La Inteligencia Artificial creará más trabajos de los que eliminará: Gartner

La inteligencia artificial ocupa el centro de muchas de las preocupaciones de las fuerzas de trabajo actuales. El temor y la certeza de que destruirá cientos de miles de empleos son ciertos. Concretamente, 1,8 millones de puestos para 2020, según Gartner.

Pero, para buena noticia, el mismo estudio de la consultora asegura que creará trabajos a un ritmo más rápido y, para ese año, habrá 2,3 millones de empleos nuevos en todo el mundo. Además, en el tramo de 2020 a 2025, esta tecnología creará, por sí sola, otros dos millones de trabajos más.

La cifra variará según las industrias. Por ejemplo, las profesiones relacionadas con la atención sanitaria, el sector público y la educación experimentarán un auge, mientras que los procesos rutinarios y de fabricación se verán muy afectados. “Las innovaciones significativas se suelen asociar a un período de transición de pérdida temporal de empleo, seguido de una recuperación y de cambios de modelos en los negocios”, explica Svetlana Sicular, vicepresidenta de investigación de Gartner. “Probablemente, la inteligencia artificial seguirá esta ruta”.

Una de las cuestiones principales es que la inteligencia artificial eliminará muchos puestos de nivel medio y bajo que sustituirá por nuevas profesiones de alta cualificación.

Por otra parte, en la consultora advierten que no hay que confundir inteligencia artificial con automatización. Esta última, está eclipsando los poderes de la inteligencia artificial.

Además, emplaza a los directivos de TI a prever, con cada inversión que hacen en esta ciencia, cuantos trabajos se perderán, cuantos se crearán y cómo se transformaran los entornos de colaboración y la toma de decisiones. “Para obtener valor es necesario enriquecer los trabajos de las personas con IA, formarles y transformar su cultura para que se adapten rápidamente”.

Una fuerza compatible

El estudio trata de demostrar que la inteligencia artificial se acomodará a las necesidades de los trabajadores.

El informe asegura que uno de cada cinco empleados que se dediquen a tareas no rutinarias dependerá en parte de dicha tecnología.

“Utilizar la inteligencia artificial para generar informes automáticos o seleccionar correos importantes no tendrá tanta importancia como, por ejemplo, curar una enfermedad, por lo que estos usos a corto plazo pasan desapercibidos”, asevera Craig Roth, vicepresidente de investigación de Gartner. “Las empresas acaban de empezar a aprovechar la oportunidad de mejorar el trabajo no rutinario. Una vez que los trabajadores incorporen estos procesos entre sus tareas los empleados robot se convertirán en una necesidad competitiva”.

Otro dato aportado por el estudio asegura que el aumento del uso de la inteligencia artificial generará 2.9 billones de dólares en valor comercial y 6.200 millones de horas de productividad del trabajador en 2021.

 

IDG.es