IoT, una tendencia en crecimiento

Internet de las cosas (IoT) continúa como una de las tecnologías innovadoras y rentables para automatizar las labores manuales y que proporcionen una mejor experiencia al cliente dentro del contexto empresarial.

De acuerdo con Gartner, para el 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26.000 millones de dispositivos, además de computadoras, smartphones y tablets, conectados, gracias a IoT.

Por su parte, México en 2020, tendrá 200 millones de dispositivos conectados a la red lo que posicionará al país en el Top 5 de América Latina con mayor adopción del IoT, según datos de la consultora Deloitte México.

El aumento de la incorporación de la IoT como parte de la estrategia de transformación digital en el mundo empresarial de debe a que puede traducirse en réditos económicos significativos. McKinsey & Company estima que “la IoT tendrá un impacto económico potencial total de entre $ 3.9 billones a $ 11.1 billones anuales para el año 2025”.

Desde luego, las empresas de servicios públicos y de telecomunicaciones no son ajenas a esta tendencia y cada vez más adoptan esta tecnología para transformar los procesos empresariales y operar de manera eficiente, al tiempo que obtienen información sobre los hábitos de consumo, intereses y problemáticas de sus usuarios. Estos grandes volúmenes de datos les facilitan a las organizaciones la toma de decisiones encaminadas a optimizar sus flujos de trabajo y generar oportunidades de negocio, creando productos y servicios personalizados, predictivos y ajustados a las necesidades de sus clientes.

 

Beneficios del IoT para las utilities y las telcos

1. Asegurar una base de datos acerca de los clientes y anticiparse a cambios del mercado

Gracias a la información obtenida a través de la IoT, permite que las utilities y las telcos mejoren la experiencia de sus clientes y generen diferenciadores frente a su competencia. Teniendo en cuenta que las estimaciones indican que por cada individuo habrá 26 dispositivos conectados, hacer uso efectivo de estos datos es clave para que estas empresas se posicionen en el mercado.

2. Conectividad y movilidad

Dos aspectos clave que impactan el incremento de la productividad del negocio ya que, la IoT mantiene información disponible y actualizada desde cualquier lugar, que puede ser consultada utilizando dispositivos de fácil portabilidad, posibilitando avanzar en la tecnificación de los procesos críticos de negocio.

3. Medio ambiente

Compromiso con el mayor ahorro del consumo de energía, asegurando el uso de tecnologías verdes que optimicen el consumo de recursos.

4. Digitalización industrial

La transferencia de información en línea reduce costos, riesgos y esfuerzos operativos, debido a que disminuye actividades back office para el registro de datos, errores de digitación y labores de gestión documental tales como control de planillas y formularios.

“Las empresas de servicios públicos y las de telecomunicaciones enfrentan múltiples desafíos como parte del proceso de disrupción digital. Por esta razón, a la hora de incorporar tecnologías como la IoT dentro de sus operaciones, estas organizaciones deben seleccionar cuidadosamente un proveedor tecnológico especializado en el sector, que cuente con experticia en el manejo de esta clase de herramientas, y que garantice la seguridad en la gestión y en el análisis de los datos almacenados”, puntualizó Jesús Sánchez; Vicepresidente de Mercadeo.