Aplicaciones, Big data, Cloud Computing, Del dia, Desarrollo, Destacado, Internet de las Cosas, Noticias, Nuevos Productos, Tendencias, Transformación Digital, Wearables

Intel prepara nuevos chips para sus futuros wearables

Cada año Intel muestra en la Fashion Week de Nueva York los cambios de moda en el sector tecnológico. En ediciones previas la compañía ha exhibido pulseras, ropa inteligente y hasta una extraña araña robótica vestida con ropa del diseñador holandés Anouk Wipprecht. Sin embargo, su escaparate en esta ocasión ha sido muy distinto y más práctico.

Intel esta vez está apostado por wearables que parecen venir de otro mundo. La compañía estima que los mejores objetos electrónicos están aún por llegar, y pretende mejorar la forma en que las personas interactúan con ellos, comparten información y se entretienen.

Para alcanzar su objetivo, Intel ha comenzado a desarrollar una nueva versión de su chip Curie más pequeña y rápida que la existente, un chip que convertirá a los wearables en dispositivos más armoniosos, de acuerdo con Jerry Bautista, vicepresidente y director general de la división New Devices de Intel.

Aún hay muchos mercados sin explotar, especialmente en verticales como el cuidado de la salud, y todavía es difícil saber en qué momento Intel sacará al mercado un wearable comercialmente exitoso, aunque está claro que no parará hasta conseguirlo. “Es como Google: si sigues tirando cosas contra una pared, alguna puede adherirse”, explicó Nathan Brookwood, analista principal de Insight 64.

En todas las ferias y eventos, Intel continúa presentando sus wearables, equipados con sus chips y su software.

Las demostraciones de los objetos de la compañía han ido desde pequeños botones de camisa que pueden recopilar datos de la salud de la persona, hasta cascos para conductores y ciclistas que hacen más seguros sus recorridos por las vías públicas.

Recientemente, dos smartwatches de New Balance y de TAG Heuer han incorporado tanto hardware como software de Intel. Asimismo, los lentes inteligentes Oakley Pace Radar, dotadas de un sistema de entrenamiento virtual que monitoriza la actividad física, están equipadas con el software de la compañía californiana.

Los datos se han vuelto extremadamente valiosos y los wearables pueden ayudar a recopilar más información, especialmente biométrica, ya que son dispositivos de última generación que recogen datos y los envían a servidores cloud para ejecutar su análisis. De acuerdo con Bautista, Intel presta mucha atención a la forma en que se analizan los datos recopilados y se presentan al usuario.

 

Agam Shah