Aplicaciones, Comercio Electrónico, Del dia, Desarrollo, Destacado, Industria, Infraestructura, Movilidad, Network World, News, Noticias, Redes, Seguridad, Tecnologia

JavaScript se mantendrá como estándar para el desarrollo de aplicaciones

Progress señala que si hay un pronóstico seguro para 2017 es que la cultura dominante de la industria de desarrollo, la cual será controlada cada vez más por algunas vertientes claras en las que prevalecerá JavaScript como el lenguaje estándar para que el código proyectado por el desarrollador pueda ser efectivo y funcional en cualquier tipo de navegador y sin restricción de hardware.

Asimismo, se continuará observando el crecimiento en la exigencia de extrema rapidez en el desarrollo y, asociado a ella, la de construir líneas de código altamente adaptables y efectivas para responder a la demanda de aplicaciones sensibles al contexto y residentes ante los riesgos cada vez mayores del ambiente en nube.

Con JavaScript ahora funcionando como un código del lado del servidor y direccionando a aplicaciones iOS y Android, está siendo cada vez más y más difícil encontrar un ecosistema de software en el que JavaScript no ejerza una fuerte influencia. Además de eso, JavaScript está prevaleciendo entre grandes empresas gracias a Node.js y a Microsoft TypeScript.

“En 2017 vamos a ver que JavaScript – y Node específicamente – comenzarán a robar los negocios de C# tradicional en los casos de uso de Java para empresas”, señaló Burke Holland, director de Relaciones con Desarrolladores de Progress.

Las herramientas de desarrollo tienden a ser más accesibles que nunca en función de las necesidades de negocios que imponen un ciclo de producción y activación cada vez más reducido para las aplicaciones.

El crecimiento de las apps desechables

De esta manera, durante este 2017 se observará un avance de las aplicaciones desechables, reforzándose este fenómeno que también deriva de la aceleración de las demandas. Estamos hablando de aplicaciones altamente presionadas por el “time to market” y creadas para resolver un problema específico y que jamás serán utilizadas nuevamente.

Esto será en tanto la nueva tecnología disponible permita que los desarrolladores creen una aplicación de forma mucho más eficaz y más rápida, convirtiendo el software desechable en una práctica más razonable y financieramente justificada.

N de P. Progress