proporcionan inspección SSL o si lo hacen, es muy inadecuado. Este es el error más común que vemos cuando las empresas implementan SD-WAN.

Incluso si los equipos de TI logran aprovechar la seguridad en su implementación de SD-WAN, la inspección SSL paraliza el rendimiento de casi todas las soluciones NGFW heredadas en el mercado. Es por esto que es esencial que además de la conectividad VPN escalable, también se revisen atentamente las cifras relacionadas con la inspección SSL proporcionadas por laboratorios de pruebas de terceros para asegurarse de seleccionar una solución que cumpla con sus requisitos de rendimiento y seguridad.

 

En resumen

SD-WAN se está convirtiendo rápidamente en un componente esencial de cualquier esfuerzo de transformación de red, permitiendo a las organizaciones competir más rápida y eficientemente en el mercado digital actual. Sin embargo, dado el crecimiento del malware y de las amenazas sofisticadas y generalizadas, se debe tener una precaución adicional.

Para hacer esto, la funcionalidad de seguridad avanzada no solo debe ser parte de su conversación a SD-WAN desde el inicio en lugar de una idea de último minuto, sino que también debe estar lo más posible integrada de forma nativa para detectar y prevenir las amenazas avanzadas de hoy. Esto incluye la funcionalidad de NGFW nativa, una VPN flexible y escalable, y la inspección SSL de alto rendimiento.

 

Por: John Maddison, vicepresidente senior de Productos y Soluciones en Fortinet.

La NFL ofrece una mejor conectividad Wifi en sus estadios

A medida que las tecnologías móviles se arraigan más en la experiencia de entretenimiento en vivo, organizaciones como la Liga Nacional de Fútbol (NFL) están buscando nuevas y emocionantes formas de incorporar la movilidad en el día del juego, en el estadio y más allá.

Es por ello que equipos como Green Bay Packers, Tennessee Titans y Buffalo Bills han aumentado la conectividad Wifi en sus estadios, gracias a la implementación de la solución Smart Omni Edge de Extreme Networks.

Extreme brinda soluciones de conectividad por cable y Wi-Fi o análisis de Wi-Fi a 28 estadios de la NFL, incluyendo los últimos cinco sitios del Super Bowl.

Ahora los estadios permitirán a los fanáticos experimentar los juegos, consultar noticias, transmitir en vivo, compartir sus fotos, y más, bajo una conectividad Wi-Fi segura y sin interrupciones. También pueden aprovechar los servicios de conveniencia, como la emisión de boletos móviles y los pagos móviles, que también están habilitados por Wi-Fi.

Con el software Extreme Analytics, los equipos de la NFL pueden personalizar la experiencia de juego para sus fanáticos. Los análisis de Wi-Fi brindan visibilidad granular en las operaciones de red, permitiendo a los administradores ver cómo se está utilizando la red. Esta información puede informar a las campañas personalizadas que se dirigen a los usuarios según la forma en que interactúan con el juego, dónde se encuentran en el estadio, cuáles son sus plataformas de redes sociales preferidas y más.

 

Los resultados de Green Bay Packers, Titans y Buffalo Bills

Desde la implementación de las soluciones Smart Omni Edge de Extreme en 2015 en el estadio de los Green Bay Packers, la cantidad de Packers que se conectan a Wi-Fi en Lambeau Field han crecido de 20 a más de 50% en el estadio de 80,000 asientos durante los primeros juegos de la temporada 2018. Desde el despliegue inicial hasta hoy, los datos transferidos a través de la red también se han duplicado a más de 5 Terabytes. Adicionalmente, en preparación para los Packers en 100 Seasons Experience, el equipo amplió su red Wi-Fi para incluir Titletown, un centro cerca de Lambeau Field que ofrece tiendas, restaurantes y actividades para los fanáticos, así como los estacionamientos de Lambeau Field, que permiten a los aficionados participar antes, durante y después desde sus casas. Las entradas móviles en el estadio también permiten a los fanáticos entrar al juego rápidamente.

