Inversión digital, sinónimo de crecimiento: Accenture

inversión digital
Las nuevas oportunidades de crecimiento y la mejora del rendimiento son más fáciles de localizar cuando se invierte en tecnologías, lo que repercute positivamente en la experiencia del cliente, según un estudio de Accenture.

Las compañías de alto rendimiento dedican hasta el 55% de sus presupuestos de las TI a desarrollar capacidades estratégicas que sirvan de apoyo al crecimiento y al rendimiento del negocio, mientras que el resto de las compañías sólo invierten un 37%, según las cifras del informe Alto Rendimiento en TI: Definido por lo Digital elaborado por la firma global de consultoría, tecnología y outsourcing Accenture.

Según los datos recogidos al entrevistar a directivos de TI de más de 200 empresas globales de diferentes sectores, el índice de adopción de las tecnologías clave (como son el analytics, seguridad, cloud computing, movilidad o social media) fue mayor entre las empresas de alto rendimiento en TI que en el resto. Al parecer, las empresas han reconocido y adoptado el impacto transformador de las TI digitales para  crear nuevos servicios y productos que les ayuden a crecer.

Es evidente el movimiento cada vez mayor de los líderes TI hacia el ambiente cloud, el 33% de los ejecutivos respondió que está sustituyendo los antiguos componentes por alternativas cloud públicas y privadas, mientras que el 15% ya administra de forma centralizada una infraestructura híbrida plenamente virtual y administrada dinámicamente, lo que hace que obtengan beneficios antes que otras organizaciones.

Además, queda claro que son estas empresas las que sacan mayores ventajas del cloud, un 33% observa una reducción directa de los costos como consecuencia de sus inversiones en cloud, mientras que sólo un 14% del resto de organizaciones observa resultados similares. Asimismo, el 40% observa mejoras cuantificables en la agilidad en TI.

Mantendrán sus configuraciones híbridas

Las empresas prevén operar en un ambiente de TI híbrido en un futuro cercano, aunque se mantienen cautelosas respecto a nuevos modelos, ya que estiman que en el año 2020 seguirán manteniendo casi seis de cada diez de sus aplicaciones (59%) en un modelo tradicional de licencias.

De acuerdo con el informe de Accenture, las empresas de alto rendimiento están siendo pioneras en llevar la movilidad a sus negocios, el 69% de ellas apuesta por las transacciones móviles frente al 42% del resto de organizaciones.

“Las empresas que marcan el camino en el uso de las TI entienden cómo pueden aplicarse las nuevas capacidades digitales y van más allá de la eficacia operativa y la productividad en TI e invierten más en tecnologías de forma que impulsan el crecimiento futuro”, aseguró  Fernando Acevedo, managing director de Technology Consulting de Accenture.

Otra de las vertientes importantes es el valor que puede extraerse a todos los datos que se generan y cómo analizarlos. Las inversiones de los líderes en el uso de las TI empiezan a obtener resultados.

El estudio revela que las empresas de alto rendimiento duplican al resto de organizaciones en lo que respecta a la consecución o la superación de resultados de negocio en áreas clave como la administración de datos (el 77% frente al 30%), la gestión de contenidos (77% frente al 23%) y los análisis predictivos (54% frente al 21%). Y un 46% afirma que ya ha desarrollado y aprovechado del conocimiento del comportamiento de los clientes, frente al escaso 3% del resto de organizaciones.

Las prioridades

Entre las prioridades de los encuestados están los clientes, y por eso ellos guían sus estrategias de inversión en TI. Tampoco hay que olvidar la atención que prestan a la protección de sus negocios digitales, cuya actualización es uno de los problemas principales de estas empresas, y muchos de ellos admiten que no han invertido lo suficiente (44%).

En general, todavía hay mucho por hacer para que se adopten estrategias de defensa, ya que el 75% de las organizaciones de alto rendimiento considera que la reducción de su perfil de riesgo es una prioridad.