Aplicaciones, Del dia, Desarrollo, Destacado, Industria, Movilidad, News, Noticias, Seguridad, Sistemas Operativos, Smartphones y Tabletas, Tecnologia, Tendencias

Microsoft cierra la división de smartphones Lumia con Windows Phone

[widget id="text-31"]

Microsoft admite que mantendrá las actualizaciones de seguridad, pero no fabricará nuevo hardware. El mercado de desarrolladores deja de recibir el respaldo de la compañía. Esta es la crónica de una muerte anunciada.

Mediante una serie de tweets, Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de sistemas operativos de Microsoft ha dejado entrever que el gigante del software no desarrollará nuevas funcionalidades ni fabricará nuevo hardware para el ecosistema Windows 10 Mobile.

En los últimos meses, se barajaba con el hecho de que Microsoft pueda actualizar la plataforma con nuevas características, así como la posible llegada de nuevos terminales entre los que cabía esperar el proyecto de Surface Phone. Finalmente, conocemos hoy mismo que no habrá más teléfonos con ese sistema operativo. Las declaraciones de última hora por parte del directivo dejan claro que el sistema operativo pasa a un mero estado de corrección de errores y actualizaciones de seguridad para los usuarios actuales, pero no habrá nuevo hardware.

“Seguiremos apoyando la plataforma ofreciendo actualizaciones de seguridad y aplicando corrección de errores, pero el desarrollo de nuevas características o la fabricación de nuevo hardware no son nuestro foco”, afirma Belfiore. La plataforma de Windows Phone de Microsoft no ha parado de perder cuota de mercado a lo largo de los últimos años, y aunque los desarrolladores seguían ofreciendo aplicaciones de primer nivel dentro de lo que son las redes sociales, era evidente que la situación era difícil de sostener. Belfiore no ha tenido problema alguno en afirmar que cambió a dispositivos Android hace tiempo, al igual que Bill Gates, lo cual no implica que Microsoft seguirá apoyando a los clientes de Windows 10 que quieran utilizar Android e iOS en sus dispositivos. La compañía parece estar más centrada en potenciar el uso de dispositivos múltiples y tecnologías basadas en la nube que no siempre implican a Windows.

El directivo también menciona que han intentado mantener incentivado a los desarrolladores de aplicaciones, pero el volumen de usuarios es demasiado bajo para que las empresas sigan invirtiendo. Con este paso, la compañía parece admitir una realidad, que no es otra que no hay nada que hacer frente a los competidores Android e iOS en el entorno de movilidad. Un ejemplo claro es como Microsoft se ha esmerado por adaptar sus aplicaciones de Office o el navegador Edge para otras plataformas diferentes a Windows Phone, asegurándose de ofrecer la mejor experiencia de uso posible. El mismo caso se repite con su asistente de voz Cortana, disponible actualmente tanto para dispositivos iOS como para Android.

Alfonso Casas

 

Deja un comentario