En el caso de los Tennessee Titans, de la temporada 2014 a 2017, el uso de Wi-Fi en el Titans Nissan Stadium ha visto un crecimiento significativo. El rendimiento máximo promedio ha aumentado 140% y el promedio de datos transferidos ha aumentado en 100%. Además, el número de usuarios pico en el estadio de casi 70,000 asientos ha aumentado 48% y el número de usuarios únicos aumentó 45%. Aunque los usuarios se están conectando cada vez más a este estadio, la solución de alta densidad Smart Omni Edge de Extreme ayuda a garantizar que no surjan problemas de demora o conexión debido a la visibilidad de la red que proporciona el software de análisis de Extreme.

Por último, en Buffalo Bills Field, como parte de la iniciativa One Buffalo, que apunta a crear una conexión más profunda con la comunidad oeste de Nueva York, Buffalo Bills implementó la solución Smart Omni Edge de Extreme para conectarse y atraer a los fanáticos a New Era Field. Como resultado, desde la temporada 2016 hasta la 2017, el número promedio de usuarios únicos de Wi-Fi en las más de 71,000 plazas aumentó en 102%. Aún más impresionante es el aumento del 677% en el rendimiento de datos: de 507 Megabits por segundo (Mbps) en la temporada 2016 a 3,94 Gigabits por segundo (Gbps) en la temporada 2017.

 

Este año será el de la Transformación Digital en los Centro de Datos

La “transformación digital” en los centro de datos ha alcanzado gran popularidad en los medios de comunicación y los mercados de todo el mundo, sin embargo, existen beneficios reales al aceptar la migración de sistemas de información manuales y analógicos a sistemas digitales automatizados. Empresas como Boeing, Google, IBM y Uber logran éxitos notables al adoptar procesos digitales y los CEOs de otras compañías también lo están buscando.

Para Marc Bolick, Vice Presidente Senior en CommScope, en 2019 habrá más demanda de iniciativas de transformación digital que nunca, ya que “los CEOs finalmente se están dando cuenta de que, para que sus compañías sigan siendo relevantes, sus negocios necesitan transformarse. A medida que las redes y dispositivos 5G comiencen a aparecer en 2019, esto impulsará varios tipos de tecnología que serán necesarias y los administradores de centros de datos necesitan estar preparados”.

En la actualidad existen cinco tecnologías que continuarán impactando significativamente los centros de datos en 2019.

Estas se tratan  de red 5G, Internet de las Cosas (IoT), realidad virtual/aumentada (VR/AR), blockchain, e inteligencia artificial (AI).  En este artículo, CommScope nos da un vistazo de cómo estas tecnologías soportan dichas tendencias impulsando la transformación en los Centro de Datos.

 

1. Red 5G Inalámbrica

En un sentido muy real, nos estamos moviendo hacia la Internet de Todo, y el enlace entre los dispositivos y la red será inalámbrico. La tecnología inalámbrica 5G ofrece tasas de datos significativamente más altas y cobertura en muchos más lugares.

Las fuerzas de trabajo móviles, desde los equipos de ventas, servicio, mantenimiento y reparación, usarán aplicaciones más sofisticadas que se basan en transferencias de datos más rápidas y más confiables.

Inclusive, cada vez más los empleados en las oficinas utilizarán los servicios de 5G para trabajar más con sus teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles. “Por ejemplo, las organizaciones de ventas están proporcionando a sus representantes la capacidad de hacer videoconferencias, por lo que sus prospectos pueden ver testimonios o demostraciones de productos y el personal de reparaciones puede acceder a videos que muestran los pasos en un procedimiento de mantenimiento. Dos ejemplos más importantes son los automóviles autónomos y las “ciudades inteligentes” que requieren un gran ancho de banda”, añadió Marc Bolick.

Si bien la implementación generalizada de 5G no se realizará hasta dentro de algunos años, los centros de datos en 2019 deben prepararse para ello.

