IA aumentará los ingresos un 34% y elevará los niveles de empleo un 14% en sector financiero

Aunque los líderes de la industria bancaria reconocen que la inteligencia artificial están remodelando su operación y tienen el potencial de transformar la relación con sus clientes, pocos planean aumentar significativamente las inversiones necesarias para habilitar estas tecnologías y capacitar a su fuerza laboral en el corto plazo.

Un estudio reciente elaborado por Accenture revela que si los bancos invierten en inteligencia artificial (IA) y la colaboración humano-máquina al mismo ritmo, podrían aumentar los ingresos hasta en un 34% y elevar los niveles de empleo un 14% para 2022.

“A medida que la inteligencia artificial se vuelve más especializada, su rol dentro de los bancos va más allá de la automatización para elevar las capacidades humanas”, dijo Viridiana Zurita, Socia Directora de Servicios Financieros en Accenture México. “Sin embargo, para beneficiarse del potencial de la inteligencia artificial, los bancos necesitan implementar “inteligencia aplicada” en todas las áreas de su negocio principal, es decir, la combinación estratégica de tecnología e ingenio humano. Para lograr esto, necesitarán el compromiso de los más altos niveles de liderazgo y el entendimiento de que esta evolución requerirá un cambio dramático en su fuerza laboral”.

Según el informe, el 76% de los 100 ejecutivos encuestados, dijo que la tecnología inteligente será fundamental para la diferenciación en el mercado de su organización, y el 39% cree que estará detrás de cada innovación que implementen en los próximos tres años.

Si bien los bancos reconocen que obtener la colaboración entre humanos y máquinas es fundamental, pocos han realizado para aprovechar todo el valor que se encuentra en la intersección de las personas y las máquinas inteligentes. Por ejemplo, los ejecutivos de los bancos creen que solo uno de cada cuatro de sus empleados, en promedio, está listo para trabajar con IA. Además, solo el 3% de los ejecutivos dijo que su organización planea aumentar significativamente su inversión para volver a capacitar a sus trabajadores en los próximos tres años.

“Los bancos necesitan comprometerse con la capacitación de su fuerza laboral para aprender a colaborar con tecnologías inteligentes, de otra forma, esto obstaculizará significativamente su implementación”. Señaló Viridiana Zurita. “La única forma en que los bancos pueden beneficiarse de la inteligencia aplicada es asegurando que los datos y sistemas se administren de manera transparente y responsable, y las personas son esenciales para entrenar máquinas responsables”.

Al respecto, los empleados son optimistas sobre el impacto de la IA de su trabajo, el 67% de los 1.300 empleados bancarios creen que el trabajar con inteligencia artificial mejorará su equilibrio trabajo-vida, y el 57% esperan que les ayude a ampliar sus perspectivas de carrera.

La investigación también sugiere que hay una base sólida sobre la cual impulsar la inversión en habilidades de IA. De hecho, el 67% de los ejecutivos de banca senior creen que su compañía generará aumentos netos de empleos en los próximos tres años a través de inteligencia artificial.

“No solo los bancos, también el resto de las compañías en la industria de servicios financieros tienen trabajo por hacer antes de poder determinar la mejor manera de emplear herramientas inteligentes”, subrayó Zurita, “Pueden comenzar construyendo una estrategia para toda la empresa enfocada en la inteligencia aplicada, reinventando cómo se hace el trabajo hoy y determinando qué pasos deben tomar para pasar a un estado de colaboración avanzada, donde los humanos ayudan a la Inteligencia Artificial a ayudar a los humanos”.