Los temas de ciberseguridad para la Próxima administración

A medida que se van desarrollando los objetivos del gobierno federal entrante de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se debe prestar especial atención a ciertos asuntos relacionados con la ciberseguridad nacional y el desarrollo e implementación de las nuevas tecnologías.

La necesidad de una mejor infraestructura tecnológica tiene que ser una prioridad, y se debería hacer hincapié en la ciberseguridad y tecnología que protegen a las entidades públicas, a las corporaciones, y a los ciudadanos mexicanos de los ataques cibernéticos.

Consciente de todas las repercusiones que esto implica, Laura Jiménez, directora regional de Darktrace para Latinoamérica, comparte sus sugerencias para mantener una red gubernamental segura y ayuda a México a convertirse en un competidor relevante en el sector global de Inteligencia Artificial (IA).

México podría abordar los siguientes asuntos:

1. Escasez de Personal Experto

Las posiciones profesionales de ciberseguridad en el país están – y siempre han estado – faltas de personal, debido principalmente a dos razones. Primero, México no es el único país que carece de una falta de las habilidades cibernéticas; los expertos estiman que haya más de un millón de puestos de ciberseguridad que no están ocupados a nivel mundial.

La educación en ciberseguridad, la IA, y otras tecnologías emergentes no han evolucionado tan rápido como la tasa de desarrollo de la tecnología, lo que ha llevado a una escasez de habilidades que cada país busca superar.

La segunda razón respecta a una indiferencia de décadas a la relevancia de la utilización tecnológica para la ciberseguridad, lo que lleva a una falta del presupuesto necesario para una implementación adecuada en todo el país. El gobierno enfrenta el reto de impulsar a las instituciones educativas para formar y capacitar a los ciudadanos mexicanos en los campos necesarios de ciberseguridad e IA para aumentar la mano de obra profesional. En términos concretos, se debe presentar un plan enfocado en la reasignación de fondos gubernamentales para fomentar los estudios de educación superior sobre la tecnología, la ciberseguridad, y la IA en México.

 

2. Fortalecer una cultura de ciberseguridad

Se están tomando medidas para consolidar una cultura de IA en nuestro país, sin embargo, las autoridades aún están poniéndose al día ante los rápidos avances tecnológicos que realiza la industria privada, y luchando por mantenerse al día con los ciberataques avanzados. Los hackers siguen desarrollando nuevas técnicas y ataques para infiltrar las defensas.

El gobierno no solo necesita asegurar que se puedan detectar estas amenazas y protegerse de los atacantes, sino que también ayuda a crear un sentido más amplio de la conciencia digital y la prevención contra los ciberataques.

El sector privado no solo se beneficiaría de los programas gubernamentales con el objetivo de aumentar la conciencia, sino también las dependencias públicas, así como todos los ciudadanos mexicanos, ya que toda nuestra información sencilla y privada podría estar en riesgo en cualquier momento.

3.Mejores alianzas internacionales

Tener en cuenta el contexto internacional, podría ayudar a implementar mejores prácticas. Al crear y unirse a tratados y cumbres internacionales, México se beneficia enormemente, tanto en el nivel sectorial público como en el privado. México debe unir fuerzas con otros gobiernos y mercados para aprender de ellos y mejorar la infraestructura digital actual del país, la cual necesita ser modernizada y reforzada durante el próximo sexenio.

 

4. Impulsar con mayor fuerza la Estrategia de Ciberseguridad Nacional

La nueva estrategia de Ciberseguridad Nacional, creada el año pasado, representa un gran paso adelante para continuar adaptándonos al panorama digital en constante evolución. La estrategia, basada en un marco complejo y comprensivo cuenta con ocho pilares: conciencia, cultura y prevención, desarrollo de capacidades, coordinación y colaboración, investigación y desarrollo, estándares y criterio técnico, protección de infraestructuras críticas, marco legal, medición y monitoreo. Todos están vinculados a cinco objetivos principales: la sociedad y los derechos, la economía e innovación, las instrucciones públicas, seguridad pública, y seguridad nacional.

Ante los significativos costos que representan los ciberataques exitosos en México, lo anterior debe seguir siendo una prioridad tanto por razones económicas como para garantizar que la información sensible de las empresas y los ciudadanos permanezca segura.

 

5. Aplicar Inteligencia Artificial

Varios estudios han demostrado que la implementación de la IA puede impulsar el PIB de un país. Crear alianzas con el sector privado para redistribuir las inversiones puede ayudar a mejorar el desarrollo de dichas tecnologías en México. Como se puede imaginar, esto representa una iniciativa muy exhaustiva y ambiciosa, y se debería considerar así. Es esencial que el nuevo gobierno siga desarrollando estas esfuerzas en todos sus asuntos internos, y también busque nuevos canales de colaboración para asegurar que los ciudadanos estén protegidos y se sientan cómodos con las nuevas implementaciones en el sector.

 

Por: Laura Jiménez, director regional de Darktrace para Latinoamérica.