La infraestructura debe evolucionar para admitir un mayor ancho de banda inalámbrico y un uso de datos más generalizado.

Las compañías y los propietarios de edificios están mirando más allá de solo Wi-Fi para proporcionar servicios inalámbricos móviles sólidos y consistentes dentro de los edificios con sistemas de antenas distribuidas (DAS). En el entorno exterior, los proveedores de servicios están actualizando y expandiendo sus redes de fibra para llevar datos inalámbricos de regreso al núcleo de la red, o en muchos casos, a centros de datos al borde (EDGE) para situaciones en las que se requiere procesamiento local en aplicaciones de baja latencia, como automóviles autónomos o cirugías remotas. Las tecnologías como C-RAN (redes de acceso de radio en la nube o redes de acceso de radio centralizadas) y Edge Computing se implementará en 2019 para habilitar servicios inalámbricos 5G, ya que habrá más datos que procesar en el borde de la red.

2. Internet de las Cosas (IoT)

Uno de los casos de uso de 5G es soportar específicamente las aplicaciones IoT. A medida que las compañías implementan miles o millones de sensores cableados e inalámbricos que producen grandes cantidades de datos en bruto, éstos se convierten en información útil que proporciona valor para el usuario. El procesamiento de los datos se coloca más cerca de la fuente para reducir los requisitos de comunicación.

Por ejemplo, las compañías de bebidas están proporcionando dispensadores con sensores IoT que pueden informar sobre el uso y el inventario de cada máquina y transmitir esa información a una aplicación que puede programar un nuevo pedido y la entrega de nuevos suministros. De igual forma, las flotas de camiones autónomos ahora aprovechan el IoT para informar la ubicación, los niveles de combustible, el peso, temperatura y otros parámetros a una aplicación que determina los tiempos de entrega estimados, las paradas de combustible o el seguimiento de la carga.

Para otras aplicaciones industriales de IoT emergentes donde los procesos de producción se controlan en tiempo real, la infraestructura de red debe tener una latencia muy baja y una confiabilidad muy alta.

En 2019 los operadores de centros de datos utilizarán inteligencia aumentada en sistemas autónomos para hacer uso de las comunicaciones de igual a igual en el borde, lo que es nuevo para las redes 5G. La infraestructura de fibra óptica proporcionará una capacidad de transmisión confiable y de bajo costo para los centros de datos al borde, mientras que la ubicación de éstos cerca de los sensores y actuadores de IoT reducirá la latencia de la transmisión y los costos de transmisión.

3. Realidad Virtual/Aumentada (VR/AR)

La realidad aumentada (AR) es el uso de un dispositivo, como un teléfono celular, para mostrar datos relevantes mientras el usuario está mirando o haciendo algo en tiempo real. Este año se ha visto un aumento en AR ya que los técnicos sostienen los teléfonos mientras reparan un producto para ver un esquema del mismo, con instrucciones sobre cómo realizar la reparación. Por otro lado, la realidad virtual (VR) es una inmersión completa en un mundo virtual a través del uso de dispositivos audiovisuales. Por ejemplo, las clases de capacitación remota utilizan auriculares de realidad virtual para aprender los procedimientos de producción antes de poner un pie en una fábrica.

“Si bien AR puede ser compatible con las redes actuales debido a que los datos a menudo se descargan en un dispositivo de mano, VR requerirá video en tiempo real a través de un enlace de comunicaciones de Internet. Si la conexión no es confiable, el ancho de banda es demasiado bajo o la latencia es demasiado alta, la experiencia se degrada y puede volverse inútil. Dado que las comunicaciones empresariales son comúnmente basadas en video y el contenido de video ahora se origina desde dispositivos móviles, este nuevo año se verán redes 5G de mayor velocidad diseñadas para soportar el tráfico de punto a punto con una capacidad mejorada para soportar los datos generados en el dispositivo del usuario final”, puntualizó Marc Bolick.

