La oferta en ciberseguridad aún no satisface a la demanda

Un informe del Instituto de Transformación Digital de Capgemini, señala que la brecha en materia de ciberseguridad está aumentando provocando una necesidad urgente de implementar nuevas estrategias de búsqueda y retención de personal con esas habilidades para que las organizaciones limiten los riesgos y generen ventajas competitivas.

El informe Cybersecurity Talent: The Big Gap in Cyber Protection muestra que de todas las competencias digitales necesarias para las organizaciones con aspiraciones al liderazgo digital las relativas a la ciberseguridad son las que presentan una mayor brecha entre la demanda y la oferta.

“La deficiencia de competencias en materia de ciberseguridad tiene un efecto muy real en las organizaciones”, afirma Mike Turner, director de Operaciones de la práctica de Ciberseguridad de Capgemini a nivel mundial. “Invertir meses y no semanas en encontrar candidatos adecuados no solo resulta ineficiente, sino que, además, deja a las organizaciones peligrosamente expuestas a los casos cada vez más extendidos de ciberataques. Los responsables de las empresas deben replantearse con urgencia la manera de buscar y retener talento en este campo, especialmente si desean maximizar los beneficios de la inversión en transformación digital”.

Para el estudio se encuestó a más de 1,200 directivos de alta dirección y empleados, y se analizó el sentimiento en redes sociales de más de 8,000 empleados de ciberseguridad.

Según las previsiones, la demanda de personas con conocimientos en ciberseguridad es ya una realidad que, además, aumentará en el futuro un 68% de los encuestados señala que existe una alta demanda de estos perfiles hoy en día, y el porcentaje aumenta hasta el 72% ante la cuestión de si está necesidad continuará en 2020.

En un contexto de crecientes casos de ciberataques y en un momento en el que las organizaciones tienen necesidad no solo de protegerse sino también de conseguir la máxima ventaja competitiva de su digitalización, el informe recomienda el establecimiento de una serie de prioridades tácticas a los responsables del mundo empresarial:

  •  Integrar la seguridad
  •  Maximizar el conjunto de competencias ya existente
  •  Salir del camino preestablecido
  •  Reforzar la retención de capital humano

Redacción