La Inteligencia Artificial te ha estado utilizando durante años

La Inteligencia Artificial (IA) ha revolucionado la industria de la salud y la forma en que encontramos el conocimiento. Y como si eso fuera poco, el monstruo insaciable de la IA también prueba su “mano digital” como artista. Pero, ¿qué pasa si la Inteligencia Artificial nos ha estado usando durante mucho tiempo para ser más intuitivos y humanos; y las grandes compañías tecnológicas están haciendo un trabajo brillante para ocultarlo?

El medio de comunicación The Verge publicó a mediados de junio un interesante informe sobre Inteligencia Artificial cuyos puntos clave pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Cada vez que usa un CAPTCHA, a través del etiquetado está entrenando de alguna forma a la Inteligencia Artificial.
  • Al usar un servicio como Expensify para el control de gastos, no se trata de un programa que lee sus recibos, sino de personas.

Algunas compañías tratan con esto abiertamente, otras tienden a negarlo.

La pregunta de si CAPTCHAs y AI Training van de la mano fue planteada por alguien en Reddit a mediados de 2017 y TechRadar informó al respecto a principios de 2018. El hecho de que los proveedores como Expensify están recurriendo a la ayuda humana tampoco es realmente nuevo, y fue por ejemplo informado por WIRED a finales de 2017.

Sin embargo, son muy interesantes los vínculos entre programas supuestamente inteligentes, su capacitación y el trabajo humano. Así surgen tres opciones diferentes:

Opción 1: Se nos muestra una imagen o archivo, por ejemplo, con un CAPTCHA, y nos hacemos cargo de la tarea. Desciframos un texto poco claro, seleccionamos imágenes con ciertos contenidos o algo similar. Hacemos el etiquetado y la imagen, junto con la etiqueta, sirven a la IA para una futura asignación. Ahora, por supuesto, uno puede objetar que en el contexto de un CAPTCHA ya debe determinarse al principio cuál es la “selección/respuesta correcta”. Pero el entrenamiento de IA esencialmente funciona a través del aprendizaje repetido de patrones, y ¿quién dice que CAPTCHA ya sabe (todas) las respuestas correctas con 100% de certeza? Y si se le pide que escriba dos palabras poco claras, una de ellas podría ser el CAPTCHA real, y la segunda podría ser un nombre de calle de Google Street View o un fragmento de texto de un libro que no fue legible para la IA.

 

Opción 2: Esta es una situación turca, que en realidad es un caso muy molesto y se refiere a “El turco”. No tiene nada que ver con Turquía o un pavo. Por fuera, se presenta un “performance” como resultados de la máquina, mientras que en el proceso había humanos parcial o incluso completamente involucrados. Si tiene ganas de hacerse cargo del trabajo de las máquinas, que luego reúnen todos los elogios, puede registrarse en Amazon Mechanical Turk. Luego puede resolver tareas por unos pocos centavos, como escribir palabras que aparecen en un documento. Suena divertido.

 

Opción 3: Una combinación de las dos opciones anteriores que se pueden encontrar en proyectos más complejos.

 

Aquí hay dos explicaciones breves:

CAPTCHA significa “prueba de Turing pública completamente automatizada para distinguir a las computadoras y los humanos” y este control de seguridad fue desarrollado para detener el Spam y el uso no deseado de los servicios Web por parte de bots automatizados y para distinguir claramente a los humanos de las máquinas. reCAPTCHA es un servicio CAPTCHA operado por Google desde 2009. reCAPTCHA también está diseñado para digitalizar libros, así como nombres de calles o números de casas de Google Street View.

“El turco” era una ilusión (mecánica) que permitía que un maestro humano de ajedrez se escondiera dentro para operar la máquina. Fue construido a finales del Siglo XVIII por Wolfgang von Kempelen para la emperatriz María Teresa de Austria. El tipo que jugaba al ajedrez de incógnito en la máquina era bastante bueno y, entre otros, derrotó a Napoleón Bonaparte y Benjamin Franklin. El nombre inusual de la máquina se refiere a la vestimenta oriental de la figura. Por qué estaba vestida con atuendo oriental no tiene ningún sentido hoy. Parece que Europa era un lugar realmente extraño en aquel entonces. Naturalmente, Amazon se ha referido a esta ilusión con su Mechanical Turk o “MTurk”.

Por supuesto, la IA continuará mejorando y, en algún momento, podrá hacerlo completamente sin ayuda humana. El hecho de que aún no hayamos alcanzado este paso es tranquilizador y al mismo tiempo inquietante.

¿Podría demostrar que no eres un robot que ayuda a los robots a actuar como humanos? ¿Cómo se siente sobre eso?

 

Por: David Montoya, Director Regional de Paessler América.