4. Blockchain

Blockchain es una base de datos descentralizada que es codificada, inalterable, consensual, verificable y permanente. Cuando las personas escuchan “blockchain”, piensan en Bitcoin, pero hay innumerables usos potenciales para esta tecnología. Puede y está siendo utilizado para cualquier cosa que requiera un registro permanente, seguro y verificable al que se pueda acceder de manera descentralizada.

Para logística, se está utilizando blockchain para establecer información confiable, como saber dónde se fabricó un producto, cuándo se fabricó, cuándo se envió, dónde se encuentra y cómo llegó y cómo se usó. Es un sistema de cifrado público compartido en el que los usuarios distribuidos participan en la operación de la cadena de bloques. Todos tienen los datos de la cadena de bloques con una vulnerabilidad reducida al ataque.

Cualquier cosa que requiera o pueda aprovechar un proceso distribuido puede beneficiarse de Blockchain. Se puede aplicar cada vez que se necesita registrar y verificar un intercambio de información, por lo que tiene el potencial de interrumpir muchas funciones organizacionales, desde finanzas y adquisiciones, hasta fabricación, TI y ventas. Debido a sus beneficios, esta tecnología se adoptará cada vez más en 2019, lo que afectará a los centros de datos que albergan procesos distribuidos.

5. Inteligencia Artificial (AI)

La inteligencia artificial (IA) se ha desarrollado lentamente porque muchas personas tienen la idea de una máquina que piensa como un humano. Otra razón por la que la IA se ha desarrollado lentamente es que históricamente ha requerido computadoras masivas para soportarlo; sin embargo, esto está cambiando.

El costo del procesamiento de datos ha disminuido considerablemente; hoy los algoritmos de IA han mejorado, Edge Computing ha permitido que la IA se despliegue de nuevas formas; y esto continuará y de forma más dramática en 2019.

Para Marc Bolick el desarrollo de los modelos para ejecutar la IA se realiza en los grandes recursos centralizados en la nube. “Este modelo luego se descarga a la capa en ‘el borde’ donde la ejecución de AI proporciona beneficios en entornos locales sensibles. La AI al borde analiza y controla un proceso local, y luego envía la información a la nube, ayudando a mejorar un modelo de mayor nivel. Compañías como Google y Facebook están utilizando AI para refinar la operación de sus instalaciones, aumentando la disponibilidad y reduciendo la complejidad y los costos operativos”.

Para prepararse para un empuje continuo de la IA en 2019, las corporaciones adoptarán redes de alta velocidad y baja latencia junto con el procesamiento en el borde de alto desempeño. Segmentando la IA entre los recursos locales y centralizados combinará el poder de la nube central con la agilidad y el rendimiento de la inteligencia artificial basada en el borde.

Se trata de la infraestructura

Aunque estas tecnologías ya existen están en proceso de madurar y mostrar beneficios que traerán más adopción en 2019 y forzarán la transformación digital en el centro de datos. “Para prepararse para la transformación digital los administradores de centros de datos implementarán infraestructuras de red avanzadas para hacer que sus redes sean más rápidas, más ubicuas, confiables y seguras. Al migrar a redes de mayor velocidad, ampliar el alcance de los enlaces de fibra e inalámbricos, así como adoptar estrategias procesamiento en el borde de la red , las empresas pueden establecer una base firme para la transformación digital en 2019”, finalizó Marc Bolick, Vice Presidente Senior en CommScope.

Edificios inteligentes impulsan seguridad y reducen costos

Los incendios se han convertido en un problema que aqueja a varios negocios y empresas de México. Anualmente en ese país se registran cerca de 3 mil incendios estructurales, de los cuales 20% son causados por fallas en instalaciones eléctricas y otro 15% por aparatos electrónicos en mal estado, promediando una muerte por incidente. Además, las pérdidas económicas alcanzan los 4.8 billones de pesos, de acuerdo a las instituciones de seguros.

