La gestión de información gana peso en Symantec

La semana pasada Symantec anunció que al finalizar el proceso de separación anunciado en octubre, el negocio que se encargará en su totalidad de la gestión de la información se denominará Veritas Technologies Corporation.

La nueva compañía será independiente y cotizará en bolsa. Por otra parte, el nombre de Symantec seguirá con toda la gestión del negocio de seguridad. Ante la revelación del nuevo nombre, Michael A. Brown, CEO de Symantec, destacó que “Veritas sigue siendo una fuerte marca que cuenta con enorme patrimonio neto con nuestros clientes, partners y empleados. El nuevo logotipo refleja la capacidad de Veritas de solucionar los desafíos más críticos en materia de información a los que se enfrentan nuestros clientes hoy en día y a los que se enfrentarán en el futuro”.

Ahora Symantec reveló sus resultados con respecto al tercer trimestre del 2014, concluido el 2 de enero del año en curso. En este periodo, la compañía de seguridad obtuvo un volumen de ingresos de 1,6387 millones de dólares, una leve decaída con respecto a los 1,705 millones recolectados en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el margen operacional sumó medio punto más, llegando a 30.4%, donde Veritas registró un crecimiento del doble dígito, estimulado por la demanda de appliances y software NetBackup.

Dentro de todo este ejercicio, se sigue destacando la seguridad para el endpoint empresarial, mismo que ascendió 5%. Brown destacó en este aspecto que los ciberataques siguen estando a la orden del día, y que los endpoints son el objetivo del 70% de ellos. “Mediante el aprovechamiento de las capacidades de telemetría amenazas de Symantec, seguimos previniendo ataques en cientos de millones de endpoints de empresas y consumidores. En los próximos trimestres, vamos a ofrecer capacidades de protección avanzada contra amenazas más potentes, que ayudarán a detectar y a remediar los ataques,” aseveró el ejecutivo.

Symantec confía en que esta separación le permita reducir la complejidad operativa, mejorar la flexibilidad estratégica y establecer nuevas alianzas, desarrollar estrategias independientes de adquisiciones, además de poner en marcha políticas distintas de asignación de capital.

 

-Karina Rodríguez, Computerworld México.