En la actualidad, México y varios países de Latinoamérica se han dedicado a construir de forma vertical grandes plazas comerciales, hospitales, hoteles y oficinas bajo el concepto de edificios inteligentes, esto con la idea de poder obtener el mayor rendimiento posible de los mismos sin gastar mucho en su mantenimiento. “Estas construcciones deben ser capaces de recopilar datos en todos los sistemas y presentarlos en un formato útil para los responsables de la toma de decisiones a través de soluciones inteligentes de infraestructura”, comentó Rafael Vásquez, Director General de Era Telecomunicaciones.

La verticalidad de los complejos previamente mencionados aumenta el riesgo de una tragedia en caso de que exista un incendio u otro tipo de accidente de esa índole por las dificultades que implicaría desalojarlo.

Varios edificios han empleado soluciones de última generación que permiten reducir la posibilidad de que ocurran siniestros e incluso disminuyen el consumo energético en las instalaciones.

“Soluciones de última generación funcionan desde el engine conectando cada luminaria a través de sensores, este define temperatura, iluminación y movimiento, por lo que detectan cualquier acción en las instalaciones”, comentó David Girón, Business Development Manager de Wtec AG.

Las luminarias, sensores y alarmas que utilizan este tipo de soluciones, al igual que la gran mayoría de los artefactos que tenemos hoy en día, ya forman parte del IoT o internet de las cosas; es decir que ya están conectadas a una infraestructura de red. En los edificios inteligentes, estos dispositivos están cableadas hacia un centro de datos, el cual hay que gestionar de la mejor manera posible y reducir a lo más mínimo cualquier riesgo de error humano para no caer en downtimeo fallas que pueden generar una tragedia.

“Existen alternativas para la gestión automatizada de centros de datos que permiten asegurar centros de datos y sobre todo facilitar el control de los mismos. Estas soluciones reportan de manera inmediata cualquier cambio no programado o desperfecto en la infraestructura de cableado, o en cualquier dispositivo que requiera un tratamiento especial para su conexión, como luminarias, alarmas, cámaras o controles de acceso, entre otros; los cuales ayudan a mantener más vigilado el edificio inteligente”, concluyó José Armas,Director Comercial de ERA Telecomunicaciones.

Tendencias en cloud computing para este 2019

¿Hacia dónde se dirige la nube este año, tanto en términos de tecnología como de los grandes proveedores que impulsan la industria? Según los expertos, en 2019 el mercado de cloud computing superará los 200,000 millones de dólares, un 20% respecto al año anterior.

 

Impulso de nube híbrida

Sin duda es un segmento de mercado importante, según las predicciones de la nube de Forrester. “Casi el 60% de las empresas norteamericanas ahora dependen de plataformas de nube pública, cinco veces el porcentaje que hace cinco años”, dijo un analista de Forrester. “Las nubes privadas también están creciendo rápidamente, ya que las empresas no sólo trasladan las cargas de trabajo a las mejores nubes públicas de hiperescala, sino que crean poderosas plataformas de nube locales en sus propios centros de datos, utilizando gran parte del mismo software de código abierto que pueden encontrar en las nubes públicas .

Gartner predice que para 2025, el 80% de las organizaciones habrán migrado de los centros de datos locales a la colocación, el alojamiento y la nube.

 

Google Cloud hará nuevos avances

Todavía es muy temprano, pero el nuevo CEO de Google Cloud, Thomas Kurian, tiene una gran oportunidad de ganarle a Google una parte más grande del pastel de participación en el mercado de la computación en la nube global, al convertir al proveedor en una mejor máquina de venta empresarial.

Si Kurian es capaz de comercializar mejor a Google como un proveedor empresarial, en lugar de ser un especialista en aprendizaje automático, puede esperar que la compañía mantenga su reciente impulso y obtenga una mayor participación del mercado global de AWS y Microsoft. En una descripción más general del mercado, Fabel de Canonical espera “ver que Google se centre en sus credenciales de AI, Microsoft en sus capacidades de migración de carga de trabajo y que Amazon continúe presionando a AWS en el espacio del sector público”.

El auge de la red de servicios.

Con el lanzamiento de AWS App Mesh y el código abierto de Google Istio, 2018 vio la llegada de la ‘red de servicio’. Esperamos que esta tecnología gane popularidad a medida que más organizaciones busquen una forma de administrar la complejidad y unificar la administración del flujo de tráfico, el cumplimiento de políticas de acceso y la agregación de datos de telemetría a través de microservicios en una consola de administración compartida.

 

Y de redes de aplicaciones.

“Salesforce, Workday, SAP, Oracle y otros líderes de aplicaciones están abriendo sus plataformas y agregando nuevas herramientas de desarrollo, integraciones y opciones de implementación, con la vista puesta en qué industrias específicas pueden apuntar para acelerar la adopción. Las aplicaciones SaaS se están convirtiendo en plataformas de desarrollo y ese cambio comenzará a dar frutos en 2019 “, escribe Bartoletti en Forrester, duplicando una predicción que hizo el año pasado. Sin embargo, tiene una buena razón, ya que la adquisición récord de Mulesoft por parte de Salesforce de  6.500 millones de dólares fue una clara jugada de integración.

 

Impulso sin servidor

Ross Winser, director de investigación senior de Gartner, por su parte predice: “Más del 20% de las organizaciones globales habrán implementado tecnologías de computación sin servidor para 2020, lo que representa un aumento de menos del cinco% en la actualidad”.

 

IDG.es

Hikvision lanza solución de detección de intrusiones

Hikvision lanzó su solución de detección de intrusiones, Radar de Seguridad. Esta solución utiliza tecnología de Hikvision para identificar con mayor precisión la ubicación y la ruta de movimiento de hasta 32 posibles intrusos, incluso bajo las más duras condiciones climáticas.

Esta solución fue diseñada para la vigilancia de espacios amplios y expuestos bajo las inclemencias climáticas, y donde el entorno del perímetro es demasiado complejo para la implementación sólo de cámaras de videovigilancia. Esta solución fue diseñada para su uso en lugares como puertos, aeropuertos y grandes áreas industriales abiertas, ofreciendo una detección sobre un amplio ángulo de 100° y hasta una distancia de 60m.

Utiliza tecnología de formación de haz digital y algoritmos de análisis inteligente para detectar con precisión todos los movimientos bajo todas las condiciones climáticas, manteniendo las falsas alarmas al mínimo. Es más, su cubierta con certificación IP67 garantiza la protección del equipo contra toda inclemencia climática.

 

El Radar de Seguridad de Hikvision puede también enlazarse simultáneamente con cuatro cámaras de domo PTZ de Hikvision.

Esta configuración no sólo activará una alarma al detectarse un intruso, sino que también activará la grabación de video, para ayudar con la verificación visual del intruso.

Además, las cámaras y el radar pueden instalarse en diferentes lugares. Esta solución de enlace de video permite que los usuarios vean, sigan pistas con exactitud y graben simultáneamente múltiples imágenes de objetos, al mismo tiempo que identifica sus movimientos precisos, como correr, caminar, agacharse y gatear.

Cuenta con múltiples modos de escena, lo que es conveniente para una variedad de aplicaciones. Por ejemplo, el modo Arbusto se adapta mejor a zonas rodeadas por vegetación densa, y es capaz de filtrar falsas alarmas como árboles sacudiéndose o fuertes lluvias. El modo Zona Libre es ideal para lugares grandes, abiertos y críticos, como puertos. Y el modo Personalización permite que los usuarios ajusten la configuración para adaptarse a sus necesidades particulares.

Es compatible con una gran variedad de soportes, como los soportes para PTZ Tipo Bala, para una fácil instalación. También admite alimentación a través de Ethernet (PoE) que permite a los usuarios conectar y operar de manera sencilla.

Qué esperar de Wi-Fi 6 en 2019

Wi-Fi 6, también conocido como 802.11ax, comenzará a desplegarse en las nuevas instalaciones en 2019, con una serie de actualizaciones tecnológicas destinadas a simplificar los problemas de la red inalámbrica.

La primera y más notable característica del estándar es que está diseñado para funcionar en los entornos de radio cada vez más congestionados de hoy. Es compatible con la tecnología multiusuario de entradas y salidas múltiples (MU-MIMO), lo que significa que un punto de acceso determinado puede manejar el tráfico de hasta ocho usuarios al mismo tiempo y a la misma velocidad. La generación anterior de puntos de acceso aún dividen su atención y ancho de banda entre usuarios simultáneos.

Aún mejor es el acceso múltiple por división de frecuencia ortogonal (OFDMA, por sus siglas en inglés), una tecnología que se toma prestada del mundo inalámbrico con licencia medio manejado por operadores. Lo que hace es subdividir cada uno de los canales independientes disponibles en un punto de acceso dado por un factor adicional de cuatro, lo que significa una menor ralentización para los puntos de acceso que atienden a un par de docenas de clientes al mismo tiempo.

En pocas palabras, más allá de ser más rápido que las versiones anteriores de WiFi, Wi-Fi 6 tendrá más capacidad para manejar la creciente densidad de clientes presente en la TI moderna. Ya sea que se trate de espacios de oficina cada vez más conectados, con televisores inteligentes y múltiples clientes por empleado, o IoT, con dispositivos conectados de cualquier tipo, Wi-Fi 6 está bien adaptado para satisfacer esas demandas.

 

Estado actual de la situación

Los puntos de acceso Wi-Fi 6 ya están en el mercado. El primero en llegar era Aerohive, pero los otros vendedores importantes le andan a la zaga. Las entradas iniciales de Aerohive son la AP630 y la triple banda AP650 y AP650X; esta última cuenta con antenas adicionales para un mayor alcance efectivo. Estas se venden por aproximadamente 1200 y 1400 dólares, respectivamente.

D-Link, Asus y TP-Link también han traído puntos de acceso Wi-Fi 6 al mercado, y los principales proveedores empresariales como Cisco y Aruba están con casi total seguridad marcando 2019 como el año para comenzar a vender sus dispositivos.

Los puntos finales, por supuesto, todavía no están disponibles, y los expertos parecen estar de acuerdo en 2020 como el año en que comience realmente la adopción masiva de Wi-Fi 6. Pero los profesionales de TI que diseñan las redes que tendrán que lidiar con esos puntos finales deben ir un paso por delante.

¿Por qué la demora?

Wi-Fi 6 ha tenido un camino difícil hacia el estado de casi adopción en el que se encuentra hoy. Los primeros borradores de la norma fracasaron dos veces antes de salir del comité de IEEE correspondiente, por lo que aún no se ha logrado la ratificación completa, aunque se espera en 2019. Parte de las consecuencias han sido que los proveedores han tomado el tema en sus propias manos, liberando el hardware antes de la ratificación final: una práctica habitual en el mundo de Wi-Fi, especialmente cuando esas compañías están relativamente seguras de que saben cuál será el estándar final.

Además, el proceso de introducción de un nuevo estándar de Wi-Fi en el mercado es largo aún en el mejor de los casos, ya que los chipsets siguen unos estándares preliminares unos meses, los puntos de acceso de los consumidores para los primeros usuarios siguen unos meses más tarde, las empresas aún algunos meses después de eso, y finalmente se llega a una amplia disponibilidad de puntos finales compatibles después de un año o más. Por lo tanto, si el consenso general de que las empresas con visión de futuro necesitan comenzar a planificar la conexión Wi-Fi 6 en 2019 es cierto, el uso activo de la norma en la producción podría no despegar hasta un año después.

 

Jon Gold, Networkworld.